En directo
    Entretenimiento
    URL corto
    1364
    Síguenos en

    Kaylen Ward tiene 20 años y vive en California, desde donde cuenta que ha logrado recaudar más de 700.000 dólares para ayudar a las víctimas de los incendios en Australia. ¿La clave de su éxito y popularidad? Ofrecer fotos desnuda que envía por mensaje privado a quienes hayan confirmado su donación.

    'The Naked Philanthropic' (La desnuda filantrópica, en español) es el nombre que utiliza Ward para promocionarse en Twitter. Es el mismo que aparecía en Instagram antes de que su cuenta fuera censurada. La chica inspira a otras trabajadoras sexuales a ofrecer fotos a cambio de donaciones para el alivio de incendios forestales.

    En sólo cuatro días, Ward había recaudado más de 700.000 dólares enviando fotografías a cualquiera que donace más de 10 dólares a una de las organizaciones benéficas elegidas y le enviase el recibo, según informa el diario inglés The Guardian.

    La joven trabaja como modelo de desnudos desde agosto de 2019. Cuando leyó sobre los incendios en las costas este y sur de Australia decidió donar ella misma 1.000 dólares y luego pasó a exhortar a sus seguidores a que hicieran lo mismo. En aquel momento, unos 30.000 internautas la seguían.

    ​La primera foto que publicó para dar inicio a su campaña fue, así como las demás que ilustran su perfil de Twitter, semidesnuda, el 3 de enero, junto a una lista de organizaciones benéficas que sus seguidores podrían apoyar. En esa misma noche recaudó más de 7.000 dólares. 

    "A la mañana siguiente me desperté y se había vuelto absolutamente viral y estaba inundado de mensajes. Rápidamente explotó y subió más de 100.000 dólares antes de que lo supiera", dijo Ward a Guardian Australia.

    ​¿Por qué ayudar a los incendios en Australia?

    En 2018, la joven fue afectada por los incendios en el norte de California, Estados Unidos."Pude ver de primera mano cómo los incendios de ese tipo pueden afectar a las personas y lo devastadores que son", contó. 

    La cuenta de Instagram de Ward, donde tenía más de 60.000 seguidores, fue eliminada por las políticas de la red social de Mark Zuckerberg. Aunque admitió sentirse frustrada, la joven mantiene su modelo de negocio en el, como se puede ver, eficiente Twitter. 

    ​"Es un poco abrumador que soy tan vulnerable y todos me están mirando. Especialmente porque estoy desnuda en Internet en este momento. [Pero] solo soy una persona y estoy ayudando a muchas otras, así que no soy lo más importante en este momento", concluyó.

    Etiquetas:
    incendio, incendios forestales, Twitter, Twitter, Instagram, desnudez, modelos, recaudación, donaciones, Australia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik