En directo
    Economía
    URL corto
    0 1784
    Síguenos en

    La principal empresa proveedora de ingeniería ferroviaria rusa, TMH, ha levantado al sector en Argentina, que tuvo un 20% de crecimiento interanual. A partir de la promoción de "la transferencia de tecnología y conocimiento de Rusia", las economías regionales se han visto fortalecidas. Conoce cómo lo hicieron.

    Las dificultades económicas que ha traído la crisis sanitaria a Argentina ha puesto en jaque diversos sectores. El sector ferroviario fue considerado como esencial con el fin de mantener el traslado de personas autorizadas y de la mercadería para el consumo interno así como para la exportación. 

    Contra todos los indicadores, el sector obtuvo una tasa de crecimiento interanual que superó el 20% de ganancia. Parte del mérito lo lleva Transmashholding, o TMH, la mayor productora rusa de material rodante para ferrocarriles y sistemas de transporte urbanos. Su sede en el país sudamericano inició a finales de 2019 un plan de expansión nacional que se consolidó durante el año de la pandemia de COVID-19.

    Trabajador ferroviario de la empresa rusa TMH en Argentina
    © Foto : Cortesía de TMH
    Trabajador ferroviario de la empresa rusa TMH en Argentina

    A través de la gestión de talleres ferroviarios en las provincias de Tucumán (norte), Santa Fe y Córdoba (centro), se fortalecieron los servicios de mantenimiento, alistamiento y movimiento de locomotoras y vagones de carga. ​

    “En Argentina observamos una necesidad de mejora de la calidad del servicio. TMH cuenta con la experiencia, el conocimiento, los recursos y la capacidad para realizar de forma más eficiente el alistamiento, reparación y mantenimiento de material rodante. Nuestros clientes han verificado el incremento de los indicadores de confiabilidad y los excelentes resultados de nuestro desempeño, y continúan confiando en nosotros para la gestión de mantenimiento de sus vagones y locomotoras”, destacó el ingeniero Ignacio Leone, gerente general de la compañía, en un comunicado de prensa.

    ¿Cómo funciona la ingeniería ferroviaria en tiempos de pandemia?

    Como actividad declarada esencial por el Gobierno argentino, el transporte ferroviario ha mantenido abiertas todas sus locaciones, y cada uno de sus trabajadores se rige por los protocolos sanitarios de seguridad pertinentes. 

    Las medidas de precaución aplicadas incluyen la minimización de los turnos de trabajo de los trabajadores, el distanciamiento social recomendado por las autoridades sanitarias y el uso de los elementos de protección sanitaria, como mascarillas y alcohol en gel. Además, a cada empleado se le toma la temperatura antes y luego de la jornada laboral, y los lugares de trabajo donde permanecen son higienizados y desinfectados de manera asidua. 

    En el caso de TMH, hay 231 trabajadores en los siete puntos donde la empresa se halla: Mechita y Sánchez (provincia de Buenos Aires), Retiro (ciudad de Buenos Aires), San Lorenzo y Puerto de Rosario (provincia de Santa Fe), Cevil Pozo (provincia de Tucumán) y Villa María (provincia de Córdoba). 

    La labor de TMH en Argentina 

    Desde sus inicios en Argentina, TMH ha hecho hincapié en mejorar la infraestructura existente y los espacios de trabajo. Su finalidad es revitalizar y fortalecer la industria ferroviaria del país y, para ello, ha iniciado un plan de inversiones y transferencia de tecnología de unos 25 millones de dólares, que verá sus resultados, según se indica desde la empresa, en los próximos años. 

    Trabajador ferroviario de la empresa rusa TMH en Argentina
    © Foto : Cortesía de TMH
    Trabajador ferroviario de la empresa rusa TMH en Argentina

    "Estamos apoyando la industria ferroviaria local, promoviendo la transferencia de tecnología y conocimiento de Rusia, expandiendo la cadena de abastecimiento, apoyando a fabricantes locales y sosteniendo el desarrollo de las comunidades donde estamos presentes", remarcó Leone. 

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook