23:50 GMT27 Septiembre 2020
En directo
    Economía
    URL corto
    81738
    Síguenos en

    Ante la pandemia del coronavirus y la crisis de las economías desarrolladas, China se está convirtiendo en un nuevo centro de actividad económica, por lo que el papel del yuan también está creciendo. En particular, el gigante asiático busca usar su moneda en las transacciones con los países participantes de la iniciativa 'Un cinturón, una ruta'.

    China debería aprovechar al máximo el yuan en sus transacciones con otros países del proyecto Un cinturón, una ruta, declaró el expresidente del municipio de Chongqing, Huang Qifan, en un foro financiero en Xi'an. Según el funcionario chino, el yuan se utiliza ahora poco, y es necesario usar la moneda china a lo máximo para formar precios, pagos y reservas.

    El dólar estadounidense sigue teniendo una posición dominante en el mundo: representa más de la mitad de todos los pagos internacionales. Sin embargo, este sistema se ha desarrollado debido a las peculiaridades de la antigua estructura del comercio mundial, observa Liu Dian, investigador del Instituto de investigación financiera de la Universidad Popular de China, consultado por Sputnik.

    "Antes, las industrias de muchos países en desarrollo estaban vinculadas a las cadenas de producción de Estados desarrollados. La producción de baja tecnología con uso intensivo de mano de obra se subcontrataba en los países en desarrollo, y los productos terminados se vendían principalmente en los mercados desarrollados", explica Liu Dian.

    Ahora, con la crisis de muchas economías desarrolladas causada por el brote del coronavirus, el equilibrio se está desplazando hacia los mercados emergentes. Por lo tanto, un aumento de la participación del yuan en el comercio mundial, según el experto chino, es natural. 

    "Después de la pandemia de COVID-19, los mercados occidentales, que ya estaban saturados, se enfrentaron a serias dificultades. Pero cada vez hay más mercados emergentes, entre ellos China. Por lo tanto, el creciente uso del yuan en el comercio con los países de la iniciativa Un Cinturón, una ruta se debe principalmente a su creciente dependencia de China", señala el analista.

    Además, el nivel de confianza en el dólar está disminuyendo a nivel global.

    "Cuando la economía mundial se enfrenta a una recesión, muchos países en desarrollo se ven especialmente afectados por las fluctuaciones monetarias. Por lo tanto, por supuesto, hay una tendencia a la desdolarización, y los países de Un Cinturón, una ruta eligen el yuan como moneda de transacciones", dice Liu Dian.

    Según el experto chino, esto se debe, en primer lugar, al hecho de que el mercado chino se está volviendo más importante en el sistema de comercio mundial. En segundo lugar, los países quieren asegurarse contra los riesgos macroeconómicos asociados a las fluctuaciones de la moneda estadounidense. "Esto es beneficioso para todas las partes", enfatiza.

    Liu Dian considera probable que el yuan llegue a ser primero una moneda de comercio regional. Según los resultados del primer trimestre de este año, los países de la ASEAN se han convertido en el mayor socio comercial de China: el volumen de comercio creció un 6% interanual hasta alcanzar los 140.000 millones de dólares, mientras que el comercio de China con EEUU y la Unión Europea disminuyó debido a la pandemia.

    A mediano plazo, se prevé que el equilibrio comercial y la actividad económica se desplazarán hacia el este. En este contexto, China y su moneda están adquiriendo especial importancia como elemento vinculante en la nueva estructura comercial y económica.

    El único gran obstáculo para la internacionalización del yuan es el carácter cerrado de la cuenta de capital. No es cómodo usar el yuan en el comercio mundial hasta que sea libremente convertible. Varios países están utilizando acuerdos de intercambio con China. Pero estos mecanismos, más bien, están destinados a cubrir los riesgos de divisas en el comercio bilateral. 

    Sin embargo, la demanda del yuan en el mundo seguirá aumentando, pronostican los analistas. La pandemia hizo a los países occidentales adoptar las políticas de tasas de interés ultrabajas para salvar sus economías. Sin embargo, China logró mantener una política monetaria moderada.

    Esto hace que el mercado chino sea atractivo para los inversores porque el rendimiento de los valores chinos es mayor que el de los bonos de los mercados occidentales, y al mismo tiempo, tiene un nivel de riesgo similar. En julio, la entrada neta de capital extranjero en los bonos chinos alcanzó los 21.300 millones de dólares, el nivel más alto desde 2014.

    Según un reciente pronóstico de Morgan Stanley, para finales de la década el yuan podría convertirse en la tercera moneda más grande del mundo.

    Etiquetas:
    economía, crisis, pandemia, desdolarización, dólar, yuan, China
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook