En directo
    Economía
    URL corto
    2191
    Síguenos en

    La economía turca pronto sufrirá cambios debido a nuevos nombramientos en el Banco Central y en el Ministerio de Finanzas y Tesoro del país. La lira turca está perdiendo valor, y esto es una señal alarmante para Turquía, advierten los analistas económicos turcos y esperan una subida de las tasas de interés.

    Toda la atención de Turquía se enfoca actualmente en el nuevo ministro de Finanzas y Tesoro, Lutfi Elvan, y el jefe del Banco Central, Naci Agbal, quien encabezaba el Departamento de Estrategia y Presupuesto de la Administración presidencial.

    "Los recientes nombramientos dan motivos para pensar en un cambio hacia la gestión de unos funcionarios experimentados que demuestran un enfoque tradicional en la economía", comentó Hakan Kara, ex economista jefe del Banco Central del país, en declaraciones a Sputnik.

    El experto consideró necesario un aumento de la tasa de interés, pero además "es importante una señal del Banco Central de que tiene control de su instrumento principal".

    Lo primero que se debe hacer en la reunión del comité para la política monetaria, programada para el 19 de noviembre, es asegurar la regulación de la liquidez y la gestión de la demanda de dinero, opinó, a su vez, el Dr. Mehmet Sisman, profesor de la facultad de Economía de la Universidad de Mármara, quien también espera una subida de la tasa.

    "Es muy difícil resolver el problema de liquidez y evitar la dolarización sin aumentar el tipo de interés. La lira turca está perdiendo valor, y es una señal alarmante para Turquía. Si existe un instrumento de interés que pueda impedirlo, debe utilizarse de manera oportuna y eficiente", comentó a Sputnik.

    Sisman también subrayó que el tipo de cambio es una garantía de la entrada de capital en el país, por lo que se puede fijar uno a largo plazo. Al mismo tiempo, el experto señaló que no espera un crecimiento basado únicamente en las entradas de capital. 

    "Deberíamos utilizar nuestros recursos internos, establecer un sistema de distribución de ingresos. En la primera etapa, es necesario reintroducir un impuesto sobre el crecimiento del valor de los bienes raíces. No debemos permitir un aumento brusco del bienestar de ciertas personas ante un crecimiento general de la pobreza en la sociedad", señaló.  

    Según el analista, las autoridades turcas deben desarrollar una política económica junto con la oposición. 

    "Ahora más que nunca, es necesaria una unidad de posiciones y acciones. Debemos restaurar la confianza en la economía. Esta es la forma de superar las dificultades económicas", concluyó Sisman.

    El gobernador del Banco Central de Turquía, Murat Uysal, fue destituido después de que la moneda nacional perdiera casi 15% de su valor en dos meses, según el decreto publicado en el Boletín Oficial del Estado.

    La lira turca tocó fondo en vísperas del anuncio de los resultados de las elecciones presidenciales en Estados Unidos al cotizar 8,55 unidades por dólar, si bien hace dos meses la tasa de cambio era de 7,45 liras. Los analistas estiman que las relaciones entre Ankara y Washington podrían deteriorarse si ganara el demócrata Joe Biden.

    Antes, los expertos vincularon la caída de la libra al conflicto en Nagorno Karabaj, al fuerte terremoto en la provincia de Esmirna y al impacto económico de la pandemia de coronavirus.

    Etiquetas:
    crisis, economía, política monetaria, tasa de interés, lira, Turquía
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook