En directo
    Economía
    URL corto
    Por
    160
    Síguenos en

    ¿Se enmendarán los presupuestos? La Comisión Europea insta a España a "preservar la sostenibilidad fiscal a medio plazo", aunque el Pacto de Estabilidad y Crecimiento sigue suspendido. El Gobierno de Pedro Sánchez deberá sostener la deuda, que en 2020 ronda el 120% del PIB, pero en teoría las autoridades comunitarias validan su plan presupuestario.

    El organismo dirigido por Ursula von der Leyen comunicó oficialmente el 18 de noviembre su apoyo a la política económica de los Estados miembros en el contexto de recuperación económica tras la crisis generada por la pandemia. Pero también recuerda deberes.

    Las normas fiscales que rigen el Pacto de Estabilidad y Crecimiento continuarán suspendidas hasta finales de 2021, pero el endeudamiento de algunos países es demasiado elevado. Pese a haber concluido que el borrador presupuestario que el Gobierno español remitió en octubre está consonancia con las recomendaciones pactadas, se pide al Ejecutivo de Pedro Sánchez que garantice "la sostenibilidad fiscal a medio plazo al adoptar medidas presupuestarias de apoyo" a la economía, pues la deuda está disparada.

    El objetivo de estas directrices, contempladas en el paquete de otoño del Semestre Europeo de 2020, es apoyar la recuperación económica en un contexto marcado por la incertidumbre. Sin embargo, los analistas señalan las dificultades de satisfacer los requerimientos para con la deuda mientras se aplican las partidas previstas de los presupuestos. ¿Se podrán conjugar?

    La incertidumbre como aliada

    La Comisión Europea "invita a España a revisar periódicamente el uso, la eficacia y la adecuación de las medidas de apoyo y estar preparada para adaptarlas, según sea necesario, a las circunstancias cambiantes". ¿Cómo cabe interpretar esta recomendación en el contexto actual de crisis desatada por una pandemia que está lejos de atajarse?

    "A corto plazo es un suicidio pensar en contener la deuda", afirma el economista Juan Vázquez Rojo. "Si el año que viene retrocede el sector privado y se recorta en el público, la caída será mucho peor". En su opinión, esta es la razón por la que desde Bruselas "se dé manga ancha a los presupuestos, pese a declarar que se debe tener cuidado con la deuda". "Quizás cuando exista mayor certidumbre, se pueda tensar la cuerda y exigir más", admite.

    "Pero nadie sabe lo que pasará durante 2021, algo que asumen tanto Bruselas como los Gobiernos de la eurozona. Por mucho que se esté hablando de la vacuna, el impacto real de la crisis lo veremos a lo largo del año que viene".

    El contexto de los presupuestos

    Es importante ubicar en una perspectiva histórica el plan presupuestario del Gobierno supervisado por la Comisión Europea, señala Juan Vázquez. "Porque unos presupuestos de este corte serían impensables en la etapa 2010-2013, en plena crisis del euro".

    Este investigador de la Universidad Camilo José Cela subraya una diferencia fundamental, que juega a favor de España: el BCE continúa ejerciendo sus políticas de expansión cuantitativa. "En gran medida, la crisis de deuda de esos años tuvo que ver con que el BCE no actuó como ahora y que Bruselas exigía austeridad", asegura. "Ambas condiciones, al menos a corto plazo, están rotas". Y aquí se inserta la validez del borrador con las líneas maestras de los Presupuestos Generales del Estado presentados a Europa.

    "Lo importante, hasta el momento, es la suspensión de la regla de gasto y la actuación del BCE. Bruselas sabe que volver a medidas como las dirigidas a reducir déficit público o deuda, es un suicidio, tanto este año como el que viene. Otra cosa será dentro de tres o cuatro, pero dada la incertidumbre actual, es imposible predecir como estará el panorama económico y político en esas fechas", concluye Vázquez Rojo.

    Etiquetas:
    Banco Central Europeo (BCE), gasto público, contención, deuda estatal, deuda pública, Comisión Europea, Pedro Sánchez, Presupuestos Generales del Estado (PGE)
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook