En directo
    Entretenimiento
    URL corto
    3143
    Síguenos en

    Entre los fríos árticos y los dominios de los osos blancos se encuentra también una frontera acuática entre Rusia y Estados Unidos que además de separar los países, divide el ayer y el mañana. ¿Realmente se puede observar Rusia encontrándose en Estados Unidos?

    Curiosamente, la respuesta a esta pregunta es afirmativa. Los países, al parecer tan lejanos, separados por una buena parte de Europa y el océano Atlántico cruzan sus fronteras en el norte, pero en realidad por el agua el camino toma tan solo 10 minutos.

    ¿Cómo es posible?

    El distrito autónomo de Chukotka (Rusia) y el estado de Alaska (EEUU) se dividen por el estrecho de Bering, con una anchura de aproximadamente 82 kilómetros. Y en medio de la línea acuática se halla un conjunto de dos islas, denominadas islas Diómedes o también conocidas cómo islas Gvózdev. La isla occidental, o Diómedes Mayor pertenece a la Federación de Rusia y la isla oriental, Diómedes Menor corresponde a Estados Unidos.

    Es allí, entre estos trozos de tierra donde se encuentra la línea de demarcación, una 'cortina de hielo' formada por un canal de 3,7 kilómetros de anchura.

    La línea internacional de cambio de fecha
    La línea internacional de cambio de fecha

    Un día despejado se pueden ver con claridad las playas nevadas desde ambas partes y en la temporada de invierno —que dura desde mediados de diciembre hasta mediados de junio—, cuando el agua se congela, incluso se puede caminar por esta corta distancia y aparecer en el otro país.

    'La isla de Ayer' y 'la isla de Mañana'

    Además, por las islas Diómedes pasa la línea internacional de cambio de fecha. La diferencia horaria es de 21 horas aunque el día solar es el mismo. Resulta que precisamente desde aquí se puede ver el ayer y la mañana y realizar un verdadero viaje en el tiempo. Los esquimales les pusieron el nombre a las islas respectivamente, 'la isla de Ayer' y 'la isla de Mañana'.

    Las islas Diómedes, imagen capturada desde el espacio
    Las islas Diómedes, imagen capturada desde el espacio

    La isla rusa permanece deshabitada y pertenece al mencionado distrito de Chukotka que en general ocupa un espacio de 737.700 km² lo que equivale al territorio de Texas con una población de 50.000 personas (2018). Mientras tanto, en la isla estadounidense habitan aproximadamente 135 personas de la comunidad esquimal.

    ¿Por qué Rusia vendió Alaska a EEUU?

    Ha pasado más de 150 años desde que Alaska empezó a formar parte de Estados Unidos, pero pocos saben que a partir de su descubrimiento por los investigadores rusos y hasta 1867 Alaska perteneció al Imperio ruso.

    En el siglo XIX Alaska fue centro del comercio internacional, donde los mercaderes rusos establecieron contacto con la población nativa de la península – los pueblos esquimales, aleutas, inuitas. Con la aparición de los norteamericanos en la región, fue creada la Compañía Ruso-Americana (RAC por sus siglas en inglés). Se trataba de una empresa comercial que recibió las funciones administrativas de gestión de colonias rusas.

    La idea de vender las posiciones en el norte pertenecen al gran duque Konstantin Románov quien hablaba del "apretado estado de las finanzas públicas" tras la guerra de Crimea (1853-1856) y además alegaba las dificultades con el presupuesto de la flota rusa. Los contactos extraoficiales con Estados Unidos empezaron, pero se detuvieron a principios de la guerra civil en EEUU.

    La 'caja de hielo' se vendió finalmente a su vecino norteamericano solo en 1867 por 7,2 millones de dólares en oro, lo que equivale a dos centavos por hectárea. El posterior descubrimiento de yacimientos dorados y petrolíferos permitió recuperar en muchas veces el capital invertido a EEUU.

    Etiquetas:
    curiosidad, Rusia, EEUU, fronteras, Alaska
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook