Widgets Magazine
08:18 GMT +323 Octubre 2019
En directo
    Manifestación de oposición en Venezuela

    Gobierno y oposición de Venezuela deben dialogar lejos de los medios

    © REUTERS / Christian Veron
    Entrevistas
    URL corto
    120
    Síguenos en

    CARACAS (Sputnik) — Las protestas y choques casi diarios entre manifestantes y la fuerza pública de Venezuela hacen cada vez más necesario un espacio de diálogo entre el Gobierno y la oposición, pero lejos del espectáculo mediático, dijo a Sputnik la internacionalista Giovanna de Michele.

    "El diálogo entre el Gobierno y la oposición no puede ser concebido como un espectáculo que sea transmitido a través de las cámaras de televisión, o difundido a través de un micrófono de radio, un diálogo, para que sea verdaderamente sincero y honesto, debe ser a puerta cerrada", dijo De Michele.

    La internacionalista y profesora de la Universidad Central destacó la necesidad de que quienes participen en el diálogo no hablen constantemente a sus audiencias, y menos en un ambiente político como el de Venezuela, en el que la población está "tan polarizada y radicalizada".

    El carácter mediático que marcó un intento de diálogo iniciado el 30 de octubre lo condenó al fracaso, observó.

    La última reunión plenaria tuvo lugar el 12 de noviembre de 2016, y en ella se acordó, entre otras cosas, trabajar por la paz, sumar esfuerzos para combatir "la agresión a la economía" nacional y superar el estancamiento generado por la declaración de desacato a la Asamblea Nacional (parlamento unicameral).

    La oposición no acudió a la convocatoria del 6 de diciembre, ni a la del 13 de enero, alegando que el Gobierno no había cumplido con su parte del acuerdo.

    Llamado al diálogo

    Un estudio publicado por la encuestadora Hinterlaces mostró que 84% de los entrevistados estaban de acuerdo con que Gobierno y oposición dialoguen.

    El 25 de mayo el presidente Nicolás Maduro llamó a algunos líderes de la oposición a sentarse a dialogar sobre la paz y la democracia del país.

    "Yo ratifico (…) mi voluntad inmediata a sentarme a conversar, a dialogar con todos los sectores políticos de la oposición sobre los grandes temas del país, sobre la paz, la democracia y el futuro de Venezuela", dijo Maduro en un discurso transmitido por el canal estatal Venezolana de Televisión.

    Sin embargo, los líderes opositores ven con desconfianza la oferta, pues sostienen que el Gobierno busca elegir mediadores para su conveniencia.

    Legitimidad de mediadores

    Uno de los puntos fundamentales de un diálogo tiene que ver con la legitimidad de los mediadores, observó De Michele.

    "En cualquier controversia que se trata de resolver con la participación de terceros, a través de la figura del mediador o del buen oficiante, es imprescindible que ese tercero, o ese grupo de terceros sean escogidos en consensos entre todas las partes involucradas en la controversia; ese no ha sido el caso de Venezuela", expresó.

    Los facilitadores del fallido diálogo fueron los exgobernantes José Luis Rodríguez Zapatero, de España, Leonel Fernández, de República Dominicana, Martín Torrijos, de Panamá, Ernesto Samper, de Colombia, y un enviado del Vaticano.

    El 2 de mayo la canciller Delcy Rodríguez aseguró que El Salvador, Nicaragua, República Dominicana y San Vicente y las Granadinas se incorporaban al diálogo, mientras Uruguay, Guayana y Rusia mostraban su interés en contribuir a resolver la crisis venezolana.

    De Michele considera que la participación de cualquier país debe ser valorada, siempre que se tenga en cuenta la aprobación de los dos sectores involucrados.

    "Es válida la participación de cualquier país, pero es importante que sea por consenso (…) porque eso es lo que a mi modo de ver contribuyó en buena medida al fracaso de la primera ronda", agregó.

    El apoyo de Rusia no ha sido ponderado por el Gobierno Venezuela como una de las primeras opciones, porque Caracas ha decidido mantener la mediación en el ámbito del contexto latinoamericano, observó la analista.

    De Michele no descarta que en este momento exista algún canal de diálogo abierto entre las dos partes y al más alto nivel.

    "No lo descarto porque si revisamos la historia encontramos que mientras la guerra se estaba librando en un campo de batalla, en otras ciudades, a millas de distancia, se estaba negociando la paz entre las partes en conflicto. ¿Por qué en Venezuela tendría que ser diferente? Si bien no es un conflicto internacional, existe es un conflicto interno", expuso.

    Reconstrucción de la confianza

    El primer punto en la agenda, en su opinión, debe ser la reconstrucción de la confianza "que definitivamente en este momento no existe".

    "Es imprescindible que ambas partes pongan sobre la mesa evidencias de su verdadera disposición de ganarse la confianza del adversario, que el Gobierno lo haga y que la oposición lo haga, eso es fundamental para poder avanzar en cualquier proceso de diálogo", expuso.

    Además, observó, el Gobierno ha presentado nuevas propuestas, como la Asamblea Nacional Constituyente, que jamás estuvieron en la Constitución.

    En ese aspecto, si no se logra restablecer la confianza, cualquier cosa que se ponga sobre la mesa resultará infructuosa, concluyó.

    Además:

    Venezuela: sí al diálogo, no al aislamiento
    Moscú insiste en que solo se puede resolver los problemas en Venezuela a través del diálogo
    CELAC apoya el diálogo en Venezuela
    Etiquetas:
    oposición, diálogo, Venezuela
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik