En directo
    Economía
    URL corto
    0 92
    Síguenos en

    Los gigantes saudíes Saudi Aramco y Saudi Basic Industries (Sabic) planean reevaluar la escala de un proyecto petroquímico multimillonario como parte de su estrategia aplicada para reducir sus gastos en medio de la brusca caída de precios de sus productos.

    Las dos compañías han decidido cambiar de plan respecto al proyecto Yanbu realizado en la costa del mar Rojo y valorado en 20.000 millones de dólares. En el marco de esta iniciativa  se prevé producir varios productos químicos a partir del crudo. Ahora, Aramco y Sabic prevén incorporar las instalaciones existentes en el proyecto en vez de construir una completamente nueva, comunicaron desde la segunda empresa.

    Previamente, ambos gigantes habían barajado la posibilidad de congelar este proyecto para reducir su gasto, comunicaron a Bloomberg en septiembre del 2020 fuentes cercanas al caso. 

    Convertir el crudo directamente en productos químicos, sin tener que refinarlo, es parte del plan de Aramco para diversificar y sacar más beneficios por cada barril que bombea en sus yacimientos. Siendo la mayor compañía petrolera del mundo, Aramco tiene como objetivo duplicar su capacidad de refinación para impulsar su unidad de producción poco rentable.

    Para conseguir estas metas, la empresa ha adquirido una participación del 70% del fabricante de productos químicos Sabic a un fondo de riqueza soberano de Arabia Saudí por 69.000 millones de dólares.

    "Sabic y Saudi Aramco siguen comprometiéndose a continuar avanzando en la conversión del crudo a los productos químicos realizando programas de desarrollo existentes para aumentar la rentabilidad, la competitividad y las oportunidades para elevar el valor de los petroquímicos", señalaron desde Sabic.

    Actualmente, ambas compañías están realizando profundos recortes en su gasto de capital

    La reducción en los precios del petróleo condujo a que Aramco reportase una caída del 73% en las ganancias del segundo trimestre y un fuerte aumento de la deuda mientras buscaba seguir pagando dividendos por un valor de 75.000 millones de dólares. A su vez, Sabic suspendió el nuevo gasto de capital a principios del 2020 a la vez que reportó pérdidas en el primer y en el segundo trimestre del año.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook