14:28 GMT +325 Noviembre 2017
En directo
    Semana Santa en Tula, cuadro del pintor Alexandr Popov, 1873

    Los Dobrynin de Tula: la dinastía de los alcaldes de la 'capital de las armas' rusa

    © Wikipedia/ Public domain
    Ensayos
    URL corto
    0 68742

    Tras contar la historia de Eugenio Dobrynin, sucesor de una familia de nobles del Imperio ruso que emigró durante la Revolución, Sputnik le cuenta más sobre los ancestros de esta ilustre saga y aprovecha la ocasión para presentarle la heroica ciudad de Tula, cuna de la industria armamentística rusa.

    Durante su entrevista con Sputnik, Eugenio mencionó a su ilustre ancestro Nikolái Nikitich Dobrynin, que fue gobernador de Tula en la primera mitad del siglo XIX.

    Nikolái Nikitich Dobrynin, el gobernador de la ciudad rusa de Tula del siglo XIX
    © Foto: Archivo familiar de los Dobrynin
    Nikolái Nikitich Dobrynin, el gobernador de la ciudad rusa de Tula del siglo XIX

    En total, Dobrynin gobernó Tula durante 25 años y contribuyó mucho al desarrollo de la ciudad, que a lo largo de toda su historia —siendo, además, una de las más antiguas del país— tuvo una importancia estratégica para el Estado ruso.

    Pero no fue el único Dobrynin que estuvo al frente de la ciudad: cuatro miembros más de esta saga familiar fueron elegidos alcaldes de Tula en el siglo XIX.

    La gran importancia que Tula ha tenido para la historia de Rusia —su primera mención data del 1382 mientras que hay menciones aisladas que se remontan hasta el año 1146— implica también que haya sido una prioridad que la ciudad tuviera buenos gobernantes.

    La protectora de Moscú

    Por su ubicación estratégica, al sur de la capital, Tula tuvo un papel natural como línea de defensa de Moscú, algo que fue determinante para la historia de la urbe.

    Fundada como una fortaleza y puesto administrativo, Tula se desarrolló desde sus inicios con un marcado acento bélico, guerreando contra pueblos nómadas y otros invasores. Además, desempeñó un papel importante en los conflictos internos que sufrió Rusia.

    Durante el llamado Período Tumultuoso de la historia del país eslavo (1598-1613), fue escenario de varias sublevaciones contra el zar Basilio IV, además de ser testigo del surgimiento de dos impostores que aseguraban ser los legítimos pretendientes al trono de Rusia.

    Período Tumultuoso: Los agentes de Dmitri el Impostor asesinan al hijo de Borís Godunov, obra del pintor ruso Konstantín Makovskiy, 1862
    Período Tumultuoso: "Los agentes de Dmitri el Impostor asesinan al hijo de Borís Godunov", obra del pintor ruso Konstantín Makovskiy, 1862

    No obstante, hacia el final de la también llamada Época de la Inestabilidad, los habitantes de Tula participaron en la insurrección popular contra la intervención polaca en Rusia, que culminó con la liberación de Moscú.

    La cuna de la industria armamentista rusa

    Con la expansión de las fronteras del país, Tula perdió su estatus de fortaleza fronteriza y se convirtió en un importante centro comercial e industrial, sobre todo de la industria metalúrgica, próspera gracias a los yacimientos de metales de la zona.

    Acompañando a la metalurgia, creció también la industria armamentista, impulsada por excelentes artesanos herreros.

    El escudo de Tula refleja sus tradiciones herreras y armamentistas
    © Sputnik/ A.Lieberman
    El escudo de Tula refleja sus tradiciones herreras y armamentistas

    Precisamente en Tula, en 1712, en plena Gran Guerra del Norte, el zar ruso Pedro el Grande ordenó crear la primera fábrica estatal de armas, consolidando así todo el potencial industrial de la ciudad y aprovechando la experiencia de los artesanos locales.

    Le puede interesar: ¿Cómo debían comportarse los jóvenes nobles en los tiempos de Pedro el Grande?

    Según indicó Eugenio Dobrynin, entre los primeros herreros artesanos figuraban sus ancestros, algo que quedó reflejado en el escudo heráldico de su familia: dos martillos con dos granadas.

    La imagen heráldica de los Dobrynin: los martillos con dos granadas
    © Foto: Archivo familiar de los Dobrynin
    La imagen heráldica de los Dobrynin: los martillos con dos granadas

    La Fábrica de Armas de Tula existe hasta el día de hoy y es la productora de armas más importante de Rusia y una de las más conocidas del mundo.

    Entre sus productos históricos y contemporáneos destacan los legendarios fusiles Mosin y el fusil de asalto AK-47, así como el sistema de misiles antitanque Kornet y el sistema cañón-misil antiaéreo Pántsir, entre otros avanzados sistemas bélicos.

    La familia Dobrynin

    Los comerciantes Dobrynin participaron activamente en la vida política y social de Tula. El primero de los Dobrynin que encabezó la cuidad fue Nikita Kondratievich Dobrynin, alcalde entre 1804 y 1806.

    El padre de Nikolái Nikitich, Nikita Andréevich Dobrynin, también desempeñó el cargo de alcalde en 1829-1831 y en 1834-1837.

    El mismo Nikolái Nikitich, además de ocuparse de la gestión administrativa, prestó especial atención a los problemas que afrontaban los huérfanos en aquella época e impulsó la creación de un monasterio masculino, además de crear el mayor centro de cría de caballos de toda la provincia.

    Todas estas entidades todavía existen y funcionan en Tula.

    Su pariente Piotr Ivanovich, también elegido varias veces alcalde de Tula en la segunda mitad del siglo XIX, fue uno de los fundadores de la fundación benéfica La Merced.

    En 1861, tras la abolición de la servidumbre en Rusia, la familia de los Dobrynin abrió en Tula un banco agrario, especializado en proporcionar a los campesinos liberados los recursos necesarios para comprar tierras.

    En total, los miembros de la familia gobernaron Tula durante 40 años.

    Por su impecable servicio no solo se le otorgó a la dinastía el título hereditario de ciudadanos honoríficos de Tula, sino que también recibieron un título nobiliario.

    La plena confianza del zar

    Antes de ser coronado, el heredero del Imperio ruso —el futuro zar Alejandro II— solía visitar la casa familiar de los Dobrynin durante sus viajes por Rusia, y estaba al tanto de su labor al frente de Tula.

    Tras asumir el poder, Alejandro II otorgó varios agradecimientos oficiales a la familia, algo que culminó con la entrega de un título nobiliario a los Dobrynin en 1879.

    El mismo Nikolái Nikítich recibió el honor de ser invitado a la ceremonia de coronación del emperador Alejandro III.

    Más: Una artista rusa 'colorea' la historia a través de imágenes de los Románov, Lenin o Lorca

    Los Dobrynin entraron con paso firme en la historia de Tula y todavía son recordados en la actualidad. En 2011, con motivo del bicentenario del nacimiento de Nikolái Nikitich Dobrynin, en presencia de sus descendientes, fue inaugurada en Tula una placa conmemorativa que honra a toda la familia Dobrynin, ciudadanos honoríficos de la urbe que lo dieron todo para la prosperidad de su ciudad.

    Fuegos artificiales en Tula con motivo del Día de la Victoria en la Gran Guerra Patria en 2016
    © Sputnik/ Andrei Varenkov
    Fuegos artificiales en Tula con motivo del Día de la Victoria en la Gran Guerra Patria en 2016

    Además:

    El último baile de trajes de la Rusia imperial inspira a diseñadores de Star Wars
    El zar ruso Alejandro I predijo el fin del dominio español en América
    Etiquetas:
    nobles, industria armamentista, alcalde, historia, familia, Alejandro II, Tula, Rusia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik