En directo
    Economía
    URL corto
    2213
    Síguenos en

    El empresario Ricardo Salinas Pliego, el segundo hombre más acaudalado de México, se manifestó en contra de que los patrones aporten a la pensión de los trabajadores, ya que ellos deben ser los primeros en sacrificar su consumo presente para aspirar a un futuro digno.

    En su blog, el multimillonario, quien forma parte del Consejo Asesor Empresarial del presidente Andrés Manuel López Obrador, indicó que para los patrones no existe ningún incentivo para aportar a las pensiones de sus trabajadores.

    "El patrón no tiene incentivo alguno para garantizarle una pensión digna, especialmente en este mundo con enorme movilidad laboral. Para el patrón, cualquier contribución a la pensión del trabajador es sólo un impuesto más. Es un gravamen extra a quienes creamos las fuentes de trabajo", argumentó.

    Del mismo modo, Salinas Pliego rechazó que el Estado deba contribuir al sistema de pensiones, pues "el Estado en realidad somos todos los que contribuimos a su existencia a través del pago de impuestos…  Para el Estado, cualquier contribución al sistema de pensiones es sólo un gasto más y no una forma de ahorro".

    La opinión del empresario va en sentido contrario a la política del Gobierno de López Obrador, el cual ha propuesto una reforma de pensiones a fin de asegurar que los empleadores en México aumenten sus aportaciones de 6,5 a 15% del salario mensual del trabajador, y con ello los trabajadores se retiren con una pensión "digna".

    "Tu pensión no es gratis, es el beneficio justo que cosechas hoy como resultado de décadas de esfuerzo. Es el uso PRESENTE de lo que has ahorrado en el pasado", defendió Salinas Pliego.

    Como alternativa, el empresario aconsejó ahorrar 20% de los ingresos mensuales para destinarlos a "proyectos de inversión de largo plazo, como activos inmobiliarios y acciones de empresas de calidad".

    Entre las empresas de Salinas Pliego se encuentra Afore Azteca, la cual obtuvo una utilidad neta de 119 millones de pesos (5,6 millones de dólares) en el primer semestre de 2020. Sobre ella, el magnate comentó que el cobro de "altas comisiones" por parte de las Administradoras de Fondos para el Retiro (Afore) en realidad representa un incentivo para proveer un "servicio de calidad".

    Por otra parte, rechazó que ese factor sea causa del bajo rendimiento de las pensiones, ya que actualmente el Banco de México, al igual que diversos bancos centrales, han bajado sus tasas de interés "con la excusa de incentivar la 'actividad económica'", lo cual ha perjudicado los réditos de los trabajadores, así como las ganancias de los bancos.

    Al presentar la reforma a la Ley de pensiones en julio, el secretario de Hacienda y Crédito Público (SHCP), Arturo Herrera, explicó que la alta informalidad laboral en México ha afectado la capacidad de los trabajadores para tener acceso a una pensión digna.

    "Cuando se pensó en este sistema [el actual], se pensó que México iba a transitar relativamente rápido a un mayor nivel de formalidad. Para tener acceso a una pensión garantizada, se requieren hoy 1.250 semanas de cotización, que es equivalente a 25 años de trabajar", destacó.

    Por su parte, López Obrador consideró como un avance importante la definición de un porcentaje estándar para el cobro de comisiones para el manejo de las pensiones de los trabajadores. Del mismo modo, sostuvo que los patrones son el actor más importante para sostener este sistema.

    "La contribución más importante es lo que aportan los empresarios. Ellos incrementan lo que tienen que aportar para el retiro de los trabajadores en un porcentaje considerable. Realmente es algo significativo", mencionó.

    Etiquetas:
    reforma de pensiones, Ricardo Salinas Pliego, México
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook