02:17 GMT +314 Diciembre 2018
En directo
    Bandera de México (archivo)

    Una Comisión de la Verdad es necesaria para la justicia y la paz en México

    CC0 / Pixabay
    Entrevistas
    URL corto
    110

    CIUDAD DE MÉXICO (Sputnik) — La estrategia de pacificación que busca en México el presidente electo Andrés Manuel López Obrador requiere de una Comisión de la Verdad y la Memoria Histórica para víctimas del crimen, dijo Edgar Cortez, uno de los promotores de esa propuesta, en entrevista con Sputnik.

    "En este país se requiere de una Comisión de la Verdad y la Memoria Histórica ante una grave crisis histórica de violencia, como mecanismo de un andamiaje institucional completamente nuevo contra la corrupción y la impunidad, con respaldo internacional", indicó Cortez, director del Instituto Mexicano de Derechos Humanos y Democracia, una de las organizaciones que lidera la iniciativa.

    En el diagnóstico de los expertos que han trabajado con instancias nacionales e internacionales "subyacen las muy graves violaciones de los derechos humanos, la corrupción galopante y la evidencia que el país vive una crisis institucional sin precedentes por la falta de capacidad de las instituciones para garantizar la justicia", afirmó.

    El especialista, uno de los autores del proyecto "Romper el silencio: hacia un proceso de verdad y memoria en México", dijo que ese proceso debe centrase en los derechos de las víctimas de ejecuciones extrajudiciales, tortura, desaparición forzada, feminicidio, desplazamiento forzado y violencia sexual contra las mujeres.

    Los casos que ilustran esa crisis van desde una Procuraduría General de la República (PGR) que en cuatro años no ha podido esclarecer la masacre de Ayotzinapa, en la que desaparecieron 43 jóvenes, indicó.

    "La PGR ha fracasado no solo por la falta de voluntad política, sino por una profunda incapacidad institucional", opinó.

    Debido a la violencia en el país, fallecieron más de 31.000 personas solo en 2017, el año más sangriento en un siglo.

    "Existe un mandato electoral que exige un cambio de paradigma y abandonar las inercias anteriores", afirmó el defensor de víctimas.

    Hace dos años y medio un colectivo de organizaciones formó una coalición que lanzó la plataforma contra la impunidad y la corrupción, en la que establecieron la urgencia de construir instituciones fundadas en la lógica de la llamada justicia transicional.

    "La justicia transicional se define como los mecanismos extraordinarios a los que necesita recurrir un Estado cuando ha sido quebrantado el Estado de derecho y se ha derrumbado el andamiaje institucional, ocasionado por la violencia extrema", explicó Cortez, exsacerdote jesuita.

    En ese "colapso sistémico" las instituciones ordinarias mexicanas perdieron su capacidad de responder, añadió.

    Salir de esa crisis requiere de mecanismos extraordinarios, integrados por un conjunto de varias medidas, en el cual una Comisión de la Verdad y la Memoria Histórica es solo una pieza del nuevo andamiaje institucional.

    Esa comisión se inspira en experiencias de otros países que han sufrido la violencia como Colombia, Perú, Guatemala o El Salvador.

    "El primer paso es investigar para esclarecer los patrones de una dinámica política y social anómala, y esclarecer los hechos ocurridos", explica el autor del proyecto.

    Te puede interesar: López Obrador ofrece "perdón" al abrir consulta para una ruta de paz en México

    Pero una iniciativa de gran envergadura, como la pacificación y reconciliación que requiere el país, "no busca solo el esclarecimiento de un caso, como ocurre con la Comisión de la Verdad del caso Ayotzinapa, sino develar los grande patrones y tendencias dominantes para garantizar la justicia al mayor número de personas y víctimas", agregó.

    Herramientas para alcanzar la verdad

    La propuesta de esa Comisión de la Verdad para investigar una década de violencia contemporánea multifacética debe ir acompañada al menos de media docena de herramientas, afirmó.

    En segundo lugar es necesario un mecanismo internacional contra la impunidad con respaldo de la Organización de las Naciones Unidas y del Sistema Interamericano de derechos humanos, que contemple las cortes internacionales.

    En ese instrumento deben participar no solo expertos juristas, sino también fiscales, mandos policiales y expertos internacionales "que permitan construir sólidas acusaciones penales que complementen el trabajo de la Comisión de la Verdad", afirmó Cortez.

    Una tercera pieza requerida es una nueva Fiscalía federal, que deje atrás a la vieja Procuraduría federal.

    Sigue aquí: Estrategia de paz del presidente electo de México incluirá proyecto de amnistía

    Requiere entonces dar el paso de una reforma constitucional "para que sea autónoma del Poder Ejecutivo, que desarrolle las capacidades de investigación de delitos complejos y casos graves delitos de corrupción", como la trama de la constructora brasileña Odebrecht, delitos de peculado, malversación y tráfico de influencias.

    Una cuarta pieza, consideró, es abrir un proceso que termine con la militarización de la seguridad pública.

    "Ese proceso no puede comenzar mañana o el primer día del nuevo Gobierno, sino ocurrir en el marco de una estrategia policial para profesionalizar las corporaciones de seguridad pública, no solo su capacitación", basada en un servicio civil de carrera con respeto a los derechos humanos, afirmó.

    Ese paso requiere, en quinto lugar, derogar la ley de Seguridad Interior que autoriza los despliegues militares en tareas de seguridad pública, indica.

    Radio: ¿Se viene la legalización de las drogas?

    La sexta pieza del nuevo andamiaje, afirmó, es abandonar el modelo prohibicionista y punitivo contra la producción, distribución y consumo de drogas y regular el mercado del narcotráfico.

    El nuevo Gobierno plantea despenalizar al menos la marihuana; sin embargo, "ese enfoque es muy conservador porque debe abarcar la regularización del cultivo de la amapola", materia prima de los opiáceos, opinó Cortez.

    El objetivo es producir heroína para el mercado de la salud, añadió, debido a que México importa opiáceos como insumos para servicios.

    Cree que algunas propuestas de funcionarios del próximo Gobierno definen como justicia transicional a políticas que no corresponden a ese concepto.

    "La justicia transicional implica reorganizar de fondo las instituciones federales con mecanismos extraordinarios para cumplir el mandato constitucional de la justicia y pacificar el país", agregó.

    Por esa razón, considera que en los Foros por la Paz y la Reconciliación para trazar una ruta de pacificación nacional, convocados por López Obrador, se precisa de una discusión conceptual correcta, que se traduzca en una estrategia de seguridad más amplia y certera.

    Afirmó que se requiere de una masiva transferencia de conocimientos procedentes de la experiencia y fondos.

    Los foros, que comenzaron el 7 de agosto, concluirán el 24 de octubre, antes de la toma de posesión de López Obrador, prevista para el 1 de diciembre.

    Sigue aquí: Futuro titular de Seguridad Pública promete un México en paz para 2024

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik

    Además:

    Los obstáculos con los que tropezará López Obrador tras su triunfo en México
    Crisis de violencia será la "prueba de fuego" para López Obrador en México
    ¿Se asoma el fin de la guerra contra el narcotráfico?
    Etiquetas:
    paz, amnistía, violencia, narcotráfico, Andrés Manuel López Obrador, México