Widgets Magazine
02:49 GMT +318 Octubre 2019
En directo
    La modelo rusa Irina Shayk (archivo)

    Irina Shayk, cuando un cuerpo sexual ya no es una maldición

    © Sputnik / Asatur Esaiants
    Entretenimiento
    URL corto
    1200
    Síguenos en

    La modelo rusa Irina Shayk ha comenzado una nueva etapa en su carrera gracias a la ruptura con Bradley Cooper.

    La modelo, nacida en la URSS con el apellido Shaijlislámova, comenzó su carrera mundial con fotos en bikini, posando para Sports Illustrated  y Victoria's Secret como una chica sexi con una cara comercial. Sin embargo, para los medios mundiales no era profesional, era más bien la 'eterna novia' de alguien, ya fuese Cristiano Ronaldo o Bradley Cooper.

    "A pesar de participar en desfiles de moda y filmar para las revistas de glamour más grandes del mundo, a los ojos del público era inseparable de la definición de 'deseable': los años de modelaje hicieron su trabajo e Irina Shayk empezó a encabezar las listas de las modelos más sexis del mundo", reflexiona Anna Vinográdova del medio ruso Gazeta.ru.

    En 2011, Shayk concedió una entrevista a Forbes donde fue calificada como "supermodelo sensación". "Entonces parecía que este sería el pináculo de la carrera para una supermodelo rusa, y su cuerpo sexi y labios carnosos seguirían siendo su maldición para siempre", continúa Vinográdova.

    Sin embargo, tras dar a luz y separarse de Cooper, ahora Irina Shayk muestra que a la edad de 33 años se puede comenzar un nuevo capítulo en la carrera de modelo. Por primera vez en muchos años, las publicaciones mundiales no prestan atención a sus salidas en la alfombra junto a un exitoso amante, sino a su trabajo.

    Como parte de la Semana de la Moda de Nueva York, Shayk apareció en el desfile de Brandon Maxwell con pantalones grises de cintura alta, una camisa vaquera y una chaqueta beige. Llamaba la atención no solo la abundancia de ropa en su cuerpo, sino su propio rostro.

    Посмотреть эту публикацию в Instagram

    Congratulations @brandonmaxwell on a beautiful collection.. an honor to open your show tonight💜 Magic as always brought by the one and only @carlynecerfdedudzeele 😘 #SS2020 #NYFW

    Публикация от irinashayk (@irinashayk)

    Shayk aprendió a hacer con su cara lo que se llama strong face en el mundo de las pasarelas. Le resultó útil también en el show de Óscar de la Renta.

    En Londres, se convirtió en la estrella de Burberry, donde salió con una blusa bien cerrada.

    En Milán, no pudieron prescindir de ella en los desfiles de Etro, Bottega Veneta, Versace y Moschino.

    "Cuando a principios de septiembre se supo que Irina Shayk anunciaría la línea de lencería de Calvin Klein, quedó claro que el mundo de la gran moda volvió a fijar su atención en ella", concluye Vinográdova.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik