En directo
    Entrevistas
    URL corto
    Por
    0 11
    Síguenos en

    Polémico en cada una de sus palabras, el diputado federal por el Partido Progresista (PP) y militar en la reserva, Jair Bolsonaro, obtuvo gracias a sus discursos incendiarios 464.572 votos en el estado de Río de Janeiro. Considerado el representante de la extrema derecha en Brasil, su ataque continuo al gobierno del Partido de los Trabajadores (PT) ha ganado gran resonancia entre un creciente sector de la sociedad brasileña que, hastiado por los escándalos de corrupción en el país, desconfía de la legitimidad de su gobierno y ansía un retorno a los tiempos del periodo militar.

    Homófobo, racista y recientemente "violador" han sido algunos de los adjetivos que sus adversarios políticos y la prensa del país han utilizado para definirle. Fiel a su estilo, el diputado Jair Bolsonaro conversa sin tapujos con Sputnik sobre la situación de Brasil cara a 2015, fecha de inicio del próximo mandato de la presidenta Dilma Rousseff.

    Hace apenas unos días la presidenta Dilma Rousseff no pudo evitar llorar cuando recibió el informe final de la Comisión Nacional de la Verdad ¿Cuál fue su reacción como militar al conocer el contenido del informe?

    La Comisión Nacional de la Verdad fue montada por Rousseff para reescribir la historia a su manera, comparando el periodo militar en Brasil con dictaduras horribles como China, Rusia o Cuba. Sin embargo, lo peor es que esas lágrimas no fueron de arrepentimiento sino de orgullo. El pasado de Dilma es un pasado de guerrilla. Es y siempre fue una terrorista porque financia el terrorismo y está orgullosa de ese pasado e incluso llora por sus compañeros caídos. Todos podemos equivocarnos pero si uno está orgulloso ya es otra cosa.

    ¿Qué tiene que ver hoy en día la presidenta de Brasil con cualquier tipo de terrorismo?

    El gobierno de Dilma Rousseff dice que hay que dialogar con el Estado Islámico y  otorga asilo político a terroristas internacionales reconocidos como Cesare Battisti. Además cada año entrega 1.000 millones de reales a la dictadura de Cuba a través del programa "Mais Médicos". Con total seguridad parte de ese dinero se desvía para perpetuar otros gobiernos de izquierda en América Latina, un sistema ideado por Lula junto con las FARC y Fidel Castro en el Foro de Sao Paulo en 1990. Yo no puedo comprobarlo, pero desde el momento que no existe transparencia tengo derecho a sospecharlo. Si durante el periodo militar no hubiésemos eliminado a la guerrilla Araguaia estaríamos como Colombia, tomados por la guerrilla.

    Precisamente el caso de corrupción de Petrobras arrojó dudas sobre la financiación del PT para las campañas electorales de 2010 y 2014 ¿Usted cree que el PT utiliza las estructuras y los acuerdos del estado para perpetuarse en el poder?

    Financian las campañas electorales con el dinero de la corrupción y no solamente en Petrobras. Hay un fuerte sentimiento en Brasil de que las elecciones en Brasil fueron un fraude debido a que el sistema de voto electrónico no permite al ciudadano saber que fue una elección legítima. Prueba del fraude que preparan es que en la reunión de UNASUR se decidió el uso del voto electrónico para toda la región. Además pretenden abrir el espacio aéreo en América del Sur, esto facilitará el narcotráfico y la entrada de armas y municiones en Brasil, que es precisamente lo que quiere el PT. Que se genere el caos para imponer su marxismo. Caminamos hacia la "venezuelización" de Brasil.

    Resulta difícil, a raíz del reciente nombramiento de Joaquim Levy como ministro de Hacienda, pensar que Brasil camine en la dirección de Venezuela. ¿En qué sentido piensa se produce esa "venezuelización"?

    Las escuelas son el objetivo del PT. Hace años que en Brasil se le está metiendo en la cabeza a los niños que el capitalismo es el infierno y el socialismo el paraíso. Hablan de Fidel Castro y el Che Guevara como revolucionarios y crean organismos como la Comisión Nacional de la Verdad para reescribir la historia e inculcar miedo en el pueblo hacia los militares. Además en Brasil no existe la división de poderes, el PT compra a los partidos en el Congreso Nacional y nombra los jueces hasta el Tribunal Superior Federal. Gracias a dios tuvimos el "Mensalao" y el gran cerebro del PT, José Dirceu, fue preso. Si no hubiese sido detenido a estas alturas ya sería presidente de la República y estaríamos en un socialismo.

    Esta semana se dio a conocer que la presidenta de Petrobras, Graça Foster, fue informada de los desvíos en 2009 ¿Por qué Rousseff no ha querido destituirla inmediatamente?

    Dilma no pide la dimisión de Foster porque ella y Lula también están involucrados. Dicen que el dinero fue a la campaña presidencial pero no tenemos como saber si no acabó en sus bolsillos. El cáncer de la corrupción en Brasil es tan grande que más que amputar el dedo habría que amputar el cuerpo. Necesitamos un gobierno da autoridad y solo así podremos reducir la sangría. Petrobras debe ser "despetizada", no puede ser que Brasil sea el único país del mundo en el que una petrolera no sea rentable.

    Usted está recibiendo innumerables críticas en los medios de comunicación, incluso internacionales, y cuatro partidos políticos han pedido su cese tras el incidente con la diputada del PT, Maria Do Rosário. ¿Piensa dar marcha atrás o al menos suavizar sus discursos en adelante? ¿Ha sentido miedo en alguna ocasión?

    Me están queriendo señalar como el mayor violador de Brasil pero jamás pediré disculpas por mis palabras. La prensa de aquí solo escoge un fragmento de la discusión, ella me llamó hasta tres veces "violador". Di una respuesta instintiva en el momento de la discusión que la prensa exageró. La prensa defiende al PT y una entrevista como esta es impensable que sea publicada en Brasil. Ni siquiera en la Cámara de los Diputados me dejan hablar pero no me van a callar. Muchos amigos me dicen que tome cuidado, pero estoy mejor preparado que los seguridades de este edificio (Asamblea Legislativa de Río de Janeiro). Además, el PT tendría más dolores de cabeza conmigo muerto que vivo. Pretendo encontrar un nuevo partido, que tenga minutos en el espacio electoral televisivo y candidatarme a la presidencia en 2018.

    ¿El señor está armado en este momento?

    No te voy a responder a esa pregunta. Soy capitán de artillería y la última arma que adquirí para mi defensa personal me costó seis meses de papeleo.

    ¿No cree que sería una ironía que tras 16 años en el poder el Partido de los Trabajadores dejase el gobierno en manos de un militar?

    Recuerdo alguna de las conversaciones que tuve allá por el año 1985 con el último presidente del periodo militar, Joao Baptista Figueireido, en Petrópolis. A veces conversábamos largo y tendido sobre cómo era gobernar en el Congreso Nacional y recuerdo una frase del general que se me quedó grabada en la memoria: "El pueblo algún día pedirá nuestra vuelta, solo espero que no sea demasiado tarde".

    Por Edu Sotos

    Además:

    El coordinador de la Comisión de la Verdad de Brasil critica el silencio de los militares
    En Brasil una empleada de Petrobras que alertó de la corrupción fue amenazada de muerte
    El Fiscal General de Brasil dice que en Petrobras "se robó el orgullo de los brasileños"
    En Brasil la Comisión de la Verdad culpa a 377 militares por crímenes durante la dictadura
    Etiquetas:
    Partido Progresista de Brasil, Jair Bolsonaro, Brasil
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook