En directo
    Bryan Badillo, hincha colombiano en Moscú (Rusia), durante el Mundial 2018

    Un colombiano con Rusia en su espalda: "Quería abarcar todo el país"

    © Foto : Bryan Badillo
    Entrevistas
    URL corto
    1230

    Todos tenemos momentos que marcan nuestra vida. Para Bryan Badillo, un chef colombiano, uno de esos momentos fue el largo viaje que realizó a Rusia para apoyar a su selección nacional durante el Mundial, hecho que decidió eternizar de una manera muy peculiar.

    De regreso a casa, Bryan no dudó en hacerse un enorme tatuaje en la espalda con el contorno de Rusia, su bandera, escudo y las regiones que logró visitar durante la mayor fiesta deportiva del mundo.

    Sputnik tuvo la oportunidad de conversar con el colombiano, quien compartió cómo fue la experiencia.

    • El tatuaje de Bryan Badillo dice en ruso: Gracias Rusia por la mejor Copa del Mundo
      El tatuaje de Bryan Badillo dice en ruso: "Gracias Rusia por la mejor Copa del Mundo"
      © Foto : Bryan Badillo
    • Bryan Badillo, hincha colombiano después del Mundial de Rusia 2018
      Bryan Badillo, hincha colombiano después del Mundial de Rusia 2018
      © Foto : Bryan Badillo
    1 / 2
    © Foto : Bryan Badillo
    El tatuaje de Bryan Badillo dice en ruso: "Gracias Rusia por la mejor Copa del Mundo"

    —Rusia es el país más grande del mundo y tu tatuaje no es de los más chiquitos. ¿A qué se debe ese dibujo tan original y tan grande?

    — Quería abarcar toda Rusia, las cuatro ciudades en las que estuve, pero también la bandera y el águila bicéfala.

    Es una tradición personal. Fui al Mundial anterior, el de 2014, y me hice uno similar con el mapa de Brasil. Ambos mundiales han marcado mi vida y decidí hacerme los tatuajes en honor a los buenos momentos y los recuerdos que pasé en esos países.

    Bryan Badillo, durante el Mundial de Rusia 2018
    © Foto : Bryan Badillo
    Bryan Badillo, durante el Mundial de Rusia 2018

    —Has visitado varias ciudades rusas. ¿Cuáles recomendarías a tus amigos?

    — Si tuviera que hacer un 'top', diría que Samara, Moscú, Kazán y Saransk. Me gustaron mucho sus monumentos, la cultura que reflejan. Son ciudades muy hermosas.

    Comparando con Brasil, diría que esta experiencia tuvo mayor repercusión porque yo vivo en Colombia, un país latinoamericano, y Brasil es muy similar. Sin embargo, cuando fui a Rusia, para mí todo era completamente diferente.

    Pero sobre todo me encantó la amabilidad de la gente. Tenía unas expectativas de que la gente iba a ser fría y seca, pero fue totalmente diferente. Todos fueron muy amables conmigo, incluso cuando les preguntaba alguna dirección en la calle.

    Me fui con muchos recuerdos, muchas experiencias, sobre la amabilidad del pueblo ruso, pero también de los partidos.

    Bryan Badillo, durante el Mundial de Rusia 2018
    © Foto : Bryan Badillo
    Bryan Badillo, durante el Mundial de Rusia 2018

    —Trabajas como chef en Colombia. Desde el punto de vista profesional, ¿qué podrías destacar de la cocina rusa?

    — Bueno, en Latinoamérica conocemos la famosa ensaladilla rusa y en Rusia conocí aún más. Siempre estoy abierto a probar nuevos sabores, pero lo que más me sorprendió es que en Rusia los mismos productos saben diferente. Por ejemplo, la papa ahí es más dulce, el cilantro sabe diferente. Cociné en Rusia y las cosas no me sabían igual. Hacía la misma preparación, pero el sabor era diferente.

    De la comida rusa me gustó mucho el borsch, que es la sopa de remolacha con carne.

    Bryan Badillo trabaja como chef en Colombia
    © Foto : Bryan Badillo
    Bryan Badillo trabaja como chef en Colombia

    —¿Quisieras volver en algún momento a Rusia?

    — Quisiera volver porque con los partidos y los viajes sentí que me faltó mucho por conocer. Me gustaría mucho ir a San Petersburgo, por ejemplo.

    ¿Pero cómo se le ocurrió a Bryan la frase en ruso que más tarde acabó en su espalda? Durante su periplo por Rusia, Bryan conoció, por casualidades del destino, a un hincha y reportero ruso que hablaba español: Evgueni Markov.

    Ambos se hicieron amigos en Kazán, a donde Evgueni se había desplazado para escribir reportajes sobre el Mundial de fútbol. Se topó con Bryan en una parada de autobús.

    "Bryan llevaba un bolso enorme. Le pregunté por qué llevaba un bolso tan grande al estadio, a lo que él respondió que no iba al estadio, sino a la estación para dejar allí las cosas porque después del partido se iba a ir corriendo al tren para ir a Samara", dice a Sputnik.

    Evgueni indicó a Bryan dónde dejar sus efectos personales y cómo moverse por la estación. "Luego nos despedimos y nunca más nos volvimos a ver", añade. Pero eso no evitó que Evgueni volviese a ayudar a Bryan. Poco antes de Año Nuevo, el colombiano contactó con Evgueni por Instagram para que este le tradujese una frase al ruso: 'Gracias Rusia por la mejor copa del mundo'.

    "Yo no sabía para qué lo necesitaba. Luego me dijo que era para un tatuaje (…) y me envió la obra maestra en la espalda. Yo desde luego me sorprendí. (…) Ahora hay una persona que vive en el norte de Colombia, en Barranquilla, y que trabaja de chef en un restaurante, que tiene a Rusia tatuada en toda la espalda", resume a Sputnik.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik
    Etiquetas:
    tatuajes, fútbol, Colombia, Rusia