23:51 GMT +317 Noviembre 2019
En directo
    Elecciones en Israel

    Herzog renovará las negociaciones con Abás, y si fallan, lo volverá a intentar

    © REUTERS / Baz Ratner
    Entrevistas
    URL corto
    Por
    0 20
    Síguenos en

    Hilik Bar (Safed, 1975) es secretario general del Partido Laborista israelí y número siete de la lista de la Unión Sionista (laboristas y Hatnua) a las elecciones de hoy. En una entrevista con Sputnik en Tel Aviv aseguró que su líder, Isaac Herzog, reanudará el diálogo con los palestinos.

    Los últimos sondeos les dan a ustedes una victoria muy ajustada, pero muestran a Netanyahu como el candidato mejor valorado. ¿Confía en derrotarlo?

    Las encuestas dan un apoyo personal a Netanyahu del 37% porque es el primer ministro. La gente está cansada de él por la economía, la vivienda, el coste de la vida, las pocas perspectivas de reanudar negociaciones con los palestinos. Herzog tiene grandes posibilidades de ganar y dirigir el próximo gobierno.

    ¿Por qué escogieron el nombre de Unión Sionista para su coalición con Hatnua (El Movimiento)? ¿Quizás para demostrar a los votantes que ustedes también son sionistas y patriotas?

    El nombre lo escogieron Isaac Herzog y Tzipi Livni. La derecha está provocando desde hace años diciendo que la izquierda es antisionista, cuando la verdadera antisionista es la derecha, que nos está llevando hacia una solución del conflicto con los palestinos de un solo Estado para dos naciones. Esto sería el final del sionismo, si perdemos la mayoría judía, perdemos el sueño sionista. El sionismo real es el del Partido Laborista y Hatnua, dirigido al bienestar social, el trabajo y las oportunidades para la paz. Buscar la paz es sionismo real, no mantener el conflicto durante miles de años. Por eso escogimos este nombre, que no va de ninguna manera en contra de las minorías en Israel. Tenemos en nuestro partido un gran sector árabe. Siempre supieron que formaban parte de un partido sionista que quiere incluir y tratar con igualdad a las minorías, que tengan todos los derechos. Es la derecha la que hizo que el sionismo fuera solo de los judíos en Israel. Pero no es así, es de todos los ciudadanos que forman el Estado.

    La Lista Conjunta de las fuerzas árabes no se unirá a ninguna coalición, ¿pero buscarán ustedes su apoyo puntual como hizo el primer ministro Isaac Rabin en 1992? 

    Sí, contemplamos su apoyo para bloquear a la derecha. Ellos han dicho que uno de sus objetivos es echar a Netanyahu. No están de acuerdo del todo con Herzog pero estoy seguro de que saben que es mucho mejor candidato para la paz con los palestinos y los derechos de las minorías.

    Ustedes han hablado mucho en campaña de las cuestiones sociales, que son las que más preocupan a los israelíes. Pero la seguridad también es un tema central. Netanyahu se vende como el único capaz de garantizar la seguridad de Israel. ¿Cómo han intentado convencer a los ciudadanos de que ustedes son buenos en seguridad?

    Elecciones en Israel
    © REUTERS / Amir Cohen

    Diciéndoles que la mayor mentira es que Netanyahu es bueno en esta materia. Ha fracasado: no ha acabado con Hamás, ha liberado a miles de presos, se excavaron centenares de túneles del terror bajo su mandato, miles de misiles han caído en Israel desde el sur hasta Tel Aviv y Haifa. El Partido Laborista siempre luchó de forma dura contra el terror, pero a la vez intentó conseguir la paz. Rabin decía: “Negociaremos con los palestinos como si no hubiera terrorismo y lucharemos contra el terrorismo como si no hubiera negociaciones”. La paz, estratégicamente, es la mejor arma contra el terrorismo, la guerra y las víctimas. La prueba es la paz que conseguimos con Jordania y Egipto.

    ¿Cree que aún es posible la solución de dos Estados, uno israelí y otro palestino?

    Sin duda. Es la única solución que tenemos nosotros y los palestinos, cualquier otra opción está fuera de lugar. Ni tres Estados (Israel, Gaza y Cisjordania), ni un solo Estado para todos porque es el fin del sueño sionista y del sueño palestino de tener su propio país. Sería un desastre contra el que lucharé. Dos Estados es la única opción duradera, los que dicen que ya no se puede llevar a cabo, mienten.

    ¿Van a ofrecer negociaciones a los palestinos si gobiernan?

    Abu Mazen (el presidente palestino, Mahmud Abás) no es el socio perfecto, pero es un socio. Hamás es una organización terrorista contra la que tenemos que luchar. Abás comete errores diplomáticos dirigiéndose a la Corte Penal Internacional (CPI) o a la ONU, pero sigue siendo un socio que lucha contra Israel principalmente con medios diplomáticos. Es algo que deberíamos de apreciar. Un socio que es tu enemigo no puede ser perfecto. No podemos pretender que sea sionista y tenga la foto de David Ben Gurion (primer jefe del Gobierno israelí) en su mesa. Los egipcios y los jordanos eran mucho peores enemigos y más fuertes que los palestinos, pero tuvimos unos líderes que supieron convertirlos en socios para la paz. Herzog renovará las negociaciones con Abás y si fallan, lo volverá a intentar, no como estos nueve meses de pretendidas negociaciones en el último mandato de Netanyahu que fracasaron.

    Tienen con ustedes en la coalición a Tzipi Livni, que es una experta en negociaciones y que ha negociado durante el Gobierno de Netanyahu, cuando ha fracasado el diálogo.

    Livni es la segunda al mando de nuestra coalición, encabezó las negociaciones bajo el gobierno de Netanyahu, pero no tuvo ningún poder real del primer ministro ni de (el líder de La Casa Judía) Naftali Bennett (contrario al Estado palestino) para hacerlo. Bajo nuestro gobierno, la oportunidad que le daremos a este tipo de negociación será real, con un gran porcentaje de salir adelante. También habrá un porcentaje de fracaso, pero lo volveremos a intentar. Hay que intentarlo hasta conseguir resolverlo.

    ¿Por qué cree que Abás toma estas medidas unilaterales? ¿Cree que tiene alternativa? Él dice que no.

    No me gusta esta actitud de los palestinos, estoy en contra de cualquier acción unilateral cuando se trata de conseguir la paz, tanto por parte palestina como israelí. Me resisto a acciones unilaterales de Israel como construir los asentamientos y no considerar a la otra parte ni a la comunidad internacional. Tenemos que implicar a EEUU, la UE y al mundo árabe, la Liga Árabe. Es muy desafortunado que Israel nunca haya contestado a la iniciativa de paz árabe en 13 años, es un error diplomático. Netanyahu sigue construyendo en colonias y anexionando territorio y los palestinos tomando medidas unilaterales.

    La retirada de Gaza por parte de Israel fue un paso unilateral también.

    Sí, y yo estuve en contra y estoy aún en contra de cualquier oferta unilateral –incluso de gente de nuestro partido– de cualquiera de las dos partes, si no es en la negociación de un acuerdo para establecer un estatus final que ponga fin a todas las reclamaciones. Hay que intentar resolver el conflicto una y otra vez. En esto consiste el sionismo y hasta el judaísmo y esto es tener un liderazgo valiente. Los pasos unilaterales son un desastre y no los apoyaré aunque vengan de mi partido. Solo apoyamos esfuerzos bilaterales.

    Durante los gobiernos laboristas también hubo ampliación de asentamientos. ¿Van a ofrecer algún tipo de moratoria o congelación en la construcción?

    Lucharemos contra la construcción en colonias aisladas y si hay que congelar la construcción en las colonias en general durante las negociaciones el tiempo que sea, lo haremos. Sabemos que una vez hagamos la paz, algunas inversiones en los asentamientos no pertenecerán a Israel y es tirar el dinero, es una provocación para los palestinos y la comunidad internacional. No obstante, hay algunos grandes asentamientos que sabemos que se quedarán bajo soberanía israelí en un futuro acuerdo donde podríamos seguir construyendo.

    ¿Van a pedir como precondición para negociar el reconocimiento del Estado judío, que es algo que hace años no estaba en la mesa de negociaciones?

    Me gustaría que, si Israel hace concesiones, los palestinos las hagan. Quiero que cada lado reconozca al otro como la nación-Estado de su pueblo. Que reconozcan a Israel, no como Estado judío sino como el Estado-nación del pueblo judío y que se reconozca a Palestina como el Estado-nación del pueblo palestino, con minorías en los dos países. Pero esto no sería una precondición para negociar.

    ¿Negociarán solo con Abás, que aún no controla Gaza? ¿Cuál es la solución para Gaza, la van a excluir de la negociación?

    Tenemos que conseguir un acuerdo con Abu Mazen como jefe de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP) que representa a todos los palestinos, con el apoyo de la Liga Árabe, por encima de Hamás, que es una organización terrorista. Una vez logrado un acuerdo de paz, Gaza será responsabilidad de Abu Mazen y el mundo árabe. Lucharemos contra el terrorismo desde Gaza, si es necesario, una vez conseguida la paz. Si Hamás no hace el cambio que hizo Al Fatah hace años y pasa de ser una organización terrorista a un movimiento político, quedará fuera del juego y lucharemos contra ellos con el único lenguaje que entienden que es un gran Ejército.

    Durante la campana, Netanyahu ha insistido en “la amenaza nuclear iraní”. ¿Cuál es su visión sobre este tema? ¿Cree que fue positivo que hablara en el Congreso de EEUU sobre esta cuestión?

    En el tema nuclear de Irán coincidimos casi al 100% con lo que piensa Netanyahu. No creemos a los iraníes, pensamos que están intentando engañar a la UE y a los estadounidenses. Si llegan a tener armas nucleares, será un desastre para Israel y el mundo tendría que hacer todo lo posible para evitarlo. Como Netanyahu, creemos que todas las opciones están sobre la mesa. Otra cuestión es la manera de transmitirlo y conseguirlo. La elección de Netanyahu de ir al congreso fue errónea, fue un discurso innecesario que intervino de manera injusta y políticamente incorrecta en la política americana, fue en contra de la voluntad y el deseo del presidente de EEUU. En este sentido, Netanyahu hizo más daño que bien. Podría haberse intentado reunir directamente con Obama en otro momento o mantener reuniones secretas y lo hubiéramos apoyado.

    ¿Cree que resultó muy perjudicada la relación entre Israel y EEUU? Algunos analistas indican que Israel está ahora más aislado que nunca. ¿Qué piensa usted?

    La relación con EEUU y especialmente con su presidente ha quedado dañada, pero no hasta un punto que no se pueda recuperar. Creo que la relación entre Israel y EEUU es muy fuerte, muy profunda, aunque no por eso la tenemos que dar por obvia, como quizás hizo Netanyahu con su discurso. Fue un puñetazo en la cara a los americanos, pero nada que no podamos recuperar con un nuevo gobierno israelí amigo de los americanos. Israel tiene un problema y es que es cada vez es menos popular en Europa. Pero desafortunadamente el ser antiisraelí o el antisionismo se está transformando también en antisemitismo. Está creciendo mucho en Europa, donde hay fuerzas oscuras que tratan de usar el conflicto con los palestinos para alimentar el antisemitismo. Europa tiene que luchar contra esto por todos sus medios. El conflicto se usa para aislar a Israel, promover boicots y acciones a las que me opongo fervientemente porque no ayudan a promover el final del conflicto. Aislar a los israelíes los hace antieuropeos, no confían en Europa como socio equilibrado para intervenir en las negociaciones con los palestinos. Europa tendría que promover más la lucha contra el antisemitismo y el antiislamismo, contra el racismo. Judíos y musulmanes podrían cooperar en Europa en este sentido.

     

    Además:

    Alta participación en las elecciones legislativas de Israel
    Los resultados de las elecciones en Israel no incidirán en las relaciones con Rusia
    La coalición de partidos árabes lucha por ser la tercera fuerza en la Kneset israelí
    El presidente israelí podría tratar de facilitar un gobierno de unidad
    Etiquetas:
    Yitzhak Rabin, Al-Fatá, Partido Laborista (Israel), Unión Sionista, UE, Abu Mazen, David Ben Gurion, Hilik Bar, Naftali Bennett, Isaac Herzog, Tzipi Livni, Mahmud Abás, Benjamín Netanyahu, Franja de Gaza, Israel, Palestina, Cisjordania, EEUU
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik