14:33 GMT +313 Diciembre 2019
En directo
    Las protestas en Ecuador

    "Ecuador tiene un discurso de Guerra Fría al culpar a Rusia y Venezuela por movilizaciones"

    © REUTERS / Carlos Garcia Rawlins
    Entrevistas
    URL corto
    La crisis en Ecuador tras las medidas económicas de Lenín Moreno (261)
    14308
    Síguenos en

    MONTEVIDEO (Sputnik) — El Gobierno de Ecuador tiene un discurso de Guerra Fría cuando culpa a Rusia y a Venezuela de intentar desestabilizar al país y los señala como el "eje del mal", dijo a Sputnik el excanciller ecuatoriano Ricardo Patiño.

    "Las autoridades de Ecuador tienen un discurso de Guerra Fría: construyen un encuadro mediático y luego lo utilizan, ponen algunos actores como los malos de la política, como en este caso a Rusia y Venezuela (...) es parte de una manera de concebir la política", dijo quien fuera ministro de Exteriores de Ecuador entre 2010 y 2016.

    El 17 de octubre, la ministra de Gobierno (Interior) de Ecuador, María Paula Romo, dijo al diario El Comercio que "los indicadores más elementales y tendencias en redes en contra del Gobierno se levantaban en Venezuela, algunos ataques tenían IP en Rusia; espero que las investigaciones nos den una certeza sobre el nivel de concertación. Yo creo que existió".

    Romo se refirió en otras oportunidades a "ataques" en redes sociales con transmisión de "información falsa" y observó que le llamaba "la atención que una protesta haya sido transmitida en vivo por el canal público del Gobierno ruso", en referencia al canal RT.

    El director del Departamento de América Latina del Ministerio de Exteriores ruso, Alexánder Schetinin, dijo el 18 de octubre que Ecuador debería recurrir a los "mecanismos de cooperación" y diálogo si tiene cuestiones que plantear a Rusia sobre alguna supuesta intromisión en los asuntos del país.

    "Si la parte ecuatoriana tiene alguna inquietud, existen mecanismos de cooperación que operan entre nuestros países en el espíritu de esas relaciones amistosas que se han establecido y que se mantienen", dijo el diplomático ruso.

    Desde el 2 de octubre, Ecuador se vio convulsionado por una serie de protestas en contra de la eliminación del subsidio a la gasolina de 87 octanos y al diésel, además de otras reformas financieras y laborales, decretadas por el presidente Moreno el día anterior.

    El domingo 13, con la mediación de la Organización de las Naciones Unidas y de la Conferencia Episcopal Ecuatoriana, y la veeduría de las diferentes funciones del Estado, los movimientos indígenas que encabezaban las protestas y el Gobierno llegaron a un acuerdo que puso fin a las manifestaciones anulando el decreto que eliminaba el subsidio al combustible.

    Durante las protestas se registraron hechos vandálicos, violencia y saqueos sin precedentes, y entre el 3 y el 13 de octubre hubo ocho muertos y 1.340 heridos, según la Defensoría de Pueblo, que contabilizó además 1.192 personas detenidas.

    Caso Assange y Bini

    Por su parte, Patiño consideró que el Gobierno de Ecuador "miente de forma compulsiva", ya que no es la primera vez que acusa a Rusia de estar inmiscuida de intentos de desestabilización.

    "Lo hizo hace exactamente seis meses, cuando quisieron poner una cortina de humo sobre la entrega del ciberactivista Julian Assange al Reino Unido; incluso dijeron que yo estaba vinculado a dos hackers rusos y que tenían todas las pruebas, eso lo dijo Romo y el presidente Lenín Moreno; luego metieron preso al ciudadano sueco Ola Bini, un especialista en temas informáticos referidos a la privacidad de las comunicaciones", expresó.

    El 11 de abril Romo confirmó la detención de Bini, acusado de colaborar con Assange, y de otras dos personas, a las que definió como "hackers rusos".

    La ministra afirmó que "desde hace varios años vive en Ecuador uno de los miembros clave de esta organización, de WikiLeaks".

    Además, sostuvo el 12 de junio que el Gobierno "previó potenciales ataques" a sistemas informáticos luego del retiro del asilo a Assange, y vinculó a Bini con Patiño.

    Sin embargo, el Gobierno de Ecuador no se ha vuelto a manifestar sobre la existencia de hackers rusos.

    Patiño, quien luego de desempeñarse como Canciller estuvo un año al frente del Ministerio de Defensa (2016-2017), afirmó que el Gobierno que preside Moreno siempre "está inventando cosas" para tapar sus "gravísimos errores".

    "Luego de 70 días no tuvieron más opción que sacar libre a Bini y casi que pedir disculpas; el tribunal dijo que no había ninguna prueba, le volvieron a preguntar a Romo y a Moreno y tuvieron que decir que tenían pruebas y que las iban a presentar en el juicio; han pasado seis meses y no han podido probar nada, ni siquiera que yo conozco a Bini, porque dijeron que yo había viajado con él por todo el mundo organizando una desestabilización; ahora como no pueden demostrar nada, han tenido que inventarse otra vez que hackers rusos y hasta el Gobierno de Rusia están metidos en esto", agregó.

    ​El exministro que las últimas acusaciones del Gobierno de Ecuador son el "colmo", ya que dijeron que parecía que era "extraño" que una agencia de noticias rusa estuviera pasando en vivo los acontecimientos en Ecuador.

    "¿Qué quieren? ¿Qué los pasen en muerto? Es el colmo, dicen que es rarísimo que una agencia de noticia pase en vivo una noticia (...) después de la Segunda Guerra Mundial pasaron décadas enteras, en las que se crearon películas, chistes y todo un encuadre para hacer creer a la población que los rusos eran asesinos, malos, terribles y el demonio. Dijeron que también eran así los japoneses y los alemanes. Entonces, cuando ya tienen eso construido mediáticamente lo único que hacen es tomarlo y volver a decir lo mismo", reflexionó.

    Patiño consideró que las autoridades construyen "maldades" para después utilizarlas.

    "Lo mismo pasa con Venezuela; han construido un recuadre mediático de que allí hay una dictadura y que se matan todos los días como lo hacen en Irán. Incluso durante las protestas en Ecuador tomaron presos a 20 venezolanos para señalar 'ahí está la prueba'; al día siguiente tuvieron que liberarlos porque eran taxistas; a pesar de eso, siguen diciendo que hubo venezolanos involucrados.", expresó.

    Con respecto al caso de los seguidores del expresidente Rafael Correa (2007-2017), Patiño dijo que las acusaciones que existen contra ellos por supuestos saqueos y violencia son falsas.

    "Dijeron que nosotros quisimos destruir la Contraloría pero ahora han salido vídeos que muestran que la Policía y el Ejercito estaban en la azotea de la Contraloría; si tu tienes a los miembros de la fuerza publica en la azotea, por supuesto que tienes que tener el control de la entrada. Es un principio elemental de seguridad. Pero dicen que los correístas lo hicimos. Ahora parece que el asunto comienza a aclararse porque el exjefe del comando conjunto de las Fuerzas Armadas acaba de decir que son grupos de extrema izquierda y está claro que el correísmo no es de extrema izquierda. Siempre nos hemos diferenciado", señaló.

    Desde la semana pasada se realizaron siete allanamientos relacionados con integrantes del partido de Correa, Revolución Ciudadana (izquierda) y dos detenciones, tras las protestas masivas que enfrentó el Gobierno por 12 días luego de eliminar el subsidio al combustible, entre otras medidas económicas decretadas.

    ​Los domicilios de la prefecta de Pichincha, Paola Pabón, y el del exasambleísta y secretario ejecutivo de Revolución Ciudadana, Virgilio Hernández, fueron allanados por la policía, al igual que las viviendas de otras cinco personas.

    Además, el Gobierno de México dio refugio el 14 de octubre en su Embajada en Quito a seis personas vinculadas a Revolución Ciudadana.

    El abogado de Correa, Fausto Jarrín, dijo a Sputnik el 16 de octubre que el Gobierno de Ecuador lleva a cabo actividades de inteligencia para vigilar y perseguir a líderes del partido del expresidente, con detenciones y allanamientos, además de "acosar" a la Embajada de México en Quito.

    Por su parte, Patiño confirmó a Sputnik que México le concedió asilo debido a la "persecución política" que sufre de parte del actual Gobierno de su país.

    El 18 de abril, la Justicia de Ecuador dictó prisión preventiva contra Patiño para que responda por el delito de instigación, y solicitó a Interpol (policía internacional) una orden de captura luego de que el exministro abandonara el país.

    La Fiscalía Especializada en Delincuencia Organizada Transnacional e Internacional lo acusa del delito de "instigación", luego de que en 2018, en una asamblea partidaria en Latacunga, provincia de Cotopaxi (centro), diera un discurso en el que afirmó: "Vamos a prepararnos para la represión, tenemos que tomarnos las instituciones públicas, tenemos que cerrar los caminos, tenemos que acompañar a nuestro pueblo".

    Patiño dijo a Sputnik el 4 de octubre que el Gobierno "democrático" de México vio su situación "sin inventarse ninguna cosa y viendo la realidad", por lo que realizó un informe de 56 páginas fundamentando el asilo.

    Tema:
    La crisis en Ecuador tras las medidas económicas de Lenín Moreno (261)
    Etiquetas:
    persecución política, Rafael Correa, Ola Bini, Julian Assange, combustible, subsidios, protestas, Guerra Fría, Venezuela, Rusia, Ecuador
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik