Widgets Magazine
14:12 GMT +323 Octubre 2019
En directo
    Dmitri Kulikov

    La democracia se acabó. ¿Ahora qué?

    © Sputnik / Vladimir Trefilov
    Ensayos
    URL corto
    Por ,
    0 10
    Síguenos en

    ¿Es posible diseñar una nueva democracia (3.0) que vuelva a ser auténtica? Dmitri Kulikov, miembro del Club Zinóviev, analiza la cuestión.

    "Cuando hablo de la democracia auténtica no doy a la palabra ‘auténtica' ningún sentido valorativo: ni positivo ni tampoco negativo. ‘Auténtica' quiere decir real, genuina, legítima".

    Alexandr Zinóviev ‘La democracia auténtica y ficticia'

    Desde que terminó la guerra fría se da por sentado que la democracia liberal occidental es, hoy en día, la única posible y la superior forma de organización social de la humanidad. Son los altos objetivos de exportar la democracia con los que Estados Unidos justifica su participación en todos los conflictos y revoluciones modernas desde Yugoslavia e Irak hasta Ucrania. Vamos a ver qué es la democracia occidental actual y si tiene algo que ver con la democracia histórica, o ‘auténtica', según la terminología usada por Zinóviev. ¿O es que bajo este atractivo nombre nos están dando gato por liebre?

    Democracia 1.0

    La democracia nació en las polis de la Antigua Grecia como una forma de ejercicio del poder de una minoría sobre una mayoría. Esto es esencialmente importante ya que representa la principal característica de una democracia auténtica. Los ciudadanos de la polis, a través de unos procedimientos democráticos establecidos y cumplidos por ellos y para ellos, ejercían el poder sobre el resto, que no tenía acceso a estos procedimientos y que eran la mayoría aplastante (no ciudadanos, mujeres, esclavos). El ciudadano, a través de los procedimientos democráticos, accedía al poder pero a cambio contraía una obligación, la de ocupar su sitio en el frente y morir (si hacía falta) por su Estado. El derecho a tener el poder en la democracia auténtica se pagaba con la sangre y la vida, no con el dinero, como sucedió posteriormente.

    La democracia de la Roma Antigua era, de la misma manera, una forma del ejercicio del poder de una minoría sobre una mayoría. Y también el derecho del ciudadano a participar de este poder se adquiría a cambio de asumir la obligación de morir combatiendo si eso era necesario. Una clara minoría de los ciudadanos romanos organizados en forma de Estado a través de los procedimientos democráticos y el derecho romano ejercía el poder en inmensos territorios y sobre grandes masas populares que no participaban de ninguna manera en la democracia ni, por consiguiente, en el poder.

    La degradación de la democracia antigua estuvo provocada por la facilitación del acceso a la ciudadanía, cuando millones de ‘ciudadanos' se vieron involucrados en la democracia mientras el derecho al poder dejó de compensarse con la obligación de morir en combate. El reducido grupo de los que realmente gobernaban tuvo que mantener a sectores poblacionales más grandes que, desde el punto de vista formal, obtuvieron los mismos derechos a participar en el poder. Esto dio lugar a un tipo particular de dependencia social, el clientelismo, y de su manejo como forma de desempeñar el poder real de los grupos menores bajo la máscara de una democracia de masas. Entretanto, la democracia pasó de ser un modelo de organización del Estado y del poder a un modelo de organización de una sociedad que dejó al Estado sometido a su poder. El mundo romano, que se sostenía sobre la base del concepto de Estado, empezó a caerse a pedazos. La solución era restablecer el poder estatal y se implantó un imperio que dejó eliminada, por siglos, la democracia de la sociedad y del Estado. Esto permitió a Roma seguir existiendo durante medio milenio y, si contamos la época bizantina, casi 1.500 años.

    Este es el breve resumen de la historia de la primera democracia ejemplar (auténtica).

    Democracia 2.0

    Los Estados Unidos de América (EEUU) se fundaron según un proyecto inspirado en una reflexión sobre la democracia antigua. Se puede decir de otra forma, más directa: EEUU fue creado a imagen y semejanza de la antigua Roma. También la democracia estadounidense fue pensada para realizar el poder de una minoría reducida sobre la mayoría bastante amplia. El derecho a la ciudadanía era restringido. La Constitución de EEUU, que empieza con las palabras "Nosotros, el pueblo de los Estados Unidos" (We the people of the United States), incluye limitaciones en función de la situación económica, raza, sexo y edad de los que pretendan hacer uso de sus derechos políticos y ser parte del pueblo gobernante. En aquella época no pertenecían a este pueblo los indios, los esclavos, los de color, las mujeres, los pobres, los no ciudadanos. El derecho a participar en los procedimientos democráticos ya no se pagaba con la vida sino con el dinero. Los que eran capaces de mantener el Estado obtenían el derecho a gobernarlo a través de la democracia de la clase gobernante. El resto no tenía nada que ver con la democracia.

    La causa de la degradación de la democracia estadounidense, versión 2.0 (muy similar al modelo antiguo y, por lo tanto, también auténtica) fue la URSS, en donde se instauró (aunque fuera formalmente) el sufragio universal e igual para todos. Para los años 1960 EEUU también los instauró para no permitir que los soviéticos le adelantaran en nada. La democracia no sólo se convirtió en la democracia de masas, como ya había sucedido en la República romana tardía, sino que se hizo total. Hoy en día para tener acceso a los procedimientos democráticos no hace falta pagar, ni con la vida ni siquiera con dinero. Los que no pagan impuestos y los que viven a costa del Estado percibiendo ayudas y subvenciones tienen los mismos derechos políticos que los demás. Y son muchos. La clase que realmente gobierna vuelve a estar oculta bajo la máscara de la pseudodemocracia mientras las formas de ejercicio de su poder son la sociedad de consumo, las técnicas manipulativas de campañas electorales (la llamada democracia dirigida), los programas de subvenciones y ayuda a los pobres. Todo esto no es otra cosa que la forma moderna del clientelismo que había surgido en la República romana tardía. Lo más importante es que la democracia que actualmente está despojada de su contenido y existe sólo en apariencia cada vez funciona peor y cada vez más gente se da cuenta de ello. La democracia auténtica del siglo XX también llegó a su fin.

    ¿Ahora qué?

    ¿Se podría diseñar una nueva democracia (3.0) que recobre la autenticidad?

    Los adeptos al pensamiento liberal en Rusia y Occidente hablan de la posibilidad de restringir el derecho a participar en los procedimientos democráticos. Según ellos, puede disfrutar de los derechos políticos sólo el que lo merece en función de su situación económica y nivel educativo. El hecho de percibir ayudas sociales del Estado deberá privar al ciudadano de sus derechos políticos. El criterio fundamental para acceder al poder sería el concepto central de la civilización anglosajona, la propiedad privada.

    Un punto de vista alternativo consiste, al contrario, en renunciar a la propiedad privada y riquezas a cambio de adquirir el derecho a gobernar. La clase gobernante organizada democráticamente tiene que ser privada del derecho a la propiedad. En cualquier caso unos y otros coinciden en lo principal: la democracia auténtica es una forma de ejercicio del poder por una minoría ‘selecta' y funciona sólo a condición de que el pueblo gobernado no tenga acceso a los mecanismos del poder. La democracia moderna es un problema de la civilización europea, no una ideología (en forma de una religión laica) de la ‘felicidad global' como intentan hacer ver los autores de esta nueva guerra mundial "en nombre de la democracia".

    Además:

    Lavrov insta a acabar con la obsesión por exportar la democracia
    La democracia, caldo de cultivo para el socialismo
    Washington se embrolló intentando exportar la democracia
    Kerry cree que las elecciones no siempre conducen a una democracia
    Etiquetas:
    democracia, Club Zinóviev
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik