18:27 GMT +313 Diciembre 2018
En directo
    Tortura (imagen referencial)

    "No hay contexto que justifique haber sido torturada en la dictadura chilena"

    CC0 / Pixabay
    Entrevistas
    URL corto
    450

    SANTIAGO (Sputnik) — Los intentos de atenuar o "contextualizar" los crímenes cometidos en la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990) buscan justificar la comisión de torturas, dijo a Sputnik la diputada chilena Pamela Jiles (izquierda), víctima de tormentos durante ese régimen.

    Jiles, quien fue torturada y abusada cuando era una adolescente en la dictadura, afirmó a esta agencia que las violaciones a los derechos humanos "no se pueden contextualizar".

    "Fui torturada a los 15 años, cuando era una niña, y no hay contexto posible que pueda justificar lo que viví y lo que sufrí", señaló.

    Jiles apuntó sus dardos directamente al presidente del partido gobernante Renovación Nacional (derecha), Mario Desbordes, quien criticó que el Museo de la Memoria, dedicado a honrar a las víctimas de la dictadura no recoja el contexto en el que se cometió el golpe de Estado del 11 de septiembre de 1973.

    El Museo de la Memoria "solo recoge una mirada y omite el origen de la crisis que en los 60 causó tanto daño a Chile", dijo Desbordes.

    La diputada Jiles replicó que "aquellos que intentan contextualizar están justificando, y nos advierten que si pudieran dar un golpe de Estado de nuevo, lo harían".

    La réplica de Jiles y las declaraciones de Desbordes se dan en el marco de un debate que estalló cuando el ministro de las Culturas, Mauricio Rojas, dijera el fin de semana que el Museo de la Memoria era un "montaje" para causar impacto.

    Te puede interesar: Exagentes de la dictadura chilena piden abandonar cárcel para cumplir su condena en casa

    Tras una lluvia de críticas, sobre todo de sectores de izquierda, Rojas renunció a su cargo el 13 de agosto, solo tres días después de ser nombrado por el presidente Sebastián Piñera.

    "El negacionismo [de los crímenes pinochetistas] debe ser sancionado con el máximo reproche que una sociedad civilizada reserva para una conducta que la daña severamente, se debe tipificar como delito grave", sostuvo Jiles.

    La legisladora, de la coalición de izquierda Frente Amplio e integrante de la Comisión de Derechos Humanos de la Cámara de Diputados, señaló a Sputnik que negar los crímenes cometidos durante la dictadura de Pinochet no tiene cabida en una sociedad democrática.

    "El respeto irrestricto a los derechos humanos no es opinable, relativo o debatible, es un mínimo común que acordó nuestra sociedad para seguir adelante", indicó.

    Cerca de 28.000 personas fueron torturadas durante la dictadura de Pinochet, 3.197 fueron asesinadas y unas 200.000 fueron obligadas al exilio, según cifras oficiales.

    Noticia relacionada: Piden que en Chile se prohíba negar los crímenes de la dictadura de Pinochet

    El negacionismo del Holocausto judío, como se conoce el exterminio de ese pueblo a manos del nazismo alemán durante la Segunda Guerra Mundial (1939-1945), es delito en Alemania, Austria, Bélgica, República Checa, Eslovaquia, Francia, Holanda, Hungría, Israel, Liechtenstein, Lituania, Luxemburgo, Polonia, Portugal, Rumania, Rusia y Suiza.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik

    Además:

    Publican en Chile testimonio que revela cómo la dictadura arrojaba personas vivas al mar
    Organización chilena busca impedir que exagentes de la dictadura queden en libertad
    Etiquetas:
    torturas, dictadura, Augusto Pinochet, Chile