En directo
    Entrevistas
    URL corto
    424
    Síguenos en

    MONTEVIDEO (Sputnik) — El autorretrato es una expresión artística seductora, dijo a Sputnik el escritor y periodista peruano Jaime Bayly, quien en sus más de 10 novelas, la mayoría autobiográficas, ha creado una obra signada por sus derrotas personales.

    "En general, la posibilidad artística de convertir en un libro tus fracasos me deslumbraba mucho, y creo que es lo que he hecho toda mi vida", reconoce Bayly, quien estuvo en Montevideo para participar en la 39ª Feria del Libro Internacional de Uruguay, que tuvo a Perú como país invitado.

    "Creo que el fracaso, la marginalidad, la vida subterránea, lo que está escondido debajo de la alfombra, en el armario, lo que a primera vista no se ve, todo eso es un material muy rico para la literatura. Y a eso me he abocado yo", añade el autor.

    Bayly dijo sentirse emparentado con artistas como la pintora mexicana Frida Kahlo y los también pintores Vincent Van Gogh y Rembrandt, ambos holandeses, quienes con frecuencia recurrieron al autorretrato.

    "El autorretrato como expresión artística es una cosa muy seductora", afirmó Bayly.

    Nacido en Lima en 1965, el autor creció en un hogar marcado por el despotismo de un padre amante de la doctrina militar y una madre fanática religiosa y perteneciente al Opus Dei.

    "Un escritor es casi siempre un marginal, un desadaptado, y yo me sentía un marginal en mi propia familia, un extranjero; mi padre y yo fuimos enemigos toda la vida, no encontramos la manera de llevarnos amigablemente", señala el escritor.

    Escapar escribiendo

    La opresión del hogar familiar despertó en Bayly la urgencia de la resistencia, que hicieron que el escritor se refugiara en las lecturas primero, y más adelante en la escritura, las drogas y una vida sexual que nunca conoció de estereotipos ni tabúes.

    A los cincuenta, ya tocaba, la #felicidad.

    Фото опубликовано Jaime Bayly Letts (@jaimebayly) Май 23 2015 в 11:27 PDT

    Esa misma sensación de ahogo es la que sintió el escritor en Perú, país que abandonó hace un cuarto de siglo y al que ahora vuelve tan solo una vez por año.

    "Desde niño mi madre quería que yo fuera cura, o por lo menos cura laico del Opus Dei; esa gente que no coge, que además viven solo hombres en una casa, solo minas [mujeres] en otra, es una locura, y mi padre quería que yo, con lo delicado que era, fuera militar, entonces yo tuve que salir huyendo de todo eso, creo que no me quedó otro remedio, en el sentido geográfico de irme lejos, pero también en el sentido de escapar escribiendo", cuenta.

    Para Bayly, sin esta escenografía del hogar familiar, probablemente su vida hubiera transitado otros caminos más "normales".

    "Es una pregunta que yo me he planteado a menudo. Si me hubieran tocado padres liberales, agnósticos, ¿yo hubiera sido quien soy? Quizá no, quizá no hubiera sido drogadicto, quizá no hubiera sido bisexual, quizá hubiera tenido una vida en promedio feliz, "normal", admite.

    Sin embargo, el vínculo con sus padres y la resistencia del futuro escritor, fueron marcando su identidad, tanto personal y literaria, que el novelista se encargó de fundir en sus obras.

    "Yo me he definido, encontrado mi identidad, casi siempre oponiéndome a ellos, y esas transgresiones son pequeños actos de rebeldía, pero [también] van afirmando, delineando, un estilo de vida", explica, y agrega: "De esas trasgresiones, que a veces han sido infelices, que han dejado un poso amargo, de todo eso yo he encontrado la manera de hacer literatura".

    Autor de las novelas 'La noche virgen', ganadora del premio Herralde de novela en 1997 y la obra 'Y de repente, un ángel', finalista del premio Planeta en 2005, Bayly también ha tenido numerosos programas periodísticos en televisión, donde se hizo conocido tanto por su forma de preguntar y encarar a sus entrevistados, que por realizar sus programas bajo los efectos de la cocaína.

    Hoy puede ser un gran día. #Serrat

    Фото опубликовано Jaime Bayly Letts (@jaimebayly) Окт 1 2015 в 9:44 PDT

    "Espero que a Kuczynski no le falle la salud"

    "Espero que la salud no le falle, porque gobernar hasta los 83 años…va a ser una cosa pesada", dijo Bayly, quien estuvo en Montevideo con motivo de la 39 Feria Internacional del Libro de Uruguay, que tiene a Perú como país invitado.

    El escritor destacó que Kuczynski, quien asumió como presidente de Perú el 28 de julio y gobernará durante los próximos cinco años, ha sido un hombre de "éxito" que tiene "mucho dinero", y alabó que pese a ello haya optado por postularse a la presidencia de su país.

    "Él podría estar retirado y disfrutando de su riqueza. Y que se dedique al servicio público lo enaltece mucho", expresó Bayly.

    Un manicomio llamado Perú

    El escritor, quien reside desde hace 25 años en Miami, ha expresado en muchas de sus novelas, la gran mayoría autobiográficas, su rechazo visceral a su país de origen.

    "A mí [Perú] me parece un lugar peligroso. Yo me siento un extranjero. Desde muy joven he sentido que si quería afirmar mi libertad, no solo la libertad de expresarme artísticamente, pero la libertad de amar, de drogarme, la libertad de permitirme ser ateo en una familia del Opus Dei… yo veía al Perú y lo sigo viendo como un manicomio, esos lugares donde te atan a la cama, te sedan y te dicen que no puedes ser como tú realmente eres, con todos tus rasgos inhumanos, grotescos, miserables", explica Bayly.

    Para el autor, quien sin embargo viaja a Perú al menos una vez al año, ir a Lima es como ir a un zoológico en el que "las bestias están sueltas".

    "Yo siento eso cuando voy a Lima: las bestias están sueltas y hay que andar con mucho cuidado", dice.

    Bayly estuvo en Montevideo presentando su última novela, 'El niño terrible y la escritora maldita'.

    Basada en su propia experiencia, la novela cuenta los comienzos de la relación con su actual esposa, las peleas con su expareja y cómo la situación lo alejó de sus dos primeras hijas, que dejaron de hablarle durante más de tres años.

    Trump, un político "tercermundista"

    "Nunca había visto un candidato presidencial tan tercermundista como él, en el sentido de que no está preparado, de que tiene una relación promiscua con la verdad [y] no tiene curiosidad intelectual. Es un improvisador, un charlatán […] Es particularmente vicioso para desfigurar la verdad", dijo Bayly.

    Nacido en Lima en 1965, Bayly ha escrito más de una docena de novelas, entre las que se destacan 'La noche es virgen', premio Herralde de Novela en 1997, y la obra 'Y de repente, un ángel', finalista del premio Planeta en 2005.

    Asimismo, ha conducido programas de televisión durante casi 30 años, en los que ha entrevistado a cientos de líderes políticos y celebridades, siendo reconocido tanto por su particular manera de preguntar, como por conducir su programa bajo los efectos de la cocaína.

    Según Bayly, quien hace más de 25 años reside en Miami, el carácter tercermundista del candidato republicano se lo da también su "culto a la personalidad".

    "Esta cosa de proyectar la imagen de un líder fuerte, autoritario, levemente misógino, que le dice a una mujer: "usted no tiene la apariencia para ser presidenta". ¿Qué cosa es la apariencia? Eso es muy, muy latinoamericano", continuó el escritor, quien estuvo en Montevideo con motivo de la 39 edición de la Feria Internacional del Libro de Uruguay, que tiene a Perú como país invitado.

    Durante el primer debate presidencial, que se celebró el pasado 26 de setiembre, Trump le dijo a su rival, la demócrata Hillary Clinton, que no tenía "la apariencia" para ser presidenta de EEUU.

    Clinton: aplomo de estadista

    Respecto a la exsecretaria de Estado, el novelista peruano dijo que fue "la más alucinante primera dama de la historia", y destacó su comportamiento cuando se conoció la noticia de que su esposo, el entonces presidente Bill Clinton (1993-2001), había mantenido relaciones sexuales con otra mujer.

    "A ella le tocó soportar la humillación pública de que su marido la engañaba con otra mujer. La prueba más ardua que ella sorteado como estadista, fue aquella. Porque no reaccionó como una mujer, como una esposa, despechada, ella se portó con aplomo de estadista, muy elegante", dijo Bayly.

    Para el escritor, no obstante, Clinton es una candidata predecible, lo que la hace más confiable que Trump.

    "Creo que siendo una candidata aburrida, predecible, es también por eso mismo una candidata seria, confiable, consistente. Sabe. Tiene el mundo en la cabeza. Entiende las complejidades del mundo de hoy. Creo que haría una presidencia exenta de los grandes riesgos que entrañaría" Trump, opinó.

    Sin embargo, Bayly, también con nacionalidad estadounidense, dijo estar "más tentado" de hacerlo por el candidato del Partido Libertario, Gary Johnson.

    Las elecciones presidenciales de EEUU se realizarán el 8 de noviembre.

    Etiquetas:
    literatura, escritor, Jaime Bayly
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook