En directo
    Entretenimiento
    URL corto
    7329
    Síguenos en

    La nueva serie de Netflix 'The Witcher' aparentemente intenta repetir el éxito de 'Juego de Tronos', pero también recibe los mismos golpes de crítica. Basada en los libros de Andrzej Sapkowski, las aventuras del brujo Geralt están llenas de intrigas, monstruos, peleas, pero también de una sobrexposición de desnudos femeninos.

    Bautizada como sexposition por la crítica estadounidense, se trata de una táctica de los guionistas de explotar el aspecto sexual —mayoritariamente desnudos femeninos— en escenas, incluso cuando esto no es en absoluto necesario para la narrativa. El término tomó gran popularidad durante el rodaje de la serie Juego de Tronos, sobre todo en sus primeras temporadas, lo que le costó muchas críticas y cuya práctica llevaron al mínimo al tiempo que la serie ganaba seguidores.

    Ahora, The Witcher parece seguir el mismo camino y buscarse los mismos 'problemas' entre los críticos. El motivo es también la sobrexplotación de los desnudos femeninos que aparecen constantemente en pantalla.

    "Los directores de The Witcher tienen una capacidad pasmosa de mostrar los cuerpos desnudos de cualquier mujer que pase delante de las cámaras y, en cambio, emplean todos los recursos posibles para que los hombres prácticamente no se vean", refleja el periodista Pere Solà Gimferrer para La Vanguardia.

    Como ejemplo se expone una escena del primer episodio de la serie, cuando el protagonista principal, Geralt, entra en una torre y aparece en un jardín lleno de mujeres desnudas.

    Pero la crítica no se centra únicamente en la cantidad de desnudos, si no en la diferencia entre el número de los masculinos y de los femeninos. Así, la bloguera Lilih Blue agrega para 20minutos que en la serie "tenemos muchas protagonistas femeninas, fuertes y valientes con personalidades de las que sentirnos orgullosamente identificadas, pero siempre con tetas fuera. Muchas tetas".

    "Si en los episodios hubiera la misma cantidad de hombres desnudos, no diría una sola palabra, pero una vez más, parece que solo la visión de la carne femenina es la que consigue funcionar como gancho para mantener a un espectador (masculino, por supuesto) interesado", se queja Lilih Blue.

    En la serie, los principales protagonistas —Geralt y Yennefer— se conocen en medio de una orgía. Aunque la escena es fiel a los acontecimientos en general, el detalle de la orgía no se menciona en los libros de Andrzej Sapkowski.
    © YouTube / Netflix
    En la serie, los principales protagonistas —Geralt y Yennefer— se conocen en medio de una orgía. Aunque la escena es fiel a los acontecimientos en general, el detalle de la orgía no se menciona en los libros de Andrzej Sapkowski.

    El periodista cinematográfico Álvaro Hernández hace un mayor énfasis en uno de los principales protagonistas de la serie, Yennefer (Anya Chalotra), en contraposición a Geralt (Henry Cavill). Mientras que a la primera "se puede apreciar cada rincón del cuerpo", en el caso del segundo no es así y "no solo en las escenas de sexo, en cualquier tipo de contexto se busca una excusa para enseñar sus pechos, lo que incurre en una sexualización evidente y no justificada en todos los casos", refleja.

    "Lo curioso es que 'The Witcher' es un relato femeninamente poderoso que, en muchos casos, intenta poner a las mujeres a la altura de los hombres, pero de nada sirve intentar esto en el libreto si luego no se predica con el mismo ejemplo", afirma Hernández.

    En defensa de los guionistas y las actrices, vale la pena aclarar que no se trata de un mero deseo, sino que, al igual que con Juego de Tronos, la serie The Witcher relata los hechos reflejados en los libros de Andrzej Sapkowski, incluido los desnudos y escenas eróticas.

    La propia actriz Anya Chalotra explicó en una entrevista al tabloide británico Metro que a pesar de tener una doble de cuerpo no quería que esta la sustituyera en las escenas de sexo que tuvo con Henry Cavill.

    "Solo la utilicé en la primera secuencia de sexo porque, durante esa escena, me di cuenta enseguida de que no me sentía cómoda con la idea de que otra persona interpretara a Yennefer (...) Me costó mucho verla y decidí que era mejor protagonizarlas yo misma. Así me sentiría mucho más cómoda y el público vería lo que necesitaba para que la historia fuera coherente", compartió Chalotra.

    ​La actriz concluyó que todas las escenas con desnudos "eran absolutamente necesarias para el desarrollo de la historia".

    En tanto, fuera del ámbito de la sexualidad, la serie de Netflix recibió críticas positivas tanto entre la audiencia como entre los expertos.

    Etiquetas:
    sexualidad, The Witcher (serie)
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik