Widgets Magazine
16:20 GMT +317 Octubre 2019
En directo
    Una persona lleva un paraguas con la bandera de Reino Unido (imagen referencial)

    Experto: un Brexit duro podría romper el Reino Unido

    © REUTERS / Peter Nicholls
    Entrevistas
    URL corto
    El referéndum Brexit (442)
    0 41
    Síguenos en

    LONDRES (Sputnik) — El plan Brexit del Ejecutivo de Theresa May corre el riesgo de causar la ruptura constitucional del Reino Unido además de su retirada de la Unión Europea (UE), según explica a Sputnik el historiador escocés Paul Anderson.

    "La posición del Ejecutivo sobre el Brexit está poniendo en peligro la relación del Gobierno de Reino Unido con las administraciones autonómicas y puede desestabilizar aún más la inestable unión (de Inglaterra, Gales, Escocia e Irlanda del Norte)", sostiene el también coordinador de redes de investigación en la Asociación Académica de Estudios Contemporáneos Europeos (UACES, por sus siglas en inglés)

    Experto en movimientos separatistas en las democracias occidentales —con un doctorado centrado en Escocia, Cataluña y Quebec que cursa en la Universidad inglesa de Canterbury— Anderson apunta al "potencial impacto del Brexit en la política constitucional de Reino Unido".

    "Es crecientemente aparente que el Gobierno de Theresa May va a proponer un Brexit 'duro' independientemente de las demandas de las administraciones autonómicas y el tiempo dirá si esta dura aproximación precipitará únicamente la marcha de la UE o será también la causa de la desintegración del Reino Unido", anticipa.

    El Ejecutivo nacionalista de Edimburgo ha planteado a Londres que negocie en Bruselas un régimen especial para Escocia, fuera de la UE pero dentro del mercado único y con su frontera abierta a los trabajadores comunitarios.

    "Theresa May prometió 'estudiar detenidamente' los planes alternativos al Brexit duro propuestos por el Gobierno escocés, pero la retórica que sale de Westminster, incluido el plan para no permanecer en el mercado común, no cuadra con la propuesta del SNP (Partido Nacional Escocés)", advierte el investigador.

    Anderson tiene claro que "el Brexit duro pondrá en riesgo el futuro constitucional de Reino Unido".

    Más aquí: Ministros británicos ven "inevitable" un segundo referéndum en Escocia

    Irlanda del Norte podría reclamar un plebiscito 'de la frontera', es decir, un voto sobre la reunificación de la dividida isla ahora que las formaciones nacionalistas irlandesas —Sinn Fein y el SDLP— están casi empatadas con las unionistas en la Asamblea autonómica de Belfast.

    Reto secesionista escocés

    Una amenaza más inminente a la unión de las naciones británicas procede del flanco escocés, donde el Gobierno de Nicola Sturgeon está dispuesto a convocar un referéndum independentista si Londres no accede a sus demandas en la cuestión del Brexit.

    "El Gobierno del SNP cree que tiene un mandato para proteger la posición de Escocia dentro de la UE dado que el 62% del electorado escocés votó por la permanencia", remarca Anderson.

    De acuerdo con el historiador, convocar un plebiscito separatista después del 'no' a la independencia pronunciado por el 55% de electores escoceses en 2014 es "probablemente la decisión más importante que Sturgeon tendrá que tomar como ministra principal".

    El dilema está avanzado del 'si al cuándo será' la consulta a medida que se acerca el plazo límite de la notificación oficial del Brexit fijado por May: el 31 de marzo.

    Anderson considera que "tiene más sentido esperar a que concluyan las negociones con la UE y sea aparente el acuerdo ofrecido y (si es el caso) aceptado por el Gobierno de Reino Unido".

    Sturgeon ha señalado el otoño de 2018 como fecha apropiada para abrir las urnas si Londres desoye las inquietudes escocesas.

    Lea también: Sturgeon: la intransigencia de May lleva a Escocia a otro referéndum independentista

    El Parlamento de Edimburgo no tiene poder para convocar un referéndum y necesitaría llegar a un acuerdo con Londres para proceder dentro de un marco legal, como sucedió en 2014.

    "Estoy convencido de que Theresa May no concederá otro referendo… y si accede será probablemente bajo la condición de que no se lleve a cabo hasta que concluyan las negociaciones Brexit o en algún extenso plazo de tiempo", argumenta el investigador en su comunicación con Sputnik.

    El obstáculo español

    Anderson cree "improbable" que la dirigente conservadora negocie un régimen especial para Escocia en la UE y, de producirse, también juzga "improbable que España bloquee dicho acuerdo".

    Aplica el mismo criterio en el supuesto de que Escocia gane la independencia en un referéndum autorizado por Londres.

    "En cambio, si Escocia logra un acuerdo en la UE contra la voluntad del Gobierno de Reino Unido, el Gobierno español tratará inequívocamente de bloquear el progreso de dicho acuerdo", sostiene.

    El calendario de la notificación del Brexit roza con el congreso de primavera del SNP, que se celebra en Aberdeen los próximos 17 y 18 de marzo.

    Ambas jefas de Gobierno se enfrentan a dos decisiones trascendentales en los próximos días: el arranque oficial del Brexit, para May; el Indyref2, para Sturgeon.

    Tema:
    El referéndum Brexit (442)

    Además:

    Rajoy pide "no dramatizar" sobre las posibles consecuencias del Brexit
    Los lores ponen apuros a Theresa May con el Brexit
    May advierte del riesgo a "un mal acuerdo" si se enmienda la ley Brexit
    Cruzada contra el Brexit
    Etiquetas:
    Brexit, Paul Anderson, Reino Unido
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik