08:06 GMT25 Septiembre 2020
En directo
    Economía
    URL corto
    0 482
    Síguenos en

    La India todavía no es capaz de ser un competidor económico de China en Irán. Además, EEUU está limitando sus lazos políticos con Teherán, opinan los expertos entrevistados por Sputnik al comentar las visitas de los ministros de Defensa y de Asuntos Exteriores de la India a Teherán.

    El ministro de Relaciones Exteriores de la India, Subrahmanyam Jaishankar, se reunió con su homólogo iraní, Mohamad Javad Zarif, en Teherán el 8 de septiembre. Fue el segundo ministro indio en visitar Irán en los últimos días. El domingo 6 de septiembre, los titulares de Defensa de India e Irán, Rajnath Singh y Amir Hatami, también mantuvieron negociaciones allí.

    A la India le preocupa la posible participación de capital chino en el proyecto de desarrollo del puerto iraní de Chabahar, así como la reciente iniciativa de Teherán de crear una alianza que podría incluir a China, Turquía, Rusia y Pakistán. Por eso, el ministro de Relaciones Exteriores de la India fue a visitar Teherán, destaca la edición india The Print.

    La publicación tampoco descarta la participación del capital chino en la segunda etapa del proyecto de construcción del puerto de Chabahar. Pekín podría invertir en el ferrocarril entre la ciudad portuaria de Chabahar y la ciudad de Zahedan. Este centro administrativo está situado cerca de la frontera iraní con Pakistán y Afganistán, y el ferrocarril forma parte del corredor de tránsito internacional norte-sur de Irán. Como la India no ha podido ejecutar el proyecto, Irán decidió completarlo por sí mismo, pero dejó las puertas abiertas para que la India se uniera. 

    La actividad diplomática de la India se propulsa por el deseo de reformar sus vínculos con Irán, declaró a Sputnik Irina Fiódorova, experta del Instituto de Estudios Orientales de la Academia Rusa de Ciencias, en una entrevista con el Sputnik:

    "El nivel de cooperación económica y política de la India con Irán ha disminuido gravemente debido a los crecientes vínculos de la India con Arabia Saudí —un enemigo iraní— y su acercamiento a Estados Unidos. Como consecuencia, la India en particular frenó el proyecto de modernización del puerto de Chabahar y redujo las inversiones, lo que causó descontento en Teherán y se emitieron repetidas advertencias: si la India no está dispuesta a ampliar la cooperación, Teherán buscará otras opciones y oportunidades", explicó Fiódorova. 

    ¿Es la India capaz de convertirse en un serio rival económico y político de China en Irán? 

    Ji Kaiyun, director del Centro de Estudios Iraníes de la Universidad del Suroeste de China, cree que el potencial de la India no es todavía suficiente para que llegue a ser un rival serio de China. 

    "Existe cierta competencia entre China y la India en Irán a la hora de exportar energía y en la cooperación en materia de inversiones en proyectos en Irán. Mientras tanto, el potencial de la India no es todavía suficiente para que sea considerada un competidor de China. En particular, aunque la India es líder en la industria informática, el potencial de su economía y de sus empresas nacionales es relativamente débil", destacó Ji. 

    Su infraestructura es particularmente débil en comparación con la de China. Además, las relaciones con Pekín son más importantes para Irán que las que mantiene con Nueva Delhi. La interdependencia energética entre China e Irán es muy importante, y el primero puede proporcionar al segundo una asistencia y un apoyo internacional mucho mayor que la India, agrega el experto.

    Las empresas financiadas por China han estado operando con éxito en la república islámica durante casi 40 años. Es una buena base económica, incomparable con la contribución de la India, en su opinión.

    En la lucha con la India por su presencia económica en Irán, la superioridad de China es enorme. La actividad diplomática de la India no contrarrestará la creciente influencia de su vecino en la región, cree Fiódorova. 

    "No se trata solo de la relación de su potencial económico; Irán también está políticamente orientado hacia China, y, si la India no se esfuerza, va a perder la cooperación con Teherán", recalca Fiódorova. 

    Asimismo, el Estado indio depende bastante de EEUU, país que está estableciendo estrictas barreras para impedir a Nueva Delhi desarrollar la cooperación económica con Irán. Además, si antes Nueva Delhi se interesaba por el petróleo iraní a precios bajos, ahora satisface sus necesidades energéticas con los suministros de Arabia Saudí, concluye la experta rusa.

    Etiquetas:
    Irán, China, la India
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook