En directo
    Entrevistas
    URL corto
    Por
    Desaparición de estudiantes en México (201)
    0 10
    Síguenos en

    La identificación de los restos de uno de los 43 estudiantes desaparecidos en México ha entristecido a sus padres, que temen nuevos resultados fatales, pero están determinados a luchar por la justicia, dijo en una entrevista con Sputnik Nóvosti Abel Barrera, asesor legal de los familiares.

    La identificación de los restos de uno de los 43 estudiantes desaparecidos en México ha entristecido a sus padres, que temen nuevos resultados fatales, pero están determinados a luchar por la justicia, dijo en una entrevista con Sputnik Nóvosti Abel Barrera, asesor legal de los familiares.

    "La lucha de los padres es la búsqueda de toda la verdad y la justicia", dijo Barrera, laureado con el Premio Amnistía Internacional–Alemania en 2011, en el 50 aniversario del organismo.

    La víctima fue identificada el sábado pasado como Alexander Mora Venancio, de 19 años, estudiante de primer año de magisterio rural en la Escuela Normal de Ayotzinapa, y originario del municipio de Tecoanapa, en las costas agrestes del estado de Guerrero, al sur de México.

    "Los padres, madres y familiares están muy tristes, saben que hay un solo alumno identificado entre los 16 restos que están siendo analizados, pero no saben qué va a pasar con los demás", dijo Barrera vía telefónica desde las montañas de Guerrero, donde acompaña a las familias.

    La noticia recibida desde un laboratorio de Austria, de la parte de forenses argentinos que colaboraron en la identificación, "genera incertidumbre y un sentimiento de tristeza, la posibilidad de esperar más resultados fatales, pero se mantiene viva la esperanza de que los demás sigan vivos", dijo el laureado abogado.

    El tormento se acentúa porque "no saben si el análisis de otros despojos va durar más tiempo, y estarán con la angustia de la espera", dijo Barrera, quien acompañó a las familias desde la noche del 26 de septiembre.

    Aquel día violento, dos autobuses repletos con alumnos fueron ametrallados por policías y narcos aliados con saldo de seis muertos, 20 heridos y 43 desaparecidos, por orden del detenido alcalde de Iguala (200 km al sur), José Luis Abarca.

    A diferencia de informaciones anteriores, que fueron recibidas con escepticismo por las familias, esta vez han aceptado el dramático resultado porque fue entregado por el Equipo de Antropología Forense (EAAF), explicó el abogado humanitario.

    "El equipo argentino fue seleccionado por los familiares para representarlos, y esperaron en un espacio reservado poder a recibir la información desde Austria", dijo Barrera, quien estuvo presente en el doloroso momento.

    El abogado, quien es además director del Centro de Derechos Humanos de la Montaña de Guerrero Tlachinollan, nombre del antiguo reino prehispánico que existió en esas regiones agrestes, relató que "los familiares asumieron con mucha dificultad y dolor esta situación".

    Tras el impacto de la noticia, los familiares "acordaron que estarían unidos como siempre, buscar el apoyo entre ellos, apoyar a la familia de Alexander y seguir su lucha por la justicia", dijo el defensor de los humildes pobladores de las montañas de Guerrero.

    El equipo de nueve forenses argentinos que participaron en la identificación que se logró en el reconocido instituto forense de la Universidad de Innsbruck, Austria, informó a la fundadora del IAAF, Mercedes Doretti, y en primer lugar a los familiares, después a la Procuraduría de México, explicó.

    "Ellas (forenses del EAAF) buscaron un espacio reservado con los padres para explicarles el resultado, y fuesen ellos los primeros en saber directamente la información", dijo Barrera, quien asistió al encuentro en la sede de la escuela de Ayotinapa.

    Esa organización humanitaria de forenses fue fundada en 1984, para investigar los casos de unos 9 mil desaparecidos en Argentina bajo la dictadura militar (1976-1983), y ahora investiga masacres en todo el mundo.

    La primera confirmación sobre el destino de uno de los 43 desaparecidos no agota el caso, insiste Barrera.

    "La verdad es que se ha sabido de los restos de un alumno, hace falta la verdad de los demás, el análisis de los 16 restos encontrados, no son todos", indicó el director del organismo humanitario, reforzando la consigna levantada "nos faltan 42".

    Para los abogados y las familias "quedan puntos controvertidos en la investigación, porque aún no se sabe si los restos que siguen analizándose en Austria son de otros cuerpos".

    Cocula, donde fueron encontrados los restos de Alexander "es un lugar de otros asesinatos" cometidos por el crimen organizado, argumentó Barrera.

    El fatal hallazgo "no les da certeza a las familias de que hayan estado allí (en el basurero de Cocula) todos los 43 estudiantes, por lo tanto seguiremos buscándolos vivos", dijo.

    En cuanto a la investigación —en la cual han sido detenidas más de 70 acusados, entre funcionarios, policías y narcotraficantes confabulados, incluido el alcalde de Iguala, del Partido de la Revolución Democrática (PRD, centroizquierda)-, hacen falta más detenciones, advierte el abogado.

    Entre los prófugos, dice Barrera, hay policías de los municipios de Cocula y de Iguala, falta constatar la responsabilidad de las demás autoridades "hacia arriba", hasta el gobernador de Guerrero y el gobierno federal, y aún están libres 12 más señalados.

    Hasta este fin de semana, las indagaciones en los restos de unos 30 cuerpos encontrados en otras fosas cercanas Iguala, habían dado negativo, alimentando las esperanzas de las familias.

    Sin embargo, la reacción ha sido más sombría e indignada con el resultado de los restos encontrados en un basurero de Cocula, limítrofe con Iguala.

    Esta pieza del rompecabezas refuerza la versión de tres sicarios que han confesado haber quemado allí los cuerpos y lanzado sus restos a un río en ocho bolsas, de las cuales dos fueron recuperadas, y enviadas al prestigioso laboratorio forense de Innsbruk, Austria.

    El cuadro va siendo cada vez más parecido a las escenas adelantadas por primera vez por el sacerdote católico Alejandro Solalinde, en entrevista con esta agencia, cuando reveló que los jóvenes habían sido "asesinado y quemados" algunos de ellos aún con vida, según confesiones que obtuvo de testigos entre los asesinos.

    La reputación del instituto forense de Innsbruck, incluye la identificación de cuerpos masacrados en la ex Yugoslavia, y de restos incinerados en los montes Urales: los hijos del último zar de Rusia, Nicolás II, 91 años después de su muerte, durante la revolución bolchevique.

    Tema:
    Desaparición de estudiantes en México (201)

    Además:

    Familiares de 43 estudiantes piden al Senado de México anular poderes en Guerrero
    Pésame de Peña por confirmación de muerte de uno de los 43 desaparecidos en México
    Etiquetas:
    México
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik