02:09 GMT27 Septiembre 2020
En directo
    Economía
    URL corto
    71783
    Síguenos en

    Estados Unidos impone cada vez más sanciones contra el gasoducto Nord Stream 2, pero la Unión Europea se prepara para responder a sus amenazas. A una serie de declaraciones de funcionarios alemanes y europeos sobre violaciones de la soberanía y la agresividad sin precedentes de Washington le seguirán unas acciones decisivas, aseguran los expertos.

    Amenazas e intimidaciones 

    EEUU no abandona los intentos de impedir que Rusia complete su gasoducto en el mar Báltico. El Senado aprobó en julio nuevas medidas

    Los funcionarios estadounidenses amenazaron a los contratistas del gasoducto de Alemania y otros países europeos con unas "consecuencias de gran alcance de su futura participación en el proyecto".

    Y a principios de agosto, los senadores de EEUU enviaron una carta al operador del puerto alemán de Sassnitz exigiendo que paralice las obras del gasoducto y amenazando que, de lo contrario, la ciudad podría ser objeto de sanciones que llevarán a la "ruina financiera".

    En el puerto de Sassnitz se encuentra actualmente el buque ruso Akademik Cherski que va a completar la construcción del gasoducto ruso después de que la suiza Allseas, amenazada por las sanciones de EEUU, abandonara el proyecto. Recientemente, también estaba allí el buque Fortuna que puede participar en los trabajos.

    Una respuesta coordinada de la UE

    Las empresas alemanas exigieron acciones decisivas de las autoridades europeas para proteger las compañías afectadas por las sanciones de EEUU. El jefe de la Asociación Empresarial Alemana para el Este (OAOEV), Oliver Hermes, resaltó que Europa necesita "un escudo eficaz".

    "La Comisión de la UE debe repeler todos los ataques a su soberanía desde fuera y presentar rápidamente un paquete de medidas severas", declaró Hermes.

    El exministro para el Medio Ambiente Jurgen Trittin, diputado del Bundestag de los Verdes, calificó amenazas desde EEUU por el Nord Stream 2 de declaración de guerra económica.

    "La interferencia en la soberanía de Alemania y de la Unión Europea ha alcanzado un nivel de agresión sin precedentes que no debe quedar sin respuesta", opinó Trittin.

    Según el diputado alemán, las empresas involucradas en el proyecto necesitan protección frente a los "métodos del salvaje oeste que usa Washington".

    El Ministro de Asuntos Exteriores de Alemania, Heiko Maas, rechazó las amenazas de EEUU por el gasoducto que debería llevar el gas ruso a Europa Occidental. 

    "Ningún Estado tiene derecho a dictar su política energética a la UE. Y esto tampoco tendrá éxito", dijo Maas en Moscú después de reunirse con su homólogo ruso Serguéi Lavrov.  

    "Las sanciones entre socios son definitivamente el enfoque equivocado", agregó citado por el diario alemán Suddeutsche Zeitung.

    Ya era hora 

    La Unión Europea necesitaba desde hace mucho tiempo crear un mecanismo para contrarrestar las sanciones extraterritoriales de terceros países, opinó el diputado de la Duma Estatal de Rusia (Cámara baja del Parlamento), Vladímir Gutenev. 

    Según el diputado, EEUU está en contra del proyecto porque quiere imponer su gas natural licuado a los europeos. Sin embargo, Alemania y Austria apoyan el Nord Stream 2, ya que están interesados en un suministro fiable de combustible.

    A su vez, el experto industrial independiente, Leonid Jazánov, señaló que la Unión Europea podría tomar varias contramedidas en este contexto.

    "Europa puede imponer un embargo a los productos estadounidenses, al GNL, o aranceles a los autos, lo que perjudicaría a la industria automovilística de EEUU que está experimentando una grave recesión. O una prohibición de las importaciones agrícolas, como el maíz", comentó a Sputnik.
    Etiquetas:
    sanciones, Rusia, gas, UE, EEUU, gasoducto, Nord Stream 2
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook