En directo
    Economía
    URL corto
    0 60
    Síguenos en

    El hidrógeno se ha convertido en una energía del futuro que cada vez está siendo más demandada para lograr la descarbonización del modelo energético hacia uno más sostenible. Y las grandes petroleras del mundo buscan una redención en esa revolución del hidrógeno, escribe la agencia Bloomberg.

    Si el hidrógeno realmente viene a reemplazar al petróleo, serán los gigantes petroleros los capaces de ayudar a realizar esta transición gracias a su experiencia única, opina el autor del artículo, David Fickling.

    Esto, según el periodista, explica el entusiasmo de las petroleras como Equinor ASA, Royal Dutch Shell Plc y PetroChina Co. sobre el cambio hacia el hidrógeno.

    En primer lugar, Fickling considera probable que el área clave de cruce entre la actual economía del petróleo y un futuro del hidrógeno sea la infraestructura intermedia: oleoductos, buques e instalaciones de almacenamiento.

    En la actualidad, las cuevas salinas artificiales se utilizan ampliamente para almacenar petróleo (incluidas las reservas estratégicas de petróleo de Estados Unidos) y gas. Son las cuevas de sal las que probablemente resulten ser un elemento clave en el sistema de almacenamiento de hidrógeno. Algunas ya se utilizan para almacenar hidrógeno industrial.

    En las zonas donde no hay formaciones salinas, se pueden utilizar los campos de petróleo agotados en lugar de las cuevas de sal. Aquí es donde los expertos en petróleo, que conocen mejor estas formaciones geológicas, pueden ayudar.

    De importancia clave será la creación de una infraestructura especial. En los Países Bajos, un consorcio que incluye a Shell está planeando canalizar el hidrógeno limpio a través de las tuberías que sirven para las agotadas reservas del yacimiento de gas de Groningen. De lo contrario, estos oleoductos y gasoductos se habrían desmantelado.

    Sin embargo, tampoco es hora de descartar los combustibles de hidrocarburos convencionales, opina el autor. Gracias a su experiencia técnica y competencia profesional, las grandes compañías petroleras siguen dominando el sector de la energía moderna. Alrededor del 84% de la electricidad de nuestro planeta sigue siendo generada por petróleo, gas y carbón, señala Fickling. Las ganancias de esta industria son cruciales para invertir en la promoción del hidrógeno verde.

    Para producir las cantidades necesarias de hidrógeno mediante plantas de electrólisis (la única forma eficiente de producir cero emisiones de carbono), se necesitarían cantidades tan grandes de electricidad que superarían toda la electricidad mundial producida en 2019. Y para lograr ese objetivo, se necesitaría construir alrededor de nueve veces más generadores eólicos y solares que el número que existe actualmente en todo el mundo, explica el artículo.

    Este objetivo requerirá una enorme financiación y la única industria que puede permitirse el lujo de invertir en esta área es la que ha existido desde John D. Rockefeller, quien fundó la petrolera estadounidense Standard Oil en 1870, y que ha simbolizado una inversión audaz y transformadora, concluye el autor.

    Etiquetas:
    energía, revolución, hidrógeno, petróleo
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook