En directo
    Economía
    URL corto
    3600
    Síguenos en

    En las últimas semanas, las empresas automotrices chinas Shacman, JAC y MG anunciaron planes para expandir sus operaciones en México.

    Desde junio, el director general de Shacman/Spartan Motors México y Norteamérica, Carlos Pardo García, indicó que la compañía integrante del consorcio chino Shaanxi Automobile Holding Group comenzaría sus operaciones en el país latinoamericano con la introducción de una serie de modelos para el mercado de vehículos pesados.

    "Se trata de un proyecto integral y México será la plataforma para tener presencia en Norteamérica", comentó Pardo en un comunicado.

    Shacman comercializará en México una gama de vehículos de Clase 6 a 8, los cuales se ensamblan en Ciudad Sahagún, Hidalgo para venderse en el mercado local a finales de 2020. Los modelos X300 Y L300 serán los primeros en llegar, dando comienzo a un proceso que, hacia 2025 proyecta la comercialización de 5.000 unidades.

    Por su parte, a finales de octubre JAC informó que comenzará a vender su línea de vehículos comerciales verdes ensamblados en México. Este negocio proyecta incluir desde la producción de autos ligeros y camiones, hasta la comercialización y la postventa, sostuvo el CEO y director general de Giant Motors Latinoamérica, Elías Massri, quien produce autos de la marca JAC también en Ciudad Sahagún, Hidalgo.

    Su oferta en México estará compuesta por tres vehículos a combustión y dos eléctricos, los cuales se ofrecerán entre los 570.000 (27.800 dólares) a 1.480.000 pesos mexicanos (72.100 dólares).

    "Seguimos con la visión que nos planteamos desde 2006 cuando hicimos el anuncio de inversión de la apertura de nuestra planta de ensamble en Ciudad Sahagún, Hidalgo: ofrecer los mejores vehículos que se adapten a las diferentes necesidades de movilidad en el mercado mexicano", expresó Massri.

    Cabe resaltar que JAC opera en México desde 2017, gracias a un acuerdo entre Giant Motors Latinoamérica y el apoyo de un fondo de inversión del banco Inbursa, con el cual se comenzó a producir y comercializar vehículos de la marca china en el país latinoamericano.

    Por último, desde el 23 de octubre la marca de origen británico MG, actualmente propiedad del grupo SAIC, el mayor fabricante de autos en China y el séptimo a nivel mundial, anunció que pondría a la venta en México dos modelos SUV y un sedán, a la espera de lograr una participación de mercado de 1,5% en un año.

    Según directivos en América Latina, MG tiene planes para construir una planta en México en el futuro cercano.

    "La planta es un hecho que sabemos que está en la mesa, desafortunadamente el COVID le puso freno a todo. En la parte de gobierno ese tipo de cosas son muy delicadas y lleva un tiempo distinto a la parte de producción. Está en pausa hasta que la situación de COVID nos permita continuar", afirmó el director de ventas y desarrollo de concesionarios, José Ángel Sánchez, a Reforma.

    A finales de 2020, los primeros autos MG estarán disponibles en 17 agencias de 11 estados en México. Del mismo modo, la empresa tiene planes para incluir en su portafolio vehículos eléctricos.

    Un informe de la Cámara de Comercio Jiangsu de China en México asevera que hasta el momento aproximadamente 70.000 empresarios originarios del país asiático han sacado sus inversiones de Estados Unidos debido a la tensión comercial que existe entre ambas naciones.

    Ante este panorama, la misma entidad estimó que en el periodo 2020-2025 miles de empresas chinas de sectores como el manufacturero, textil, automotriz y de tecnología básica acelerarán sus inversiones en México.

    Etiquetas:
    China, México
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook