En directo
    Economía
    URL corto
    2533
    Síguenos en

    Los grupos de presión ucranianos llevan cuatro años intentando que Estados Unidos imponga sanciones al gasoducto Nord Stream 2, y ahora están al borde del éxito, informa The Wall Street Journal.

    Un grupo de cabilderos ucranianos logró influir en el proceso de elaboración de sanciones de EEUU contra el proyecto de gasoducto Nord Stream 2. 

    Según el periódico, los funcionarios ucranianos llevan cuatro años tratando de persuadir a la Administración Trump y a los dirigentes del Congreso de que impongan sanciones, y ahora "se sienten al borde del éxito".

    Se trata de Vadim Glamazdin, un empleado de la empresa ucraniana Naftogaz —la compañía nacional de petróleo y gas de Ucrania—, que supervisa la interacción de la empresa con las autoridades, así como de Oleksandr Járchenko, a quien el periódico llama empleado del Consejo Nacional de Seguridad y Defensa. 

    A Glamazdin lo apoyaba el cabildero estadounidense Daniel Vajdich, que trabajaba en el Comité de Relaciones Exteriores del Senado, dice la publicación. Los ucranianos también consultaban con el senador republicano Ted Cruz y la senadora demócrata Jeanne Shaheen.

    Según el propio Vajdich, ayudó a elaborar sanciones contra Moscú aún en 2014. Estas medidas restrictivas obligaron a ExxonMobil a retirarse de los proyectos con Rosneft. Como resultado, la compañía petrolera rusa perdió el acceso a importantes tecnologías y el proyecto fue suspendido.

    Glamazdin y Járchenko trataron de identificar un lugar vulnerable en el proyecto de construcción del gasoducto y supuestamente involucraron a centros analíticos de Kiev en este trabajo. En el 2018 decidieron que Rusia no tiene barcos que puedan ser usados para colocar tuberías del diámetro correcto y entonces, llegaron a la conclusión de que las sanciones contra las empresas propietarias de esos buques de tendido de tuberías tendrían mayor efecto. 

    Como resultado, la empresa suiza Allseas se retiró del proyecto debido a la amenaza de sanciones por parte de Washington, y la construcción se detuvo, señala el periódico.

    Los cabilderos ucranianos esperan que las próximas restricciones introducidas por EEUU detengan la construcción del Nord Stream 2. "Cuando estas sanciones finalmente se voten y adquieran fuerza de ley, no habrá posibilidad de continuar la construcción del oleoducto", cree Glamazdin, citado por el diario.

    A principios de noviembre, Bloomberg, citando tres fuentes familiarizadas con el tema, escribió que a finales de 2020, el Senado y la Cámara de Representantes de EEUU acordaron nuevas restricciones contra Nord Stream 2. Deberían afectar a las compañías de seguros y certificación que han trabajado con barcos rusos.

    Mientras tanto, Alemania ha reafirmado su apoyo político al gasoducto Nord Stream 2 debido a la importancia de la tubería para la seguridad de los suministros de combustible.

    El proyecto Nord Stream 2 prevé tender dos tuberías de gas con una capacidad total de 55.000 millones de metros cúbicos por año desde la costa rusa a través del mar Báltico hasta Alemania. Ahora su construcción está más del 90% completa.

    Etiquetas:
    sanciones, Nord Stream 2
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook