06:55 GMT +315 Noviembre 2019
En directo
    Proceso final de la producción de fertilizantes en una fábrica de PhosAgro

    Director general de PhosAgro: "Veo un gran potencial en Argentina"

    © Foto: Servicio de prensa de PhosAgro
    Entrevistas
    URL corto
    Por ,
    7362
    Síguenos en

    América Latina representa un especial interés para las empresas rusas, sobre todo, en el actual contexto de las sanciones. A finales de noviembre en Buenos Aires se celebrará la cumbre del G20. Para Rusia, es una oportunidad para debatir los desafíos que enfrenta la economía mundial y llevar a cabo negociaciones con los socios argentinos.

    En una entrevista a Sputnik, el director general de uno de los mayores productores de fertilizantes PhosAgro y presidente del Consejo empresarial ruso-argentino, Andréi Gúriev, comentó cómo se desarrolla la cooperación entre Rusia y Argentina a nivel empresarial, qué obstáculos existen para realizar exportaciones y qué nuevos proyectos se prevé implementar.

    Andréi Gúriev, director general de la empresa rusa PhosAgro
    © Sputnik / Igor Russak
    Andréi Gúriev, director general de la empresa rusa PhosAgro

    — ¿Qué proyectos están negociando actualmente los dos países?

    — Argentina ahora está abierta a las inversiones y a las empresas rusas.

    Con la reanudación del trabajo del Consejo empresarial a principios del año pasado, hemos logrado reanudar la cooperación con los representantes del negocio argentino. La colaboración cuenta con el respaldo de las autoridades de ambos países.

    Hemos determinado las barreras que ahora obstaculizan el aumento del intercambio comercial, así como los impulsores del crecimiento de dicha asociación. Además, hemos unido en el Consejo a los gigantes industriales de ambos países que están interesados en los proyectos en Rusia y Argentina.

    Actualmente, hay bastantes proyectos estratégicos interesantes, donde nuestros socios argentinos invitan a los rusos, cuyo interés es muy grande.

    Tema relacionado: Moscú y Buenos Aires: Una relación a parámetro del siglo XXI

    Sin duda, se trata de la modernización de la infraestructura ferroviaria argentina y el suministro de equipos ferroviarios y material rodante al país por Sinara Transport Machines y Transmashholding. Por cierto, esta última anunció la decisión de invertir 170 millones de euros en organizar la producción de equipos, repuestos y servicios en el país.

    Además, es un desarrollo conjunto, producción y suministro a Argentina de equipos de fracturación hidráulica de alta tecnología de petróleo y gas con plantas de turbinas de gas rusas. Son proyectos de Russkaya Frakturingovaya Kompaniya (Compañía de fracturación rusa), QM Equipment S.A. y EkoTech Energy.

    Además, hay un proyecto de desarrollo de campos de petróleo y gas en Argentina de Gazprom y la argentina YPF.

    Las empresas Power Machines PJSC e Inter RAO Export están negociando con las compañías argentinas el suministro de equipos de energía eléctrica para centrales hidroeléctricas y termoeléctricas del país.

    Más: Rusia proveerá recambios para la central hidroeléctrica argentino-uruguaya de Salto Grande

    Lino Barañao, ministro de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva de Argentina
    © Foto : Cortesía del Ministerio de de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva de Argentina
    Asimismo, la rusa United Engine Corporation está haciendo realidad una serie de contratos con la argentina Transportadora de Gas del Sur S.A. (TGS) para el suministro de nuevos motores turboeje y el mantenimiento de estaciones de compresión de gas que ya están en funcionamiento.

    Y, por supuesto, se trata de los proyectos de Rosatom y sus socios, por ejemplo, se está debatiendo la cooperación en el campo de la medicina nuclear, el ciclo del combustible nuclear y el suministro de diversos productos de alta tecnología a Argentina.

    Por último, Biocad y otras empresas rusas están considerando el suministro de productos farmacéuticos al país.

    Además: Rusia podría ofrecer a Argentina productos farmacéuticos y biotecnología

    — ¿Y los bancos rusos, tienen previsto desarrollar algún proyecto en Argentina?

    — Un proyecto de Gazprombank para la construcción de un puerto cerca de la ciudad de Ramallo se está coordinando ahora con las autoridades de la provincia de Buenos Aires.

    Se prevé que al principio el puerto será capaz de manejar cuatro millones de toneladas de carga al año, y más tarde duplicará esta capacidad. En la primera etapa, las inversiones serán de un poco menos de 90 millones de dólares, el presupuesto total del proyecto es de 186 millones de dólares, y se crearán unos 250 puestos de trabajo.

    — El año pasado, se logró un acuerdo para cancelar el arancel del 6% sobre los fertilizantes fosfatados.

    — Sí, gracias a unos esfuerzos conjuntos de las autoridades federales, y una posición constructiva de las autoridades argentinas, se logró cancelar el arancel del 6% en el fosfato diamónico de alta calidad.

    En general, fue una señal positiva e importante para las empresas rusas interesadas en trabajar en el mercado argentino.

    El Gobierno de Argentina mejoró significativamente la situación económica del país, lo que también tuvo un efecto positivo en las inversiones extranjeras. Se permitió la repatriación de capitales del país, se liberó el peso, va aumentando el volumen de circulación de mercancías, empezó a crecer el PIB, se levantó la prohibición de las exportaciones de harina de soja, unas de las mayores en términos del PIB de Argentina. La última medida influyó fuertemente en el crecimiento de la demanda de fertilizantes.

    Asunto relacionado: Argentina entra en una nueva etapa de relaciones con Rusia

    Con la cancelación del arancel del 6%, en los primeros seis meses del año, aumentamos las entregas a Argentina casi 3 veces, en comparación con el mismo período del año pasado, y enviamos unas 135.000 toneladas. Creo que en el futuro podremos suministrar anualmente a Argentina al menos 200.000 toneladas de fertilizantes minerales y ocupar una quinta parte de este mercado de fertilizantes fosfatados.

    Producción de fertilizantes en una fábrica de PhosAgro
    Producción de fertilizantes en una fábrica de PhosAgro

    — ¿Se está negociando la cancelación de algún otro arancel en el Consejo ruso-argentino?

    — Actualmente no se está negociando la abolición de otros aranceles. Sin embargo, el Consejo Empresarial junto con la Comisión intergubernamental ruso-argentina para la cooperación económico-comercial está trabajando constantemente para identificar y eliminar barreras que obstaculizan el desarrollo de las relaciones comerciales y de inversión entre los dos países. Estamos hablando tanto de un enfoque sistemático (aranceles y barreras no arancelarias), como estudio de casos específicos cuando las empresas se enfrentan a ciertas dificultades a la hora de ejecutar su proyecto.

    — ¿De qué dificultades se trata?

    — En cuanto a nuestro sector de fertilizantes minerales, es necesario liberalizar la legislación aduanera argentina, simplificar el acceso a los almacenes aduaneros.

    De acuerdo con la legislación vigente, cada provincia puede crear una sola zona aduanera para recibir y almacenar productos importados. El operador de una de las zonas clave de recepción y almacenamiento de fertilizantes (el puerto de Villa Constitución, provincia de Santa Fe) ha transferido los derechos exclusivos para el uso de un depósito aduanero a un gran comerciante internacional. Esto lleva a una restricción de acceso a este almacén para los productores globales de fertilizantes, unos precios monopólicos de reventa de fertilizantes por parte del comerciante y un aumento de los gastos de los agricultores.

    Esta disposición de la ley discrimina no solo a los importadores, sino también a los propios consumidores dentro de Argentina, hace que el suministro de cualquier tipo de productos sea menos competitivo y más costoso.

    Nos gustaría estudiar la posibilidad de crear una zona aduanera alternativa para almacenar fertilizantes en la región de los puertos fluviales.

    Además, es necesario endurecer los límites para el contenido de impurezas nocivas en los fertilizantes que contienen fósforo, en particular, el cadmio. Este tema ahora se está debatiendo activamente en la UE.

    También te puede interesar: Argentina prohíbe a empresas que usan antibióticos vender carne a Rusia

    Las materias primas de fosfato en distintas minas del mundo difieren en el contenido tanto de componentes útiles, como impurezas nocivas, por ejemplo, cadmio, arsénico, sustancias radiactivas. Unas severas restricciones sobre la pureza de los fertilizantes ya existen en el norte de Europa, Suiza y otros países. Ahora se está discutiendo el reglamento técnico en la UE para limitar el volumen de circulación de fertilizantes que contienen impurezas nocivas. Sin duda, el principal beneficiario de esta iniciativa será la población.

    Argentina ya ha dado un paso significativo en esta dirección al abolir el arancel del 6% mencionado anteriormente, y al abrir paso a los fertilizantes ecológicos de Rusia y otros países.

    Antes la situación era absurda: si los fertilizantes no contenían impurezas nocivas, había que pagar aranceles, y los fertilizantes con un alto contenido de estas impurezas estaban libres de impuestos. Hasta hace poco, se aplicaron restricciones similares en Brasil, pero en 2014 también se logró abolirlas.

    Nos preocupa este problema porque Argentina es uno de los principales proveedores de productos agrícolas en el mercado mundial en general y en Rusia en particular. Más del 60% del comercio entre Rusia y Argentina son importaciones rusas de productos agrícolas.

    Más: "Argentina representa casi el 5% del mercado frutícola en Rusia"

    La introducción de límites al contenido de metales pesados en los fertilizantes de fósforo importados eliminará las preocupaciones sobre la pureza ecológica y aumentará la competitividad de los productos agrícolas argentinos en los mercados de Rusia y el mundo.

    — ¿Tiene PhosAgro una estrategia unificada para América Latina o trabaja individualmente con cada país?

    — Por supuesto, para cada región tenemos una estrategia de ventas. América Latina, tras el mercado estratégico ruso, es una de las prioridades para nosotros y ocupa el segundo lugar en cuanto a nuestras entregas.

    Y este mercado tiene un enorme potencial de crecimiento desde el punto de vista de suministros. Ante todo, es Brasil, donde el año pasado enviamos más de 900.000 toneladas. Es el mayor consumidor de fertilizantes minerales en la región, y lo seguirá siendo durante muchos años.

    El año pasado suministramos alrededor de 200.000 toneladas de fertilizantes a Ecuador, y 80.000 toneladas a Perú. En total, los suministros de todo tipo de fertilizantes de PhosAgro a América Latina en 2017 ascendieron a 1,6 millones de toneladas.

    Producción de fertilizantes en una fábrica de PhosAgro
    Producción de fertilizantes en una fábrica de PhosAgro

    Veo un gran potencial en Argentina. Estamos estudiando este país muy profundamente ahora. Durante la cumbre del G20, que se celebrará en noviembre en Buenos Aires, queremos abrir una empresa comercializadora, en primer lugar, para estudiar el mercado y evaluar nuestras perspectivas, mejorar nuestra logística y aumentar las ventas directas a los distribuidores y agricultores argentinos.

    En cuanto a nuestra estrategia general para América Latina, buscamos crear algunos centros logísticos en los puertos que nos permitan mantener una presencia constante de nuestros productos en los mercados estratégicos importantes y distribuirlos directamente a nuestros clientes. Es nuestra meta para los próximos años.

    — ¿Están considerando proyectos de producción en América Latina?

    — De momento no. Lo tenemos muy claro: la empresa está creciendo gracias a la construcción de nuevas instalaciones y la modernización de las existentes dentro de Rusia, porque desde el punto de vista de las inversiones, la producción de fertilizantes minerales en Rusia es una de las más eficientes del mundo. Nuestro país tiene todas las materias primas necesarias para una producción competitiva de fertilizantes minerales.

    Producción de fertilizantes fosfatados en una fábrica de PhosAgro
    Producción de fertilizantes fosfatados en una fábrica de PhosAgro

    — ¿Se podría decir que para América Latina los fertilizantes rusos son lo mismo que el gas para Europa?

    — Primero, el mercado es bastante transparente y cuenta con un número bastante grande de productores independientes de fertilizantes minerales. América Latina necesita importar fertilizantes minerales rusos, pero somos reemplazables, por lo tanto existe una feroz competencia con los productores mundiales.

    Por eso cualquier apoyo de Rusia, al igual que del país importador, es muy importante.

