En directo
    Economía
    URL corto
    830910
    Síguenos en

    En el primer trimestre de 2020, la proporción de las transacciones en dólares en el comercio entre Rusia y China cayó por primera vez a menos de la mitad. Según el portal alemán Deutsche Wirtschafts Nachrichten, este cambio se debe principalmente a la guerra comercial entre Pekín y Washington, pero también a la política de desdolarización de Moscú.

    China y Rusia han asestado otro golpe a la moneda estadounidense, escribe el medio.

    En el primer trimestre de este año, el dólar continuó perdiendo espacio en las relaciones comerciales entre los dos países y se redujo por primera vez al 46% de las transacciones. El 54% restante se comercia en yuan (17%), euro (30%) y rublo (7%). Para comparar, hace cinco años, en el 2015, alrededor del 90% de los acuerdos comerciales entre Rusia y China se realizaba en dólares.

    La reducción del papel de la moneda estadounidense se debe principalmente a la guerra comercial entre Pekín y Washington, explica el artículo. Las relaciones entre ambos países se deterioraron aún más este año, después de que los políticos estadounidenses acusaran a los chinos de haber ocultado supuestamente los datos sobre la epidemia al principio de su desarrollo. 

    Por otro lado, es resultado de la política de desdolarización de Moscú, señala la publicación.

    El medio recuerda las declaraciones del ministro de Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov, quien afirmó a principios de este año que el rechazo al dólar es "una respuesta objetiva a la impredecible política económica de EEUU y al abuso por parte de Washington del papel del dólar como moneda de reserva".

    La desdolarización está en marcha también en las relaciones comerciales de Rusia con otros países, en particular los europeos. Desde 2016, Moscú ha comerciado principalmente en euros con los miembros de la UE. La proporción de esas transacciones en este momento es del 46%.

    Etiquetas:
    monedas, dólar, rechazo, desdolarización, China, Rusia, dólar
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook