En directo
    Entretenimiento
    URL corto
    0 31
    Síguenos en

    La edición de enero 2020 de la revista Vogue Italia cuenta con ilustraciones en lugar de instantáneas. La decisión pone de relieve el impacto ecológico de las sesiones fotográficas de moda.

    Para ilustrar el impacto ambiental causado al producir una edición de la revista, Emanuele Farneti, editor de la publicación, enumeró algunos de los recursos necesarios para llenar con fotografías originales los ocho reportajes que compusieron el número lanzado en septiembre de 2019 de Vogue Italia, el más grande del año pasado.

    "150 personas involucradas. Unos 20 vuelos y una docena de viajes en tren. Cuarenta autos en espera. Sesenta entregas internacionales. Luces encendidas durante al menos diez horas ininterrumpidas, en parte alimentadas por generadores a gasolina. Desperdicio de alimentos de los servicios de  suministro de comidas y bebidas. Plástico para envolver las prendas. Electricidad para recargar teléfonos, cámaras...", detalló Farneti.
    View this post on Instagram

    A post shared by Emanuele Farneti (@efarneti) on

    El editor de la revista agregó que la idea detrás de la publicación de una revista completamente sin fotos es pasar un mensaje de que la creatividad "puede y debe impulsarnos a explorar diferentes caminos".

    "Todas las [siete] portadas, así como los materiales en sus páginas, han sido concebidas por artistas que han creado sin viajar, enviar ropa o contaminar de ninguna manera", explicó Farneti.
    View this post on Instagram

    A post shared by Emanuele Farneti (@efarneti) on

    El editor de la edición italiana de la icónica revista de moda agregó que "el desafío era demostrar que, como excepción, es posible mostrar la ropa sin fotografiarlas".

    Etiquetas:
    Italia, Vogue, sesión de fotos, industria de la moda, moda
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook