En directo
    Economía
    URL corto
    0 85
    Síguenos en

    El 18 de diciembre, los títulos de la empresa liderada por Elon Musk, fabricante de automóviles eléctricos Tesla, registraron una fuerte subida de un 6%, pero el 21 de diciembre cayeron estrepitosamente en un 6,5%, tras dar un salto histórico al convertirse en la mayor compañía en entrar en el índice de cotización S&P 500.

    Al cierre de la jornada en Wall Street, las acciones de la empresa de Elon Musk cayeron hasta los 649 dólares. Eso ocurrió el día del estreno de Tesla como una compañía del S&P 500, uno de los índices bursátiles más importantes de Estados Unidos. Durante la jornada, sus títulos perdieron casi un 6,5% de su valor, y Tesla se convirtió en el líder de la caída en el mercado estadounidense.

    La noticia llegó en medio de preocupaciones por la aparición de una nueva cepa del SARS-CoV-2 en el Reino Unido y afectó a la mayoría de las empresas estadounidenses. La caída de los valores de Tesla que se produjo el 21 de diciembre se debe a la corrección después del alza anterior y la dinámica negativa generalizada en los mercados mundiales a causa del coronavirus.

    El fabricante de automóviles eléctricos tiene una capitalización bursátil de unos 625.000 millones de dólares, por lo que es una de las diez mayores compañías de Wall Street. El índice S&P 500 nunca antes había incluido una empresa con el valor de mercado de Tesla.

    En 2020 los valores bursátiles de este gigante automovilístico registraron una subida del 731%, gracias a la intención de incluirlo en el S&P 500 y al interés que provocó entre muchos inversores. En particular, las acciones han estado creciendo a buen ritmo desde el 17 de noviembre a la espera de que la compañía fuera incluida el 21 de diciembre en este índice.

    En el tercer trimestre del año 2020, la empresa de Elon Musk obtuvo los mejores resultados de su historia. Su beneficio neto ascendió a 331 millones de dólares, un 218% más que en el mismo período de 2019. De este modo, hasta esa fecha Tesla acumuló unos ingresos de 435 millones de dólares en nueve meses.

    En octubre el fabricante de automóviles eléctricos registró un récord en la entrega de coches en el tercer trimestre. Su número fue de 139.300, por lo que se observó un aumento del 7% interanual.

    Los éxitos de Tesla han convertido a Elon Musk, que tiene en su posesión un 21% de los valores de la empresa, en uno de los hombres más ricos del mundo. Pero en 24 horas la riqueza del jefe de Tesla y SpaceX se ha reducido en 8.800 millones de dólares, lo que se puede ver en el ranking de multimillonarios de Forbes Real-Time. Según el Bloomberg Billionaires Index (BBI), el 21 de septiembre  su fortuna se contrajo en 10.300 millones, hasta los 157.000 millones.

    Elon Musk retrocedió al tercer puesto en la lista de multimillonarios de Forbes tras la inclusión de las acciones de Tesla en el índice S&P 500. Actualmente, es la tercera persona más rica del mundo, después de Jeff Bezos y Bernard Arnault, aunque el 19 de diciembre el padre de Tesla ocupaba el segundo lugar y su capital se valoraba en 150.000 millones de dólares. Según las estimaciones de la revista Forbes, ahora su fortuna asciende a unos 144.700 millones de dólares.

    Los cinco más ricos en Forbes Real-Time y BBI son casi los mismos. El primero y el quinto lugar se asignan por unanimidad al fundador de Amazon, Jeff Bezos, y al fundador de Facebook, Mark Zuckerberg, respectivamente.

    En el segundo lugar de Forbes está el presidente de Louis Vuitton Moët Hennessy, Bernard Arnault, el cuarto lugar, lo ocupa el fundador de Microsoft, Bill Gates. En el ranking del BBI, Gates aparece en tercer lugar y Arnault en el cuarto.

    El 9 de diciembre, Musk subió por primera vez al segundo lugar en la lista de multimillonarios Forbes Real-Time, mientras que en la lista semejante de BBI el magnate ocupa el segundo lugar desde noviembre.

    La fortuna del empresario estadounidense depende del bienestar de su empresa Tesla. No recibe un salario habitual, y su trabajo se paga gracias a las opciones financieras, que se dividen en una serie de 12 porciones para los próximos diez años. Para obtener cada una, Musk debe alcanzar dos objetivos establecidos, uno relacionado con el valor de mercado de Tesla y el otro asociado con los ingresos y ganancias de la empresa. 

    Por ejemplo, después de que la capitalización de mercado promedio del fabricante de automóviles eléctricos superó los 150.000 millones de dólares en seis meses, Elon Musk obtuvo el derecho a rescatar 1,69 millones de acciones de la compañía, aunque debe esperar un mínimo de cinco años antes de venderlas. Con el precio de la acción en 350,02 dólares (en julio de 2020), el jefe de las empresas SpaceX y Tesla podría ganar 2.000 millones de dólares.

    Etiquetas:
    riqueza, ganancias, caída, bolsa de valores, acciones, Tesla, fortuna, Forbes, Elon Musk
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook