En directo
    Sasha Tolstói, nieto del gran escritor ruso, visita la redacción de Sputnik en Montevideo

    Sasha Tolstói, bisnieto del gran escritor: "A medida que pasan los años, me acerco a mis raíces y soy cada vez más ruso"

    © Sputnik / Patricia Lee Wynne
    Entrevistas
    URL corto
    Patricia Lee Wynne
    0 121

    Pescador y escritor, así se define Alejandro 'Sasha' Tolstói, el bisnieto del célebre escritor ruso León Tolstói. Francés de nacimiento, reside en Uruguay desde hace 17 años, pero quisiera morir en Yasnaya Polyana, la casa de su bisabuelo en Rusia. Se siente ruso, francés y uruguayo, "un ciudadano del mundo".

    Sasha, como prefiere presentarse, vive en Punta del Este, a 100 kilómetros de Montevideo. Su abuelo por parte de padre, Mijail Lvovich, era uno de los hijos más jóvenes de León Tolstói, que emigró en 1917 con su familia a Francia, donde nació Sasha en 1938. Pero de alguna manera en su destino estaba Uruguay, país al cual viajó por primera vez a los 15 años para quedarse hasta los 19. Volvió al país sudamericano en 1998 con su esposa, hija de padre uruguayo, y se radicó aquí definitivamente después de enviudar, en el año 2000.

    "Para mí Uruguay es como el primer amor. Como una antigua novia, que, aunque hayan pasado los años, te provoca los más cálidos sentimientos. Yo conocí muchos países del mundo y tenía para elegir, pero elegí pasar el resto de mi vida precisamente aquí", dijo en 2009, en palabras recopiladas en el libro "Rusos en Uruguay: Historia y actualidad", publicado por la Embajada rusa en el país.

    Cada dos años, en verano, los descendientes del conde Tolstói dispersos por el mundo se reúnen en Yasnaya Polyana, la casa familiar, a 200 kilómetros de Moscú. A Sasha, que hoy tiene 78, le ronda en la cabeza la idea de terminar sus días en Rusia, en el terruño familiar, una manera de cerrar el círculo.

    Sasha Tolstói visitó las oficinas de Sputnik en Montevideo y habló sobre su vida y la obra de su célebre antepasado.

    Sasha Tolstói, bisnieto del gran escritor ruso, visita la redacción de Sputnik en Montevideo
    © Sputnik / Patricia Lee Wynne
    Sasha Tolstói, bisnieto del gran escritor ruso, visita la redacción de Sputnik en Montevideo

    ¿Qué significó para usted ser descendiente de León Tolstói?

    Al principio para mí era muy pesado, porque yo era muy niño, mi padre nos leía ‘Guerra y Paz' en ruso a los seis o siete años y nos dormíamos enseguida. Tuve un rechazo total hacia este viejo del cual hablaban y yo no existía, porque finalmente, él existía y nosotros no, todos estábamos a sus órdenes.

    Cuando logré cierto éxito en mi profesión, la pesca deportiva, y ya era conocido en el mundo, una vez en un cóctel un periodista muy conocido, director de un diario francés, se acercó y me preguntó si mi apellido era Tolstói. Pensé que iba a hablar de mi bisabuelo, pero me dijo "usted es el gran pescador" y a partir de ese momento logré ser alguien y no solo descendiente de otro.

    ¿Por qué vive en Uruguay?

    Soy hijo de padres divorciados que no me dispensaron afecto, entonces tuve que buscar el amor en algún lado, y la persona que empecé a amar primero fue a mí, porque no había otra, me peleaba con los muchachos. Aquí hay una filosofía donde los chicos son algo extraordinario para la familia, pero yo no lo era para mis padres. Era muy indisciplinado, hacía muchas travesuras, me echaban del colegio y a los 15 años no sabían qué hacer de mí. Entonces me mandaron para Uruguay con un tío mío, el príncipe Gorchakov, que era director de un banco, para ver si me podía criar mejor. Pero a los tres meses le mandó un telegrama a mi madre diciéndole que era imposible cuidarme y que me enviaba de regreso. Mi madre decidió venir y le encantó Uruguay. Entonces nos quedamos cuatro años acá.

    Después mi madre tuvo un accidente y tuvo que volver a Suiza, porque era rusa pero tenía el pasaporte de ese país. Su apellido era Vyrubova, como Anna Vyrubova, la que introdujo a Rasputin en la corte de los zares, que fue la primera mujer de mi abuelo materno, pero era una mujer terrible y al año se divorciaron y mi abuelo materno se volvió a casar.

    Sasha Tolstói, bisnieto del gran escritor ruso, visita la redacción de Sputnik en Montevideo
    © Sputnik / Patricia Lee Wynne
    Sasha Tolstói, bisnieto del gran escritor ruso, visita la redacción de Sputnik en Montevideo

    Al cumplir 19 años volví a Francia porque mi madre no me podía cuidar más porque estaba en coma. Volví a hablar a mi padre después de cuatro años y me dio el consejo de hacer el servicio militar. Como en ese momento yo estaba ordeñando vacas en Uruguay, en Nueva Helvecia, nada interesante, para mí era una aventura. Volví a Francia, estuve en la guerra de Argelia, me volví oficial muy rápido. Yo no hice ninguna escuela, ni siquiera bachillerato, no tengo ningún diploma, los únicos títulos que tengo son el de ordeñador de vacas y el de oficial de la Legión Extranjera.

    Cuando salí a los 23 años con el grado de Teniente, el más joven de la Legión Extranjera, me encontré con mi futura mujer, me casé y me quedé en Francia. Ella era medio uruguaya pero no había venido nunca a Uruguay. Lo conoció dos años antes de morirse en 1998. Después, yo volví porque aquí tenía familia, amigos, mis hijos ya estaban instalados, y yo me sentía inútil, depresivo. Por eso decidí volver a mi casita del otro lado del océano y desde hace 17 años vivo acá.

    ¿Usted es por vocación pescador y escritor?

    Cartas en la exposición 'León Tolstói y el mundo hispanohablante'
    © Foto : Pedro Quirós / Embajada de España en Moscú
    Sí, como Ernest Hemingway. Yo trabajaba en Galerías Lafayette, era director de publicidad. Pero como mi madre me había dejado algo de plata no quise seguir trabajando para los demás, quería hacer algo para mí mismo. A los 32 años renuncié a mi trabajo y fui a dar una vuelta por el mundo, pensando qué podía hacer. Yo quería tener un pie en la ciudad y el otro pie afuera, al aire libre. Compré una tienda de pesca y me volví muy conocido, no solo en Francia sino en todo el mundo, porque tenía un banco de información muy grande y organizaba viajes de pesca por todo el mundo y así conocí el mundo entero. En 1993, una persona quiso comprar mi negocio a un precio enorme, y me pagó tres veces más de lo que valía. Después vino la crisis, y si no lo hubiera vendido, me hubiera aplastado.

    ¿Se siente ruso, uruguayo o francés?

    Como decía mi bisabuelo, yo me siento ciudadano del mundo: cuando estoy en Rusia me siento ruso, cuando estoy en Francia, me siento francés y acá me siento uruguayo. Si voy a la Argentina, me siento argentino. Para mí no hay fronteras.

    Pero a medida que pasan los años, me acerco a mis raíces y soy cada vez más ruso, manejando, pensando. Yo soy cada vez más ruso, estoy a favor de Rusia, Putin tiene sus defectos pero también sus cualidades, para mí es una de las últimas fortalezas en el mundo para impedir la invasión de los bárbaros.

    Crimea fue siempre rusa. Mi bisabuelo escribió "Los Cuentos de Sebastopol". Fue Jrushov quien le regaló Crimea a Ucrania.

    ¿Cómo valora la obra de su bisabuelo?

    Pau Gasol, basquetbolista español
    © AFP 2018 / Daniel Garcia
    Después de haber leído casi todo, no solo las obras sino también lo que escribió sobre él, llegué a la conclusión de que tanto ‘Guerra y Paz' como Anna Karenina y muchas de sus obras, son historias sublimes pero robadas a la familia de su mujer, es decir habla muy poco de su familia pero habla mucho de la de su mujer. Las escenas, los cuentos y la trama, lo novelesco, lo agarró de la realidad suya familiar, entonces no inventó nada. Creó una obra pero no fue un puro creador en el sentido de que no escribió algo que salió de la nada, sino de hechos bien comprobados.

    La parte de la guerra sí es pura creación. Él estudió mucho, por eso le llevó siete años escribir ‘Guerra y Paz'. Era un perfeccionista y borraba todo el tiempo, y la pobre mujer estaba atrás y recopiaba todo. Yo, que soy escritor también, me doy cuenta de que si querés que la cosa sea perfecta, tenés que trabajar y trabajar. Yo escribí, sin contar los libros sobre la pesca deportiva, 15 libros, novelas, cuentos, crónicas, biografías.

    ¿Qué papel jugaba la esposa de León, Sofía?

    Si Sofía no hubiera existido, él no hubiera producido tantas obras. Ella lo ayudó mucho porque él era muy depresivo. Tuvo todas las enfermedades posibles, murió casi 10 veces y se salvó siempre con la ayuda de ella, que lo curó. Ella siempre tenía ánimo, mientras que él era depresivo. Se metió en los cultivos, con las ganancias de sus obras, compraba tierra y quería hacer cultivos modernos, pero fallaba siempre y entonces se deprimía porque perdía dinero y la mujer lo alzaba de vuelta. Hubo una polémica, porque algunos decían que Sofía era la damnificada por León, pero no es verdad, fue el ángel. Yo creo que Sofía le dio a León toda su vida una permanente lección de amor, que él la daba también al mundo entero. Lo increíble es que uno o dos años antes de morir se deprimía mucho y un día le decía a su mujer que la amaba y al siguiente que la odiaba. Yo digo que al genio no se le puede perdonar todo porque es genio.

    Sasha Tolstói, bisnieto del gran escritor ruso, visita la redacción de Sputnik en Montevideo
    © Sputnik / Patricia Lee Wynne
    Sasha Tolstói, bisnieto del gran escritor ruso, visita la redacción de Sputnik en Montevideo

    ¿Su familia salió de Rusia con la Revolución?

    Había unos pocos hijos que estaban a favor de León y los otros estaban del lado de la madre. De 13 hijos, cinco murieron y de los ocho que vivieron, muy pocos pasaron los 40 años. La que siempre estaba al lado de León fue Sasha, su última hija, que lo veneraba, y creó la fundación Tolstói en EEUU y recibió dinero de los gobiernos occidentales para ayudar a los que escapaban del universo soviético.

    Sí, la mayor parte [de la familia] se escapó. Se fueron a 20 países diferentes: Suecia, Francia, Estados Unidos, Italia. Los que hoy están en Rusia, que forman la rama principal, se exiliaron en Yugoslavia y Jruschov les permitió volver. Volvieron todos, artistas, pintores, profesores y ahora tienen mucho éxito.

    Los que tenemos el apellido somos entre 250 y 300 pero somos casi 500 descendientes directos.

    Sasha Tolstói, bisnieto del gran escritor ruso, visita la redacción de Sputnik en Montevideo
    © Sputnik / Patricia Lee Wynne
    Sasha Tolstói, bisnieto del gran escritor ruso, visita la redacción de Sputnik en Montevideo

    Si le tocara elegir uno de los personajes de su bisabuelo, ¿cuál elegiría?

    Yo creo que el más ruso de todos era Pedro Bezújov, de 'Guerra y Paz', y también creo que Tolstói se identificaba con él. Es un personaje extraordinario. Siempre le aconsejo a la gente que no ha leído a Tolstói y lo quiere leer, que no se apure. Yo leí 'Guerra y Paz' cuando tenía 25 años, pero en ese momento no era mi obra preferida. Después, a los 50 o 60 años la volví a leer y encontré que era una obra fantástica. Creo que hay que tener cierta madurez para entender su obra y entonces vas a ver que te enseña mucho.    

    Además:

    Tolstói, Dostoyevski, Chéjov: ¿Quién es el mejor escritor ruso de todos los tiempos?
    El "Carácter ruso" de Alexéi Tolstói
    Etiquetas:
    personalidades, literatura, Alejandro 'Sasha' Tolstói, León Tolstói, Uruguay, Rusia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik