Widgets Magazine
En directo
    Bandera de Argentina

    Proveedores en Argentina aumentaron los precios un 15% tras elecciones primarias

    CC0 / PxHere
    Entrevistas
    URL corto
    112

    BUENOS AIRES (Sputnik) — Los grandes proveedores en Argentina incrementaron en promedio un 15% los valores en los insumos a las cadenas de supermercados y a los establecimientos de autoservicios tras las elecciones primarias, admitió a Sputnik el presidente de la Cámara Argentina de Distribuidores y Autoservicios Mayoristas (Cadam), Alberto Guido.

    "Los proveedores de consumo masivo retomaron las ventas desde el martes con marcaciones de precios que en promedio aumentaron un 15%", afirmó Guido a esta agencia.

    El país sudamericano transita una semana agitada tras las elecciones Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO) en las que el candidato presidencial opositor Alberto Fernández sacó más de 15 puntos porcentuales de ventaja al presidente Mauricio Macri.

    Desde que comenzó la semana el peso argentino se depreció un 27,7%, pues el dólar pasó de cotizarse a 46,2 unidades a venderse en la actualidad a 59 pesos argentinos.

    En un país que piensa en dólares, algunos productos se encarecieron entre un 20 y un 25%, y la suba de otros bienes osciló entre el 10 y el 12%, "según la influencia de la devaluación en sus insumos o en su estructura de costos".

    "Hay algunas commodities que se venden a valor dólar porque hay un valor de exportación que determina el valor de mercado, como el trigo o el aceite, más allá de que se hagan en el país", explicó el presidente de la Cámara.

    Por eso las harinas registraron alzas del 15%, al igual que los pañales, que tienen componentes importados.

    "El productor piensa en el valor de reposición de su insumo a 90 o 120 días vista, por eso la inflación es una consecuencia subjetiva", comentó Guido.

    El titular de la Cámara de Distribuidores afirmó que un productor que trabaja con un dólar a 60 pesos tiene que analizar en su estructura de costos cuánto se apreciará la divisa extranjera "dentro de 90 o 120 días, cuando vuelva a reponer o tenga que comprar insumos".

    Esta dinámica favorece el alza de precios.

    "Por eso no hay un valor cierto, y hay una carga adicional más allá del valor del dólar de expectativa", reconoció el presidente de Cadam.

    Ante un eventual cambio de Gobierno, si se confirma el liderazgo de Fernández en las elecciones generales del próximo 27 de octubre, y dada la "incertidumbre de las decisiones económicas" que adopta el actual Ejecutivo, "se genera un 'por las dudas', y el 'por las dudas' son costos adicionales", sentenció Guido.

    En determinados casos, los proveedores suspendieron el suministro de bienes a la espera de que se estabilice el dólar, si bien no puede hablarse de desabastecimiento, consideró el empresario.

    Por la devaluación, el desabastecimiento se dio entre abril y junio, cuando hubo un "momento crítico" de venta de productos, pero en este contexto solo el 12 de agosto se frenó la comercialización, pues desde el 13 de agosto se están reponiendo los bienes en las góndolas.

    Caen ganancias de comercios

    En el contexto de una recesión económica que ha disminuido el poder adquisitivo de los salarios y, por tanto, la capacidad de compra, Guido estima que las grandes cadenas de supermercados han visto reducir sus ingresos entre un siete y un 8% en los últimos 12 meses.

    "Los que más impacto negativo tuvieron fueron almacenes de barrio o negocios de proximidad al tener caídas del 10%", afirmó el presidente de la Cámara de Distribuidores.

    La distribución mayorista de productos, que conforman aquellos que tienen equipos de ventas y que venden a los almacenes de autoservicio o a los pequeños establecimientos barriales, también constataron una reducción proporcional de sus ingresos de entre el ocho y el 10%.

    Por el contrario, los autoservicios mayoristas que venden no solo a las sedes minoristas sino que también permiten el acceso al consumidor final no tuvieron pérdidas, pues la gente de a pie se dirigió a estos establecimientos "por la posición positiva de precios y por ahorrar dinero".

    Los grandes proveedores de insumos obtienen una utilidad de entre dos y tres puntos porcentuales por cada producto que venden, pues tienen "una estructura de costos que está cercana al 40%", acotó Guido.

    Consultado sobre cómo influyen los grandes proveedores en la inflación, Guido aceptó que los bienes podrían aumentar en una menor proporción.

    "Pero este país tiene un alto costo impositivo y logístico, entonces hay cierta posición de márgenes que no se puede reducir significativamente porque no hay rentabilidad", defendió.

    En este contexto, las medidas económicas que anunció el 14 de agosto el presidente Mauricio Macri "tendrán un impacto positivo que permitirá cierta recomposición salarial" momentánea, pero no se apreciará enseguida en las compras.

    "Para que vuelva a recuperar parte del nivel del poder adquisitivo que se tenía, debe haber un proceso de implementación que hará que al menos este mes uno tenga que vivir con la plata [dinero] que uno tiene", añadió.

    Macri anunció una serie de iniciativas para aliviar la situación económica de "17 millones de argentinos" que tendrán un costo para las arcas públicas de 40.000 millones de pesos (655 millones de dólares).

    El mandatario prometió un bono de 5.000 pesos (82 dólares) para empleados registrados; elevó la base imponible del impuesto a las ganancias; ofreció una reducción de los impuestos a trabajadores en relación de dependencia que ganen menos de 60.000 pesos (983 dólares) y canceló la cuota mensual que deben pagar los autónomos.

    Macri también prometió un pago de 2.000 pesos (33 dólares) por hijo para los trabajadores informales y desocupados en los próximos dos meses; un bono de 5.000 pesos (82 dólares) a los trabajadores de la administración pública, de las fuerzas armadas y de seguridad; y prometió un aumento del salario mínimo.

    Si bien también aseguró que se congelará el precio de la gasolina por tres meses, el Gobierno decidió al final que esta medida no se implementará a través de una resolución del Poder Ejecutivo, sino que se llegará a un acuerdo con las gasolineras.

    El riesgo país se disparó esta semana y se encuentra en la actualidad por encima de los 1.800 puntos, el mayor nivel que se registra desde hace al menos una década.

    En los comicios del 11 de agosto, la alianza opositora Frente de Todos que lideran Alberto Fernández y la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner (2007-2015) obtuvo 47,6% de los votos, frente a 32% de la coalición oficialista Juntos por el Cambio.

    Etiquetas:
    crisis económica, política interna, elecciones primarias, economía, Argentina
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik