En directo
    Economía
    URL corto
    0 377
    Síguenos en

    El uso de dólares en la economía representa una vulnerabilidad para cualquier país, reconoció en un análisis la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

    Dentro de su Evaluación nacional de riesgos de lavado de dinero y financiamiento al terrorismo en México (ENR) 2019-2020, la UIF concluyó que las entidades financieras tienen la obligación de enviar a esa autoridad reportes de las operaciones realizadas por clientes o usuarios a partir de ciertos montos (igual o superior a 250 dólares para usuarios de bancos y de 500 dólares para operaciones en casas de bolsa).

    Por ejemplo, los bancos deben entregar a la unidad antilavado reportes de operaciones en efectivo con dólares de Estados Unidos, mientras que las casas de bolsa y casas de cambio deben alertar por las operaciones en efectivo de compra, recepción de depósitos, recepción del pago de créditos o servicios, o transferencias o situación de fondos efectuadas con el billete verde.

    Según la UIF, en México se generaron 4.492.338 reportes de operaciones con dólares en efectivo durante 2019, lo que implicó un aumento de 0,1 % en este indicador con respecto al año anterior.

    La ENR 2019-2020 es parte de las recomendaciones del Grupo de Acción Financiera (GAFI) y se enfoca en mostrar que el uso de efectivo, tanto en dólares como en otras divisas en la economía de un país, puede facilitar y abrir la puerta a diversas transacciones financieras. Sin embargo, también reconoce que ello puede constituir una vulnerabilidad para las economías.

    En México, el número de operaciones de captación de dólares en efectivo superaba la cantidad de divisas demandadas por algunas instituciones, por lo que, a partir de 2010, la SHCP emitió modificaciones para limitar su captación.

    Con el objetivo de no generar una distorsión económica en zonas geográficas o actividades que por su naturaleza captan dólares en efectivo, se permitió la operación de comisionistas cambiarios aprobados por las instituciones de banca múltiple. Desde 2016, México realiza la ENR en cumplimiento con las recomendaciones del GAFI.

    El 23 de noviembre, el senador Ricardo Monreal presentó una iniciativa para modificar la Ley del Banco de México que pretende facilitar el flujo, intercambio y circulación de dólares en efectivo, en beneficio de las personas que reciben remesas o dependen de la actividad turística y del comercio en zonas fronterizas.

    El legislador del partido Morena indicó que la reforma ayudaría a eliminar las limitantes para el sano flujo de divisas extranjeras, debido a que en la actualidad se reportan menos pesos por cada dólar canjeado, en comparación con los que se podrían recibir si se tuviera un sistema de banca menos restrictivo.

    "El proceso para disponer y administrar divisas en efectivo se ha convertido en uno cada vez más difícil, puesto que desde el año 2012 el Gobierno de Estados Unidos impuso una serie de restricciones a las operaciones con dólares desde y hacia su territorio, buscando combatir las operaciones con recursos de procedencia ilícita", sostuvo.

    Uno de los puntos más polémicos de esta propuesta implica que el Banco de México (Banxico) quede obligado a adquirir los excedentes de dólares de las instituciones financieras para incorporarlos a las reservas internacionales del país latinoamericano.

    Al respecto, el gobernador de Banxico, Alejandro Díaz de León, advirtió que la moneda extranjera en efectivo obligada a adquirirse por este concepto no cumpliría con las condiciones económicas para formar parte de la reserva de activos internacionales, por lo que llamó a los legisladores a buscar otras alternativas para mejorar el problema de la compraventa de divisas extranjeras en México.

    Etiquetas:
    dólar, remesas, México
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook