En directo
    Economía
    URL corto
    0 103
    Síguenos en

    El racismo institucional que azota EEUU le cuesta miles de millones de dólares a la economía más grande del mundo, calculó una execonomista afroamericana de Citigroup. Al cerrar las brechas entre los ciudadanos afroamericanos y los de raza blanca, el país norteamericano podría ganar unos 5 billones de dólares adicionales en los próximos años.

    A finales de mayo del 2020, Dana Peterson, que en aquel momento trabajaba en la mayor empresa de servicios financieros del mundo, dejó de lado su trabajo habitual relacionado con el análisis de la política monetaria y se puso a investigar cuál ha sido el impacto económico causado a EEUU por el racismo en más de dos décadas.

    Eligió este periodo ya que durante este tiempo se registró la expansión económica más larga en la historia de EEUU. Descubrió que si el país norteamericano hubiese conseguido cerrar las brechas raciales habría generado 16 billones de dólares adicionales en la producción desde 2000.

    Según sus cálculos, EEUU podría haber creado 6,1 millones de empleos extra al año. Además, los empresarios afroamericanos habrían ganado 13 billones de dólares en ingresos adicionales si hubieran tenido acceso justo y equitativo al crédito.

    El acceso equitativo a los préstamos hipotecarios podría haber permitido tener su propia casa a 770.000 personas. Las ventas y los gastos habrían añadido 218.000 millones de dólares al producto interno bruto de EEUU, concluyó la economista.

    Peterson calculó que al cerrar las brechas entre los ciudadanos afroamericanos y los de raza blanca, el país norteamericano podría ganar 5 billones de dólares adicionales en su actividad económica durante los próximos cinco años.  

    Para Peterson, hacer esta investigación fue una manera de presentar el problema de hace siglos para  que los expertos en finanzas y economía pudiesen entenderlo. 

    "Algunas personas no contemplan realmente que haya un problema. Así que ese fue el valor de sumar números, porque los números le quitan parte de la emoción. Si puedes relacionarte con alguien en su idioma, pues eso significa algo", destacó la investigadora a Bloomberg.

    El interés científico no había sido la única causa que empujó a Peterson a realizar este estudio. También había razones personales. Durante su entrevista con la agencia estadounidense la mujer recordó haber sido detenida y registrada con sus amigas adolescentes por la policía en el metro de Nueva York. 

    Mientras estudiaba en la Universidad Wesleyan conoció a la gente que  cuestionaba si su admisión en esta entidad docente de la élite del estado de Connecticut era el resultado de política de acción afirmativa o el de su propio mérito. 

    Durante sus 18 años de servicio en Citigroup, Peterson reconoció haber evitado poner su fotografía en el sistema de correo electrónico de la compañía a causa del racismo.

    "Tenía miedo real de que la gente juzgase la calidad de mi trabajo —o tomase decisión sobre si querían trabajar conmigo— basándose en mi fotografía", explicó.

    Peterson afirmó que a día de hoy las desigualdades raciales en EEUU existen en todas las coyunturas, ya sea cuando a los graduados afroamericanos de los colegios se les paga menos que a sus homólogos blancos o las dificultades que enfrentan los empresarios de la minoría cuando tratan de asegurar la inversión contra los capitalistas de riesgo. 

    De hecho, esta no es la única investigación parecida que se ha realizado en los últimos años. Otros grupos también han tratado de calcular el costo económico del racismo. Así la organización sin fines de lucro Altarum informó hace dos años que EEUU podría agregar 8 billones de dólares en el producto interno bruto para el 2050 si lograse eliminar desigualdades raciales. 

    Otro estudio implementado por la empresa  McKinsey & Co. en 2019 proyectó que la brecha racial en la riqueza le costaría a la economía de EEUU unos 1,5 billones de dólares entre el 2019 y el 2028, debido a su efecto amortiguador sobre el consumo y la inversión. 

    Etiquetas:
    EEUU, racismo
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook