En directo
    Entretenimiento
    URL corto
    3561
    Síguenos en

    En su obsesión por conocer nuevas vías para el mantenimiento de la raza aria, Adolfo Hitler se interesó por el estudio de ciertas proteínas y bebidas. Una de ellas fue el pulque, bebida fermentada del jugo obtenido de la planta de maguey, y considerada por el México prehispánico como "la bebida de los dioses".

    Antes de la conquista española, el pulque era consumido por los sabios, la nobleza, los ancianos y las personas elegidas para sacrificios. Esa historia pudo ser un factor que atrajo al Führer alemán a la bebida mexicana, quien incluso ordenó al cineasta Hubert Schonger (1897-1978) la grabación de un documental sobre su producción en los estados de Hidalgo y Puebla.

    Pulque
    © Foto : Notimex
    Pulque

    Javier Gómez Marín, un coleccionista en la ciudad de Puebla, cuenta con la que se considera la única copia de esa película, titulada La producción del pulque en México (Pulquebereitung in Mexiko). Para Gómez Marín, Hitler estaba interesado en "las cualidades casi divinas del pulque" y por eso ordenó la documentación de los tlachiqueros —la gente que extrae el jugo de maguey— y su proceso para elaborar esta bebida en la década de 1930.

    En todo el mundo los nazis se dedicaron a buscar bebidas que ayudaran a conservar la salud del Führer y la raza aria. The Telegraph destaca que el libro La cena de los dictadores: una guía del mal gusto para entretener tiranos (Dictator's Dinners: The Band Taste Guide To Entertaining Tyrants), de las investigadoras Victoria Clark y Melissa Scott, afirma que esa obsesión llevó a Hitler a comer platillos como paloma rellena con nueces, lengua, hígado, pistacho y beber copas de vino con cinco cucharadas de azúcar.

    "El pulque es rico en lactobacilos, minerales y aminoácidos", explica Javier Gómez Marín. Esta situación puede explicar la intención de Hitler por estudiar la bebida mexicana, así como la producción del documental La producción del pulque en México, recoge El País. Aunque no se conocen mayores referencias sobre el gusto del Führer por el pulque, personas como Gómez Marín consideran que su documental es una evidencia clara de su interés por la búsqueda de alimentos mágicos que abonaran a la obsesión del líder alemán por el ocultismo.

    El Descubrimiento del Pulque. José María Obregón, 1869. Pintura acerca del mito del descubrimiento del pulque por parte de los Toltecas.
    © Wikipedia /
    El Descubrimiento del Pulque. José María Obregón, 1869. Pintura acerca del mito del descubrimiento del pulque por parte de los Toltecas.
    Etiquetas:
    México, Adolf Hitler
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook