En directo
    Economía
    URL corto
    210
    Síguenos en

    CIUDAD DE MÉXICO (Sputnik) — La Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE) prevé que el Producto Interno Bruto (PIB) mexicano se contraiga 9,2% este año, pero se recupere 3,6% en 2021, entre advertencias sobre el aumento de la pobreza y las desigualdades.

    "En México, la economía crecerá 3,6% en 2021, tras contraerse un 9,2% este año", indica el informe global de la OCDE con la actualización final del Panorama Económico 2020 emitido desde su sede en París, en el cual señala que el mayor desafío será contener nuevos brotes del COVID-19 que desencadenó la crisis.

    El pronóstico revisado por la OCDE para México es una corrección desde una estimación más pesimista anterior, que consideraba una caída de 10,5 para la segunda economía latinoamericana, anunciada en septiembre pasado por la misma organización.

    Pandemia de coronavirus en México
    © REUTERS / Jose Luis Gonzalez
    Las proyecciones también son más optimistas para los próximos años 2021 y 2022, cuando la economía mexicana crecería 3,6 y 3,4% después de haberse contraído a niveles de 2014.

    México tendrá en 2020 una de las cinco contracciones del PIB más agudas en el mundo causada por la crisis económica actual producto de la pandemia, entre los 36 países miembros de la OCDE y las naciones del G-20 que reúne a las mayores economías.

    Los analistas de ese foro de cooperación fundado en 1961 pronostican que el desplome del PIB mexicano en este año será menor al que espera en España, que caerá 11,6%; Sudáfrica (-11,5), el Reino Unido (-11,2) y Grecia (-10).

    En el ranking aparece la India con una mejor previsión que México, pero con una severa contracción de 9,9% de su economía.

    Crecen exportaciones pero también pobreza

    Los economistas de la organización que tiene como secretario general al mexicano José Ángel Gurría destacan que el crecimiento mexicano del año próximo vendrá impulsado por sus exportaciones.

    En ese terreno, destacan el papel de las empresas manufactureras integradas a las cadenas globales de valor, en particular con EEUU, destino de más de 80% de la ventas mexicanas.

    La OCDE indica que el gigante norteamericano vecino se contraerá un 3,7% este año, pero en 2021 y 2022 la economía estadounidense crecerá 3,2 y 3,5%, respectivamente.

    En la economía mexicana, el consumo privado "se recuperará ligeramente ayudado por la robustez de las remesas", enviadas por los mexicanos que trabajan en EEUU.

    Según el presidente Andrés Manuel López Obrador este año las remesas marcarán un récord de 40.000 millones de dólares enviados a unos 10 millones de familias de zonas rurales, alentando el consumo local.

    Sin embargo, ese pronóstico también dependerá de "una lenta mejora del mercado laboral y la mejora de la confianza a medida que una vacuna efectiva sea distribuida".

    La decisión gubernamental es de no aumentar impuestos ni crear nuevos tributos, y sostener una política de "austeridad" en el gasto público, sin contratar nueva deuda.

    Pero los expertos de la organización recomiendan que "la gravedad de la recesión justifica que se intensifique el apoyo proporcionado por la política fiscal".

    En ese punto advierten un aumento de la pobreza y las desigualdades, que requieren mayor apoyo a la política fiscal, con mayores estímulos fiscales.

    La ODCE recomienda "incluir el apoyo a los ingresos y la capacitación para los trabajadores más afectados, tanto en el sector informal como en el formal; mientras que las reducciones temporales del impuesto sobre la nómina podrían ayudar a más Pymes [pequeñas y medianas empresas] y apoyar la creación de empleos formales".

    El Fondo Monetario Internacional espera que la economía mexicana caiga 9%, el Banco Mundial 10%, y el banco central local 8,9%.

    Etiquetas:
    caída, PIB, Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), México
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook