07:02 GMT22 Septiembre 2020
En directo
    Entrevistas
    URL corto
    0 11
    Síguenos en

    BUENOS AIRES (Sputnik) — El rol de las organizaciones sociales es fundamental en procesos como el G20, debido a que representan la voz de las comunidades y no solo la de los gobernantes de turno, dijo a Sputnik la directora de Política y Justicia Internacional de Amnistía Internacional Argentina, Mariana Fontoura Marques.

    "La participación de la sociedad civil es imprescindible porque es en donde se escuchan las voces de los pueblos, no la posición de una administración o de un Gobierno de turno; si queremos que las decisiones reflejen las prioridades de la agenda de cada país se tiene que escuchar a la gente", señaló Fontoura.

    Argentina preside en 2018 el Grupo de los 20 (G20) países industrializados y emergentes, siendo esta la primera oportunidad en la que un país latinoamericano será sede del evento.

    El grupo, que reúne a las 20 economías industrializadas y en desarrollo más "relevantes" del mundo, realiza este fin de semana su reunión de cancilleres en Buenos Aires.

    La abogada sostiene que para que las decisiones que se toman en espacios como el G20 sean legítimas la sociedad civil debe estar involucrada, tanto a nivel nacional como internacional.

    Que un país de América Latina sea la sede de un evento de tal magnitud "es clave y Argentina lo tuvo en cuenta al invitar mecanismos de integración regional para participar en los espacios e invitar a países que no son tradicionalmente parte del G20 para hacer escuchar otras voces de la región", señaló la abogada.

    Más: Amnistía Internacional reclama a presidente argentino que consulte a pueblos indígenas

    Sin embargo, Fontoura sostiene que esa iniciativa va a ser incompleta si Argentina no toma en cuenta la participación de la sociedad civil de la región.

    "Es una oportunidad para que se hagan escuchar los movimientos de base, los activistas de la región, porque históricamente Argentina tiene un rol de liderazgo de la integración regional; espero que sostengan ese lugar y que faciliten la participación de estas voces en los espacios formales de participación, pero que también respeten el derecho a la protesta, a expresarse libremente por fuera de los espacios formales", subrayó la activista.

    El lugar donde la sociedad civil tiene participación en el G20 es en los llamados grupos de afinidad, que funcionan en paralelo al foro y que tienen como fin que distintas voces de las organizaciones sociales generen una serie de recomendaciones (no vinculantes) a los líderes del G20 sobre los temas abordados.

    Las organizaciones sociales que están a la cabeza de cada grupo de afinidad son elegidas por el "sherpa" (representante de cada Gobierno ante el foro) de cada país.

    Los grupos de afinidad que están funcionando en este momento son: Business20, Women20, Labour20, Think20, Civil20, Science20 y Youth20.

    Género, DDHH y armas

    Amnistía Internacional está participando activamente desde su secretariado internacional en tres áreas temáticas: género, defensores de derechos humanos y venta de armas utilizadas para la tortura.

    "Estamos trabajando con la cuestión de género en el futuro laboral de la mujer, sobre todo las cuestiones de inclusión digital, qué representan esos procesos de automatización y desarrollos de nuevas tecnologías para el lugar de la mujer en el mercado ", explicó la activista.

    Además, advirtió que una cuestión trasversal que se debe abordar de manera concreta es la salud sexual y reproductiva de las mujeres, debido a que si la misma "no se garantiza y no se respeta afecta el resto de las temas vinculados a la cuestión laboral, así como también cambiar la concepción binaria de género".

    Participación

    Fontoura afirmó que el del género es el tema en el que están pudiendo tener más incidencia, debido a que es una prioridad de la sociedad civil Argentina y está creciendo en la agenda del G20 en general.

    Sin embargo, afirmó que ven "con preocupación algunas de las medidas que están tomando, como por ejemplo nos fuimos enterando de que existían unos borradores de "police briefs" (informes de políticas), pero las delegadas no participamos en la creación de ninguno de esos, se está armando adentro del grupo de contenidos", expresó Fontoura.

    Asimismo, la activista confirmó que se reunirán con Susana Balbo, la presidenta del grupo de afinidad Woman 20 (W20), para tratar el tema de la participación en este grupo.

    El encuentro será "para hablar de todo el proceso participativo en general, porque la verdad que no nos queda muy claro cómo va a ser el impacto concreto y como se va a ser reflejado en las recomendaciones y el comunicado final que se va a armar de W20 de la participación que hemos hecho ni cómo se están manejando con estos briefs", aclaró Fontoura y añadió que mantienen su decisión de seguir participando en este espacio.

    La directora de Amnistía Internacional Argentina afirma que como representantes de la sociedad civil "la idea es poder tener un poco de incidencia para que los temas se traten" y explicó que están teniendo algunas dificultades por ejemplo con el tema de género, debido a que Argentina está teniendo una postura un tanto conservadora.

    "Es muy difícil que acepten recomendaciones que desafíen por ejemplo esa concepción binaria de género y es una lástima porque el argumento que tienen es que no lo proponen porque hay países del G20 que no lo van a aceptar, y nosotros creemos que si hay alguien que puede hacer presión para que esos temas en algún momento se traten con respeto de los DDHH y de forma inclusiva, es Argentina", criticó la abogada.

    Protestas en España
    © REUTERS / Eloy Alonso
    Asimismo, considera que Argentina debe tener ese rol porque es uno de los países que tiene las políticas más avanzadas en ese sentido y consideran que deben poner el tema sobre la mesa "y después ya es una responsabilidad de los demás países, pero no anticipar y autocensurarse con una cuestión tan importante".

    Amnistía Internacional cuenta con dos campañas globales en este momento y una está vinculada al tema de los defensores y defensoras de DDHH, al que destacan como tema prioritario.

    "Lo más relevante para fines del G20, a pesar de que el tema se transversalice en los distintos grupos es la cuestión de la participación de la sociedad civil y activistas, que estos canales se fortalezcan y se amplíen", expresó la abogada.

    Además, Fontoura afirmó que Amnistía Internacional está intentando, a pesar de que no está en la agenda del G20, que en el foro se trate el tema de comercio de armas destinadas a la tortura.

    "Es un tema que a Amnistía le gustaría que se empezara a tratar en este espacio y Argentina es uno de los dos países que está representando una iniciativa global de eliminación de esta práctica, entonces lo vemos como una oportunidad que se empiece a discutir en ese espacio como va esa alianza y desarrollar otras medidas que eviten el comercio de ese tipo de arma", expresó la activista.

    La activista señaló que más allá del trabajo que realizan en los grupos de afinidad, como organización se han reunido con autoridades de la Cancillería argentina, con el sherpa Pedro Raúl Villagra, y el director general de Amnistía, Salil Shetty cuando estuvo en argentina en abril se reunió con el canciller Jorge Faurie para presentarle sus preocupaciones respecto al G20.

    El G20 está integrado desde 1999 por Alemania, Canadá, Estados Unidos, Francia, Italia, Japón, Reino Unido, Rusia, Arabia Saudita, Argentina, Australia, Brasil, China, Corea del Sur, India, Indonesia, México, Sudáfrica, Turquía y el bloque de la Unión Europea.

    Etiquetas:
    derechos humanos, sociedad civil, G20, Amnistía Internacional
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook