11:07 GMT24 Septiembre 2020
En directo
    Entretenimiento
    URL corto
    0 60
    Síguenos en

    Cuando en medio del confinamiento en Alemania Hermann Schreiber tocaba la armónica a la hora de los aplausos de los médicos, estaba convencido de que lo estaban aplaudiendo a él. El anciano de 80 años sufre de Alzheimer, pero pronto su ilusión se volvió real y los aplausos fueron suyos. La historia, ahora, se hizo cortometraje. ¡Míralo aquí!

    Hermann Schreiber, de 80 años, y su esposa, Teresa Domínguez, sufren desde hace varios años de Alzheimer. Ambos, él alemán y ella española, viven en un pequeño municipio de la selva negra alemana llamado Unterkirnach. Los acompaña Tamara, la enfermera que se encarga de cuidarlos a diario. 

    Motivada por ella, durante la cuarentena Schreiber empezó a tocar la armónica para sus vecinos todas las noches a las 20 horas, cuando se aplaude masivamente en agradecimiento a los médicos que trabajan en medio de la pandemia de COVID-19.

    Al principio, cuando tocaba, Schreiber estaba convencido que los aplausos eran para él. Pronto, la ilusión se volvió realidad, y se llenó rápidamente de admiradores. 

    "Este lunes se emocionó mucho. A veces le pasa. También me preguntó si podía cantar y le dije que por supuesto. Se estrenó con una canción tirolesa y ahora estamos pensando el repertorio. Es para comérselo. A mí me ha dado la vida, sobre todo ahora", había contado Tamara al diario español El País cuando el primer video se hizo viral. Su historia, ahora, logró un lugar en el mundo del cine. 

    Un grupo de 16 profesionales del mundo audiovisual creó Hermann, un cortometraje que llevó un trabajo de dos meses y medio, que realizó el equipo cada uno desde su hogar. 

    En tan solo 2 minutos y 45 segundos, la historia del hombre que empezó a tocar la armónica motivado por Tamara, la enfermera que lo cuida, a las 20 horas cuando se aplaude a los médicos, quedó plasmada de una forma conmovedora. 

    "Como todo el mundo, nos vimos confinados sin tener tiempo de asimilarlo. En una de las noches de ver noticias y buscar información, ya muy tarde, me topé con el video de Tamara. Me dejó tocado, me fui a dormir y solo podía pensar en qué imaginaba él cuando salía a tocar, dónde viajaba, qué sensación tenía. Por la mañana me levanté y escribí el guión. Fue nuestra apuesta y la verdad es que nunca hemos tenido al equipo más motivado y productivo", contó Jordi García, el director, según cita el portal ABC.

    Mira aquí el corto: 

    Conmovedor, ¿cierto?

    Etiquetas:
    Alzheimer, cine, cortometraje
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook