En directo
    Economía
    URL corto
    0 10
    Síguenos en

    MONTEVIDEO (Sputnik) — El presidente paraguayo, Mario Abdo Benítez, celebró ante periodistas la medición más baja de inflación en los últimos 26 años, que cerró 2020 en 2,2%.

    "Tuvimos la inflación más baja en los últimos 26 años", dijo el mandatario en un acto de entrega de 40 camionetas para pequeños productores realizado en la explanada del Palacio de Gobierno.

    El mandatario se mostró optimista por los indicadores económicos, sobre todo en el área de la producción, y anunció la construcción de 9.000 viviendas sociales para 2021.

    También destacó la llegada de inversiones extranjeras como "una inversión de casi 3.000 millones de dólares, la inversión privada más grande en la historia de Paraguay, para la construcción de una celulosa en el departamento de Concepción (centro)".

    Hace un par de días, el ministro de Hacienda paraguayo, Oscar Llamosas, anunció que, según las últimas revisiones, el país presenta una caída económica en torno al uno por ciento, convirtiéndose de esta manera en el país con menor impacto económico por efecto de la pandemia del COVID-19 en la región.

    COVID-19

    La alocución de Abdo derivó en un balance anual y una salutación a la ciudadanía para el año que comienza el 1 de enero.

    También hubo tiempo para una arenga en torno al cuidado sanitario en el marco de la pandemia de COVID-19.

    "A pesar de que hay algunos hechos que siempre nos preocupan de relajamiento en general creo que hay una gran conciencia y, de hecho, las políticas rígidas que tomamos al comienzo de la pandemia tenían por objetivo generar conciencia para cambiar hábitos de convivencia", reconoció el mandatario.

    También afirmó que su administración tuvo que hacer "un enorme esfuerzo" para fortalecer el sistema sanitario e instó a seguir manteniendo los protocolos.

    "Fue uno de los años más difíciles de toda la humanidad, cada país escribió su propia historia, nosotros la nuestra con errores, con aciertos", analizó.

    Abdo también auguró un enero en el que se pueden dar la mayor cantidad de contagios por las fiestas y la temporada veraniega.

    "Hemos hecho un gran trabajo, tengo esperanzas de que en poco tiempo más vamos a tener acceso a las vacunas (…) espero una mejora desde febrero o marzo en adelante", matizó.

    Desde el inicio de la pandemia, Paraguay registró 106.958 contagios de COVID-19, de los cuales 81.034 personas se recuperaron y 2.242 han fallecido.

    Etiquetas:
    coronavirus, Mario Abdo Benítez, economía, inflación, Paraguay
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook