En directo
    Economía
    URL corto
    3310
    Síguenos en

    La India es capaz de arrastrar a sus socios comerciales a un conflicto con China si revisa las vías de importación de mercancías chinas procedentes de Asia oriental y sudoriental. ¿Cómo influirá en el comercio asiático?

    A expensas del comercio exterior con los socios de Asia sudoriental  

    La India está considerando la posibilidad de imponer restricciones no arancelarias a las importaciones de productos chinos de bajo valor añadido, principalmente de Asia sudoriental. Unos funcionarios anunciaron que Nueva Delhi tiene previsto introducir restricciones cuantitativas, establecer normas estrictas para divulgar información sobre el origen de las mercancías, mejorar las normas de calidad de las importaciones y realizar más inspecciones en los puertos de entrada de cargamentos procedentes de muchos países asiáticos. 

    Se prevé que estas medidas repercutan negativamente en el comercio exterior de Malasia, Tailandia, Vietnam y Singapur, con los que la India tiene un acuerdo de libre comercio. Las medidas también pueden afectar a las vías comerciales procedentes de Corea del Sur.     

    Los mismos funcionarios señalaron que el país hindú podría incluso revisar dicho acuerdo, ya que muchos de sus socios asiáticos hacen de puente de entrada de mercancías chinas. La India se ha comprometido a garantizar que los productos tengan raíces propias en esos países. 

    Restringir estas importaciones de Asia oriental y sudoriental podría afectar principalmente a los metales no preciosos, a componentes electrónicos presentes en ordenadores portátiles y en teléfonos móviles, a muebles, artículos de cuero, juguetes, caucho, productos textiles, aparatos de aire acondicionado y televisores. 

    ¿Al borde de una guerra comercial? 

    "Los socios indios están al borde de una guerra comercial", cree Dai Yonghong, director del Instituto de Gobernanza Mundial y Diferencias Interestatales de la Universidad de Shenzhen, en China.

    "La India está monitoreando de cerca todo lo que Estados Unidos está haciendo y está armonizando sus pasos con este. La estrecha fusión de estos dos países en el marco de la Estrategia Indo-Pacífica se refleja no solo en la política militar y las cuestiones de seguridad, sino también en la diplomacia, la economía, el comercio y la inversión. Por lo tanto, es posible que pronto estalle otra guerra comercial", destacó el especialista. 

    El nacionalismo indio en la política económica tiene una larga historia y puede detonar las relaciones internacionales. Al mismo tiempo, la India se encuentra en las fases inicial y media de la industrialización, y su tarea más importante es mejorar la infraestructura y utilizar los recursos limitados para optimizar la economía nacional y el estilo de vida de las personas, y luchar contra la pandemia, opina el experto chino.

    Según el experto del Centro de Tecnologías Políticas de Rusia Nikita Máslennikov, la India está interesada en llegar a un acuerdo con sus socios, mientras que estos están esperando los resultados de las elecciones en EEUU.                              

    "Nueva Delhi es capaz de llegar a un acuerdo con sus socios. Pero puede que el tiempo no sea suficiente para lograrlo antes de que termine el año. En los países contra los que la India va a aplicar medidas antichinas, la situación económica no es en absoluto buena, incluso en Singapur. No creo que estalle ninguna nueva guerra comercial", recalcó el experto ruso. 

    Máslennikov supone que habrá intentos de negociación en el tercer trimestre del año, y será entonces cuando se aclararán muchas cosas. De momento, a todos los responsables de las decisiones económicas en los países en desarrollo les preocupa el resultado de las elecciones presidenciales en el país norteamericano. Aun así, la India y sus socios no protagonizarán ningún conflicto, predice el experto.                           

    "Los países pueden intercambiar reproches antes de las elecciones estadounidenses, después de las cuales la situación puede girar 180 grados, incluso en las relaciones sino-estadounidenses. Su conflicto puede salir de la fase aguda (...) La situación sigue siendo muy incierta, muy inestable, pero no hay demasiadas posibilidades de que se produzca una perturbación radical y una guerra comercial en Asia", agregó.

    China es el segundo socio comercial de la India. El volumen comercial entre ambas naciones en el último año fiscal fue de 87.000 millones de dólares. El déficit comercial de la India con China es de 53.570 millones de dólares, el mayor de todos sus socios comerciales.

    Etiquetas:
    guerra comercial, la India, China
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook