En directo
    Entrevistas
    URL corto
    0 41
    Síguenos en

    Ágatha Ruiz de la Prada es sin lugar a dudas una de las diseñadoras de moda más queridas y reconocidas en España y América Latina. Sputnik dialogó en exclusiva con ella sobre sus planes presentes, su visión acerca de la igualdad de género y su pasión por la ecología.

    Presente en Uruguay para disertar en el America Business Forum —el foro global de negocios que reúne a la comunidad de líderes y altos ejecutivos de América Latina—, la creadora española compartió con los ejecutivos su "optimismo", su entusiasmo "a través de la belleza" y la importancia del trabajo, como un pilar de "felicidad y liberación de la mujer".

    Los colores y los motivos de fantasía presentes en sus piezas dan fe de esta especie de obsesión por la alegría. Se declara enemiga del color negro y está convencida en el poder terapéutico de la vestimenta variopinta.

    Ruiz de la Prada afirmó haber "tenido la suerte de no tener ni un solo día de depresión en la vida". Pero la vio en su alrededor, especialmente en su madre. Eso la llevó a decir en algún momento que su vida fue una lucha contra la depresión.

    "Yo decía: ¿cómo puede sufrir tanto esta mujer por nada, por una cosa que se solucionaba desde mi punto de vista muy fácilmente?", afirmó a Sputnik.

    Ágatha Ruiz de la Prada da prueba de este encare al superar como si nada sus propios escollos. La diseñadora dio fin a un matrimonio de 30 años con el reconocido periodista Pedro J. Ramírez, quien inició una relación con otra mujer. Luego de unos tormentosos meses con cruces a través de medios y redes sociales con su 'ex', la modista aseguró estar en un muy buen momento de su vida, lleno de "cosas mágicas" y "súper mediáticas".

    #YoNoSoyAdolfo @adolfodominguezofficial #agatharuizdelaprada

    A post shared by Agatha Ruiz de la Prada (@agatharuizdlprada) on Apr 19, 2018 at 9:13am PDT

    En estos días, la modista se transformó en la imagen de campaña de su colega Adolfo Domínguez, un proyecto que la ha puesto "muy contenta", como se puede ver en su perfil de Instagram, una red en la que suele compartir su día a día.

    "Es una cosa que se ha dado pocas veces en el mundo de la moda, que un diseñador elija como imagen a una competencia suya, por más que no me considero competencia suya —por estilo y otras cosas—. Pero ha sido una campaña divertidísima"; aseguró.

    'Al mal tiempo, buena cara': este dicho se aplica al 100% para Ruiz de la Prada. Luego de la ruptura con su exmarido, aceptó la invitación para ser la cara de un sitio web de citas para mayores de 50 años.

    "Quizás antes no me habría atrevido, Yo que estoy recién divorciada, de repente digo 'me voy a atrever, ya que me lo han pedido'. Tiene mucha gracia, hay mucha gente para la que este tema  es un tabú ese tema, entre ellos quizás yo hace dos años", confesó.

    También se ha dedicado a viajar por América Latina con el aventurero Jesús Calleja, periplo que se podrá ver en un programa en horario central de máxima audiencia de la televisión española.

    Al animarse a hacer este tipo de cosas insólitas en su rutina, ha recibido una muy buena acogida del público. Su historia sirve de inspiración para otras personas que atraviesen la misma situación.

    "Estoy muy contenta con cómo está reaccionando la gente conmigo. Hay muchas mujeres que se han visto reflejadas en mí y han dicho 'Qué putada lo que le han hecho a Ágatha, pero qué bien que ella esté consiguiendo salir de eso'. En la época de mi madre, mis tías y gente que conozco, tenías un momento de separación y te quedabas fastidiado toda la vida", aseveró.

    Los colores y la imaginación en los diseños retrotraen a la 'Movida madrileña', los fermentales años que siguieron a la transición a la democracia tras 40 años de franquismo, desde mediados de los 70 hasta entrada la década de los 80. La modista se congratula de haber participado de "un momento tan mágico y sensacional" de su país.

    Toda esta visión positiva es aplicable en el mundo de los negocios, al que pertenecen los participantes del America Business Forum. Pero también en los datos fríos, la moda es un factor no despreciable en la economía.

    Ágatha Ruiz de la Prada durante el America Business Forum en Uruguay
    © Sputnik / Juan Mazzoni
    Ágatha Ruiz de la Prada durante el America Business Forum en Uruguay

    Ruiz de la Prada apuntó a cómo su coterráneo Amancio Ortega se volvió con su grupo Inditex —al que pertenecen Zara y otras marcas— uno de los hombres más ricos de España. También en 'The Rich List', una clasificación de las fortunas más grandes del Reino Unido elaborada por The Times, se cuelan miembros de la industria textil entre magnates como el duque de Westminster o el coloso del acero Lakshmi Mittal.

    "El mundo textil siempre interesa como una forma en la que puedes hacer una vida creativa y a la vez puedes vivir con ella. Yo me hubiera conformado con lo divertido que es este mundo. Si además puedo vivir de él, bendito sea Dios", afirmó.

    Agatha Ruiz de la Prada durante su presentación en el America Business Forum en Uruguay
    © Sputnik / Juan Mazzoni
    Agatha Ruiz de la Prada durante su presentación en el America Business Forum en Uruguay

    Más información: Elegancia y diversidad en la semana de la moda de Australia

    Pero el horizonte de la creativa va mucho más allá de la moda. La igualdad entre hombres y mujeres es una de sus batallas más notorias y se ha inspirado siempre en las "grandes mujeres" que no dan el brazo a torcer. En este momento, su lectura es sobre Lady Astor, la primera mujer en ser electa y sesionar en la Cámara de los Comunes del Reino Unido. Apenas una de miles de biografías de historias femeninas equiparables.

    "Vengo de una familia donde la mujer jamás se ha sometido al hombre. En mi familia las mujeres habían sido más ricas y más importantes que los hombres en general. Y si es más rica, manda más. Ni por medio segundo he visto a mi madre someterse a mi padre, ni me he sometido a nadie", resaltó.

    Esto la llevó a convertirse en una activista para que la igualdad entre hombres y mujeres garantizada por la Constitución española de 1978 se extendiera también a los títulos nobiliarios, la única excepción a esta universalidad plasmada en el texto fundamental del Estado.

    Perteneciente a una familia destacada de la aristocracia y la nobleza española, Ruiz de la Prada se vio perjudicada por esa situación. Su experiencia la llevó a ser una de los miembros de la corte que más notoriedad alcanzó en su lucha por la igualdad de oportunidades y en el apoyo que dio a la norma conocida popularmente como 'ley Ágatha' que acabó con estas reglas en 2006.

    En base a esta ley y a sentencias anteriores, la Justicia le concedió los títulos de marquesa de Castelldosríus, con Grandeza de España, y el de baronesa de Santa Pau, anteriormente en posesión de un pariente suyo, Santiago de Sentmenat.

    Viva Sevilla. Vestido de @miabril_

    A post shared by Agatha Ruiz de la Prada (@agatharuizdlprada) on Apr 15, 2018 at 5:34am PDT

    "Tuve la suerte suerte de estar en el momento oportuno. Es un tema que tengo clarísimo. En Inglaterra las grandes reinas han sido mujeres: Isabel I, Victoria e Isabel II, la reina que tienen ahora, que es sensacional. Han sido mil veces mejores, pero se sigue pensando en favorecer a los hombres. Eso está cambiando y estoy orgullosa de haber aportado a eso", comentó.

    Otra de las pasiones de la diseñadora es el medioambiente, heredada de su abuelo, también ecologista. En este ámbito, también expresa su optimismo, pues a su criterio "es increíble cómo ha cambiado el planeta y la gente de un tiempo a esta parte, reciclando y separando la basura". Antes, los que alzaban su voz por el impacto de la basura desentonaban. Hoy, para Ruiz de la Prada, ese papel corresponde al que no lo hace.

    "Tengo un coche híbrido. Me gustaría más tener un coche eléctrico. Tengo tres casas y todas tienen placas solares. Vamos mejorando y cambiando. Hacemos que todo sea un poco más ecológico. ¿Que nos gustaría que fuera más rápido? Por descontado, pero también ya se ha recorrido mucho", resaltó.

    Ágatha Ruiz de la Prada es una nombre ya consolidado en América Latina, no solo por la vestimenta, sino también por perfumes y joyas. Un ejemplo es lo que le sucedió al aterrizar en Montevideo para ir al America Business Forum. Al entregar su pasaporte en migraciones, la agente le dijo "pero usted es la marca", narró.

    La oficial no solo selló el documento, sino que además le recomendó qué medicamento tomar para la alergia en un ojo al llegar a Uruguay. "Uno de mis países favoritos", afirma.

    Para el Ballet Nacional de este país (Sodre, dirigido hasta hace pocos meses por el maestro argentino Julio Bocca) diseñó el vestuario de La Bella Durmiente. La danza se vio engalanada de bolas de colores y formas redondas, ampliamente apreciadas por el público local.

    "Es increíble cómo este país está tan orgulloso de su teatro del Sodre, cómo lo quieren, cómo apuesta todo el mundo por el ballet, cómo vibra la gente. Ha sido una de las experiencias más bonitas de mi vida", concluyó.

    Además:

    España supera a Italia por primera vez en PIB per cápita
    Save The Children reclama en España más fondos para la pobreza infantil
    La Comisión Europea celebra la normalización de las relaciones entre Venezuela y España
    Etiquetas:
    lucha contra la depresión, personalidades, industria de la moda, colores, negocios, diseño, entrevista, moda, America Business Forum, Agatha Ruiz de la Prada, América Latina
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook