Widgets Magazine
En directo
    Entrevistas
    URL corto
    11230

    “Milagro es la primera presa política del gobierno de Macri”, dijo Raúl Noro, esposo de la dirigente popular detenida el 16 de enero por órdenes del nuevo gobernador de Jujuy, Gerardo Morales, desde el acampe frente a la Casa de Gobierno, en exclusiva para Sputnik Nóvosti.

    “A Milagro la detuvieron porque pidió una audiencia con el gobernador Morales desde antes de su asunción, el 10 de diciembre, para tratar el futuro de las cooperativas de la organización barrial Tupac Amaru. Como no contestó, le volvimos a pedir la entrevista después de su posesión, pero tampoco respondió. Los cooperativistas, en asamblea, decidieron ocupar pacíficamente la Plaza Belgrano, frente a la Casa de Gobierno, donde llevamos 32 días y donde pasamos la Navidad y el Año Nuevo. Como Morales no pudo hacer nada, inventó una acusación contra Milagro”, informa Noro.

    Morales, de la Unión Cívica Radical, ganó las elecciones a gobernador en octubre, después de 17 años de gobierno peronista en la provincia, apoyado por la alianza Cambiemos del presidente Mauricio Macri.

    El Gobernador ha montado una campaña de ”demonización de las organizaciones sociales y de Milagro”, acusa Noro. “Ahora estamos siendo perseguidos, tienen los medios a favor, y tenemos que luchar contra la derecha conservadora y el neoliberalismo”, porque Macri “le entregó el poder a las corporaciones financieras y económicas. En Jujuy, está la corporación Ledesma, que apoyó financieramente la campaña de Morales”, denuncia.

    Ledesma, líder en el mercado del azúcar, bioetanol, papel y frutas, posee 150000 hectáreas de tierra, la mayor superficie cultivable de la provincia de Jujuy, dice Noro. La empresa es tristemente célebre por el “Apagón de Ledesma”, cuando, después del golpe militar de marzo de 1976, los dueños ordenaron cortar durante varios días la luz de los pueblos Calilegua y Libertador, permitiendo el ingreso de los militares, que secuestraron 150 personas, la mayoría trabajadores, de las cuales 30 continúan desaparecidas.

    Noro recuerda que en el año 2001, cuando estallaron las protestas que llevaron a la caída del presidente Fernando de la Rúa, Milagro era secretaria gremial de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE), y empezó a organizar a los desocupados en Jujuy, que eran decenas de miles.

    Sala organizó la distribución de copas de leche para los niños y comenzó a crear grupos barriales, que luego se unieron y fundaron la organización Tupac Amaru, en homenaje al inca José Gabriel Condorcanqui (1737-1781), que protagonizó una rebelión contra los conquistadores españoles. “Juntamos en nuestra bandera a Tupac, a Evita Perón, porque ella se ocupaba de los desocupados, y al Ché Guevara”, agrega Noro.

    Tras la crisis de 2001, el gobierno de Néstor Kirchner (2003-2007) empezó un programa de emergencia habitacional y de construcción de viviendas para desocupados. “Milagro, que parece un ciclón arrollador, porque nada la detiene, se metió en ese plan. Al día de hoy, ya llevamos 1000 casas, hicimos un seguro de salud que atiende a los ex desempleados (porque ya son ocupados), tenemos ecógrafos, laboratorios de análisis clínicos, radiógrafos, odontología, internación y sepelios gratis, dos edificios escolares con escuela primaria, secundaria y tres carreras terciarias, un centro de atención de discapacitados de familias sin recursos, piscinas, un sistema de contención social para combatir la droga entre adolescentes, una fábrica textil, una de bloques de adoquines y una metalúrgica. Eso es Milagro Sala”

    Milagro, que fue abandonada por su madre en una caja de zapatos frente a un hospital y adoptada por una familia de clase media, huyó de su casa cuando se enteró, y pasó unos años viviendo en la calle, hasta que consiguió trabajo en la administración pública. Dirigente sindical, creadora y líder de la Tupac Amaru y de la Red de Organizaciones Sociales (ROS), que agrupa a más de cien cooperativas y agrupaciones populares del país, fue elegida diputada provincial en 2013, pero renunció en 2015 para ser elegida diputada al parlamento de Mercosur en las elecciones de octubre. Su detención ha generado una ola de repudios de organizaciones sociales y dirigentes políticos y populares.

    Además:

    Crece la preocupación por los despidos de periodistas en la Argentina
    Protestas en Argentina contra la censura de Macri
    Duro cruce entre Gobierno y oposición por los despidos en Argentina
    Etiquetas:
    detención, ROS (Red de Organizaciones Sociales), Tupac Amaru, Asociación de Trabajadores del Estado (ATE), Unión Cívica Radical (UCR), Raúl Noro, Milagro Sala, Gerardo Morales, Mauricio Macri, Argentina
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik