En directo
    Entrevistas
    URL corto
    Por
    0 50
    Síguenos en

    El rechazo a la corrupción endémica ha sido un factor decisivo en las disputas reñidas de los recientes comicios en México, que han puesto fin a un modelo tripartito de casi de 25 años, dijo a Sputnik Nóvosti el director de Transparencia Internacional (TI), Eduardo Bohórquez.

    En los recientes comicios de medio mandato presidencial de México, al colocar el tema de la honestidad como parte del debate los electores “han enviado una señal de pluralidad política, de innovación independiente, de multipartidismo contra un modelo tripartita (PRI-PAN-PRD)”, que dominó durante más de dos décadas el país latinoamericano, dijo el responsable en México del organismo internacional.

    El parámetro para medir el impacto de la honestidad en las elecciones está en el balance de una iniciativa que consiste en exigir a los candidatos a cargos públicos tres declaraciones para evaluar sus bienes —fiscales, patrimoniales y de intereses-, bautizada “Tres de Tres”, promovida por el Capítulo México de Transparencia Internacional.

    Esa campaña inédita “convocó a pocos candidatos, 397 de un universo posible de 22.000 —aspirantes a diputados, alcaldes y gobernadores-; sin embrago ilustró perfectamente un primer hallazgo: a pesar de la opacidad, en México es posible hacer públicas esas tres declaraciones”, en el fragor de la disputa electoral.

    La organización no gubernamental que promueve medidas contra crímenes corporativos y corrupción política en el mundo, considera que el desafío lanzado a los políticos ha probado además que se trata de “un tema importante para el electorado a la hora de decidir su voto, sobre todo en elecciones reñidas, que va a continuar presente en la agenda política del país”.

    El segundo hallazgo crucial de la organización fundada en 1993, con sedes principales en Berlín y Londres, “es que donde hay más competencia política, el tema de la honestidad y la transparencia fue claramente un factor diferenciador”, enfatiza Bohórquez.

    De las nueve elecciones para Gobernador en igual número de Estados de la república mexicana, “en aquellas donde hubo mayor competencia electoral, hubo más participación en la campaña Tres de Tres”.

    En ocho de nueve elecciones a Gobernador,“la iniciativa jugó un claro papel diferenciador porque fueron comicios reñidos”, enfatiza el director de TI en México.

    El caso del petrolero estado de Campeche ha sido la excepción de elecciones para nuevos gobiernos estatales, por la falta de competitividad de los rivales, donde ninguno de los contendientes atendió al desafío de hacer públicas las cuentas personales con “Tres de Tres”.

    Un tercer hallazgo es que se detectaron distintas razones para la opacidad, por las cuales los candidatos declinan sumarse a la iniciativa de transparencia como prueba de honestidad.

    Dos de esas razones preocupan al organismo: “la primera causa revela una posibilidad de tener intereses en conflicto que no podían ser revelados al público; y la segunda, es porque no estaban al corriente en situación fiscal”, lamenta el directivo del organismo que coloca a México en el lejano lugar 103 de 174 naciones evaluadas en su índice mundial de percepción de corrupción, 82 posiciones atrás de Chile, 34 después de Brasil.

    La evaluación nacional indica que la situación es tan irregular entre la clase política mexicana que “incluso muchos contendientes estaban dispuestos a participar en la campaña de Transparencia; pero no podían porque no estaban dados de alta como contribuyentes, o porque tenían ingresos que no pueden acreditar con el pago de sus impuestos”.

    La conclusión de Bohórquez es que la vida política mexicana, como en otros países similares, “todavía se construye a partir del intercambio de favores, de relaciones de compadrazgo y amistad, de compromisos para compensar a empresarios cuando se llega al poder, que configura un conflicto de intereses; y una opaca relación con el fisco”.

    Ante este diagnóstico, el directivo de la organización no partidista sin fines de lucro adelantó que exhortará al gobernador electo de Campeche,

    Alejandro Moreno, y a otros candidatos ganadores a sumarse a la campaña. Al mismo tiempo, TI solicitará al nuevo Congreso que, en el marco del nuevo Sistema Nacional Anticorrupción, la iniciativa Tres de Tres sea adoptada por ley y se incorpore además a los códigos electorales.

    Las candidaturas independientes triunfantes en elecciones, como Nuevo León, Jalisco y Michoacán, entre otras plazas, también “son un gran laboratorio” para lo que puede ocurrir en las elecciones de 2018 –a la Presidencia y al Senado.

    Por esa razón “es muy importante evaluar a los políticos independientes con la campaña Tres de Tres, dado que no hay el respaldo institucional tradicional de un partido político responsable de sus cuentas”, puntualizó el politólogo.

    Además:

    Elecciones en México: Renovarse o morir
    La corrupción costó a México unos $20.000 millones en 2014, dice observatorio económico
    Senado de México aprueba por primera vez un sistema nacional anticorrupción
    Etiquetas:
    elecciones presidenciales, corrupción, Transparencia Internacional (TI), Eduardo Bohórquez, México
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook