En directo
    Entretenimiento
    URL corto
    0 421
    Síguenos en

    La princesa Alexia, la segunda hija de los reyes de Holanda, se está ganando la fama de la princesa rebelde de la familia real holandesa al aparecer en polémicas imágenes. 

    Hace unos días en TikTok apareció un vídeo de un karaoke casero en el que la joven de 14 años aparece con dos amigas. En la grabación ya borrada de TikTok, las chicas cantan la canción In the party de la rapera estadounidense Flo Milli. En el vídeo, Alexia canta una parte de la letra donde se mencionan dos palabras que podrían haberla puesto en un aprieto. Sin embargo, tanto la princesa como sus amigas cierran la boca cuando suenan las palabras controvertidas.

    Después, la princesa Alexia apareció en una foto en una fiesta, donde parece estar fumando.

    Los reyes Máxima y Guillermo de los Países Bajos mandaron eliminar tanto el vídeo como la foto de internet antes que se viralizaran en las redes sociales. Las imágenes desaparecieron gracias al Servicio de Información del Gobierno que tiene el poder de denunciar a quien las comparta, las distribuya o las publique.

    "Sin duda la princesa lo vio y pidió su retirada, o tal vez hayan sido sus padres, o el propio Servicio de Información de la Casa Real. Esto ya ha ocurrido anteriormente con otros mensajes de Alexia", explica Marc van der Linden, experto en la familia real holandesa, en la revista Royalty.

    Los reyes Guillermo y Máxima intentan mantener la privacidad de sus tres hijas, y sus apariciones públicas son capturadas de acuerdo con el código de conducta acordado con los medios de comunicación. Alexia de Orange, que el 26 de junio cumplirá 15 años, y sus hermanas, Amalia (16 años) y Ariane (13 años) no pueden usar las redes sociales como cualquier adolescente de su edad por su estatus público.

    "Saben que son famosas, el sueño de muchas adolescentes, y no pueden evitarlo. Sus amigas tienen cuentas públicas de Instagram y TikTok, pero ellas mismas deben tener mucho cuidado con lo que publican y quién puede verlo", explica el experto holandés.

    Al parecer no es la primera vez que Alexia desobedece a sus padres. En 2018, se descubrió que la princesa tenía una cuenta anónima en Instagram en la que invitaba a sus seguidores a opinar sobre sus looks

    Además, Alexia es apasionada del ballet, la equitación, el hockey y el tenis y toma lecciones de piano.

    Etiquetas:
    reina Máxima, Países Bajos
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook