En directo
    Economía
    URL corto
    130
    Síguenos en

    LA PAZ (Sputnik) — El Parlamento boliviano dio media sanción al presupuesto nacional de 2021 propuesto por el presidente Luis Arce, con fuerte aumento del endeudamiento, el gasto público y el crecimiento económico en comparación con lo que había previsto el Gobierno transitorio de Jeanine Áñez.

    "Luego de una maratónica sesión plenaria en la Cámara de Diputados, en tiempo y materia, hemos aprobado el Proyecto de Ley 001/2020-2021 referido al Presupuesto General del Estado 2021. Estamos trabajando por Bolivia", anunció por Twitter el presidente de esa cámara, el oficialista Freddy Mamani.

    La ley financial es la primera norma de alcance global con la cual Arce, en funciones desde el 8 de noviembre, intentará cumplir su promesa de sacar a Bolivia de la crisis, que atribuía tanto a la pandemia de COVID-19 como a la gestión de Áñez, con medidas de corte estatista y fomento a la demanda interna tras un año de recesión.

    El proyecto, que todavía debe pasar por el Senado, fue aprobado por los diputados al cabo de 14 horas de debate, en el que solo se hicieron cambios menores a lo propuesto el Gobierno y terminó imponiéndose la mayoría oficialista del Movimiento Al Socialismo (MAS).

    Cambio de cifras

    La ley en trámite prevé un crecimiento interanual de casi 10% en los gastos del Estado, a 228.000 millones de bolivianos (32.750 millones de dólares), incluyendo el Gobierno central y transferencias a las regiones, en línea con el anuncio de Arce de reactivar proyectos públicos productivos y de infraestructura.

    En 2020 los gastos programados eran de 210.000 millones de bolivianos, aunque no había cifras actualizadas de su ejecución efectiva debido al caos provocado por la pandemia, y para 2021 Áñez había propuesto un tope de 216.000 millones en un proyecto que fue rechazado por el parlamento.

    El proyecto aprobado prevé un crecimiento de 4,8% del Producto Interno Bruto (PIB), a un valor nominal de casi 41.000 millones de dólares, en franca recuperación aunque todavía menor al de 2019.

    La más reciente previsión oficial del impacto de la pandemia este año era de una contracción económica de 8,4%, la primera caída después de casi cuatro décadas, y Áñez había proyectado 3,4% de incremento del PIB en 2021.

    Para atender los requerimientos de gastos e inversiones estatales, la ley del presupuesto autoriza al Gobierno de Arce a emitir bonos de deuda soberana por hasta 3.000 millones de dólares, 1.000 millones más que lo planeado por la administración transitoria.

    Arce tendrá también, según la norma presupuestaria, la posibilidad de invertir hasta 4.000 millones de dólares en diversas obras, cuadruplicando las inversiones públicas de 2019 y con aumento de 1.000 millones sobre lo señalado en el plan dejado por la administración transitoria.

    El presupuesto 2021 incluye como otra novedad destacada una asignación de sendos 10% de los gastos a los sectores de salud y educación.

    Bono

    La emisión de bonos soberanos, que en Bolivia requiere autorización legislativa previa, sería la cuarta operación de este tipo desde que Evo Morales y el MAS iniciaron en 2006 el "proceso de cambio" en el país, interrumpido en el último año por el Gobierno de transición de Áñez.

    Bolivia efectuó en 2012 y después de casi un siglo una primera emisión de bonos por 500 millones de dólares y otra similar al año siguiente, para financiar principalmente proyectos de infraestructura.

    La más reciente colocación de deuda pública se realizó en 2017 por 1.000 millones de dólares.

    Según reportes oficiales, esas contrataciones de deuda cuando el actual presidente Arce era ministro de Economía fueron concretadas a 10 años de plazo, con tasas de interés que variaron entre 4,5% y 5,95%.

    Al final del primer semestre de este año, el saldo la deuda externa pública de Bolivia era de 11.300 millones de dólares, equivalentes al 28% del PIB, según el Banco Central. 

    Etiquetas:
    deuda, economía, Luis Arce, Bolivia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook