17:02 GMT +316 Diciembre 2018
En directo
    Las balas (imagen referencial)

    "En México, me tocó una balacera"

    © Sputnik / Ramil Sitdikov
    Entrevistas
    URL corto
    0 10

    LONDRES (Sputnik) — Laia Jufresa abandonó su México natal por temor a la violencia y en su primera novela, 'Umami', hiló distintas experiencias de los vecinos de una residencia de la Capital Federal que han perdido a seres queridos por causas aparentemente naturales.

    La obra, que se ha traducido a casi una decena de idiomas, "abre un espacio al duelo", según explica la galardona escritora en una entrevista con Sputnik coordinada por el Instituto Cervantes de Londres.

    "La literatura actual en México se ocupa tanto de la violencia que deja de ver a la gente que sigue viviendo su vida todos los días, que es la mayoría, y en ese sentido la novela es un reflejo de la actualidad que no vemos en los medios porque no es parte de la historia más terrible y no es tópico ponerte a pensar en los duelos más comunes cuando estamos perdiendo a tanta gente violentamente", señala.

    También ella presenció un ataque brutal que resultó en el asesinato a tiros de catorce personas en Creel, Chihuahua, en el norte del país.

    "Estuve en un episodio muy violento, me tocó una balacera, balacearon a mucha gente, lo pasé muy mal y decidí irme de México; eso sucede cotidianamente aunque, claro, yo tenía el privilegio de que me podía ir", recuerda en un café de la estación de King's Cross, en Londres.

    Jufresa reside ahora en Edimburgo tras haber recalado en varias capitales europeas, desde París a Berlín y Madrid.

    "Lo más claro a nivel cotidiano es que no tengo miedo en la calle y en México se tiene miedo; no vivo allí porque no me gusta vivir con miedo. Y lo digo desde el privilegio de poderme ir", reconoce.

    Tema relacionado: Los homicidios aumentaron a 31.174 en México en 2017, el peor año de su historia

    Escribió 'Umami' en Madrid, "sin escuchar mi materia prima, el español de México" y teniendo que "rascar mi memoria" para reencontrarse con las distintivas voces de los inquilinos de la privada que centran la narrativa.

    "La literatura, para el escritor, es una búsqueda de una voz muy personal; es un oficio muy lento, muy solitario y muy mal pagado; hay gente que quiere militar desde su literatura, y me parece bien, pero a mí me interesa contar historias muy personales y llegar al lector por el lado de los sentimientos", dice.

    Jufresa fue reconocida entre los veinte autores menores de 40 años más destacados de México en 2014, coincidiendo con la publicación de su libro de cuentos, 'El Esquinista'.

    'Umami', lanzada en castellano por la editorial Random House un año después, propulsó el despegue internacional de la autora.

    ​La novela se ha publicado en inglés, francés, finlandés, turco… y ahora se está preparando una versión en chino.

    "Me ha sorprendido la universalidad del libro; es una ambición que siempre quise, no a nivel de ambición global, sino de poder tocar a un lector sea quien sea", apunta.

    Nacida en la capital mejicana en 1983 y criada en Veracruz, Jufresa entró en 'Bogotá 39', un proyecto en promoción de las "nuevas voces de Latinoamérica" de la organización de los reconocidos Festivales Hay de literatura.

    ​La editorial Oneworld lanzó este año la versión en inglés de la antología del mismo título, que incluye extractos de obras de 39 autores de América Central y del Sur.

    La iniciativa forma parte también del ciclo de conferencias y debates 'Pensar Iberoamérica', que está programando el Instituto Cervantes esta temporada en Londres.

    "Es sobre todo un reconocimiento; la antología es como entrar en una biblioteca con muchas puertas para descubrir, con 39 voces de muchos países; por supuesto no todo te va gustar pero sí te permite descubrir voces", afirma.

    La compilación abre oportunidades incluso dentro del continente, donde la fracturación del mercado editorial bloquea la distribución global de novedades, según advierte.

    "'Umami', por ejemplo, solo se consigue en México, Colombia y recientemente en Chile; se tradujo al turco, al polaco… pero no lo puedes leer en Argentina, lo cual es muy absurdo y es debido a las política de las editoriales ", lamenta.

    En el horizonte se enfrenta a una segunda novela de estructura compleja —"son dos libros en uno y quiero que el lector pueda elegir cual leer antes"— y con fecha de entrega todavía sin determinar.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik
    Etiquetas:
    cultura, literatura, violencia, México