    Para garantizar el suministro de una serie de mercancías desde Rusia, incluidos los fertilizantes, resulta crucial atraer el financiamiento de exportaciones rusas.

    En este contexto, tenemos una experiencia positiva e importante con Roseximbank, Exiar (Agencia rusa de seguros de exportación) y el Centro ruso de exportaciones. La Exiar ofrece un serio apoyo al seguro integrado de créditos para la exportación de nuestros fertilizantes. El volumen de comercio con transacciones aseguradas supera los cientos de millones de dólares. El año antepasado se firmó un contrato de préstamo de 3.000 millones de rublos (unos 48 millones de dólares) con Roseximbank para respaldar las exportaciones al exterior.

    Tema relacionado: "América Latina es actualmente uno de los mercados más prometedores para Rusia"

    Una condición importante para entrar al mercado argentino con productos de ingeniería y alta tecnología es la disponibilidad de un socio adecuado local para la promoción de productos y/o producción conjunta: en la primera etapa, se trataría de ensamblaje, y posteriormente, aumentaría la localización y se transferiría la tecnología.

    — ¿Qué otros planes tienen para la cumbre del G20, además de abrir una empresa comercializadora?

    — Estoy seguro de que muchos de nuestros socios de diferentes países, especialmente de América Latina, acudirán a la cumbre. Además, ahora estamos discutiendo activamente con los socios argentinos dentro del Consejo empresarial la llegada de una gran delegación empresarial rusa. Creemos que la cumbre es un buen momento para organizar una reunión del Consejo.

    No excluyo que en la cumbre del Business 20, que precederá a la reunión de los líderes, al igual que en el evento de finales de noviembre, una serie de proyectos, de los que he hablado al principio, reciba apoyo e impulsos para su implementación.

    — ¿Qué proyectos interesantes hay en Rusia para Argentina?

    — No es ningún secreto que el principal interés en el mercado ruso lo muestran los productores agrícolas argentinos. Alrededor del 85% de los suministros de Argentina a Rusia son productos agrícolas y alimenticios. Las sanciones de represalia que introdujo Rusia contra ciertos países occidentales han creado nuevas oportunidades para los exportadores argentinos de frutas y verduras, carne, lácteos, así como pescado y mariscos.

    Aunque actualmente es prematuro esperar una gran afluencia de inversiones argentinas en la economía rusa, existen buenas perspectivas para las tecnologías argentinas y patentes de la ingeniería agrícola, la biotecnología y la industria farmacéutica para crear empresas productoras conjuntas en el territorio de Rusia.

    Además: Rusia se pone de moda en América Latina

    — ¿Es posible establecer la comunicación aérea directa entre Argentina y Rusia? ¿Se está llevando a cabo alguna negociación al respecto con las aerolíneas?

    — La decisión de establecer vuelos directos regulares entre nuestros países solo la pueden tomar las compañías aéreas siempre y cuando sean rentables. Por lo que sabemos, las aerolíneas rusas analizaron este tema y llegaron a la conclusión de que la demanda actual de transporte de pasajeros entre Moscú y Buenos Aires no es suficiente para lograr la rentabilidad.

    Además, la posibilidad de vuelos con escala en Europa la proporcionan los grandes transportistas europeos que forman parte de la alianza con las empresas rusas.

    — Ayudando a los empresarios rusos a entrar al mercado argentino, el Consejo contribuye al desarrollo de las exportaciones no energéticas. ¿Está previsto desarrollar también relaciones culturales y humanitarias entre los países, tales como abrir en Argentina un centro cultural ruso, celebrar semanas del arte ruso, etc.?

    — En marzo de este año en Moscú, me reuní con el metropolitano Ignacio, arzobispo de la Iglesia ortodoxa rusa, metropolitano de Argentina y Suramérica. Durante la reunión discutimos las medidas de apoyo a la Iglesia ortodoxa rusa en Argentina, en particular, asistencia financiera para restaurar las catedrales.

    Asunto relacionado: La Casa de Rusia homenajea a la cultura eslava en Argentina

    Etiquetas:
    fertilizantes, negocios, aduana, empresarios, asociación, cooperación, suministros, comercio, PhosAgro, Andréi Gúriev, Argentina, Rusia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik