En directo
    Economía
    URL corto
    Por
    160
    Síguenos en

    El sector de las energías renovables cobra nuevo vigor en los últimos tiempos, tras unos años de dificultades. En España, la compañía Solaria, especializada en energía solar, no hace más que crecer y arrojar beneficios. Se produce energía limpia y barata de un modo en el que tras la creación de un proyecto, también se procede a su explotación.

    El auge de las energías limpias en detrimento de las de origen fósil es progresivo. Las compañías eléctricas se jactan de ofertar un volumen cada vez mayor proveniente de fuentes renovables, pero hay una industria energética incipiente que trabaja exclusivamente con fuentes verdes.

    Es el caso de las empresas que apuestan por la energía solar y eólica. Si bien en España la apuesta por el sector renovable iniciada con los gobiernos socialistas de José Luis Rodríguez Zapatero se vio cercenada por los recortes aplicados por el Ejecutivo de Mariano Rajoy a partir de 2012, lo cierto es que los costes de la energía renovable se han abaratado enormemente en un momento en el que China es el líder mundial en la fabricación de paneles fotovoltaicos, las placas solares que se exponen al astro rey.

    En los primeros seis meses de 2020, en la UE el sector de las compañías de energía solar y eólica produjo más electricidad que el dedicado a los combustibles fósiles. Solo en Polonia y Alemania el carbón sigue teniendo un papel importante.

    Y España tiene mucho sol

    Las consecuencias de un cambio climático que amenaza con ser irreversible, el respeto al medioambiente y el hecho de ser un país con muchísimas horas de luz solar al año, hacen en teoría de España un lugar privilegiado para desarrollar una potente industria energética renovable, también para paliar los efectos de la crisis derivada de la pandemia.

    Las empresas del sector vuelven a cotizar al alza en todos los sentidos y, en el caso español, Solaria Energía y Medio Ambiente tal vez sea el mejor ejemplo. Creada en 2002 y en un principio dedicada a la fabricación de placas fotovoltaicas, ahora se centra en la construcción y explotación de parques solares. Pese a que su frustrado negocio en la producción de paneles solares la obligó a cerrar su fábrica en Puertollano (provincia de Ciudad Real), actualmente Solaria es una compañía que, sólo en el primer trimestre de 2020, ha puesto en funcionamiento parques solares con una potencia total de 50 megavatios (MW).

    Sus ventas se incrementaron un 20% (12,02 millones de euros) y su beneficio neto alcanzó la cifra de 7,19 millones de euros (un aumento del 39%), todo en relación con el mismo periodo del año anterior. En 2019 obtuvo unas ganancias de 23,9 millones de euros. Todos estos números contextualizan el dato de que la compañía se valore en bolsa en unos 1.600 millones de euros, cuando hace tan solo cuatro años apenas se tasaba en 83.

    Cotiza en el Mercado Continuo de la Bolsa Española desde junio de 2007, y a fecha de 31 de julio de 2020, su valor bursátil es de 12,8 euros por acción. A principios de 2020 no llegaba a 8. Solaria opera más de 360 MW en el mundo, generados en su mayor parte en plantas fotovoltaicas de España, pero también en Italia, Uruguay y Grecia. La compañía se plantea como objetivo alcanzar 3.325 MW para finales de 2023.

    Blindada frente a absorciones

    Solaria está participada en un 49,8% por DTL Corporación, SL, cuyo principal accionista (un 44,9%) es la familia Díaz-Tejeiro. De hecho, el consejero delegado de la compañía es Arturo Díaz Tejeiro y su padre Enrique, que la fundó, es el presidente.

    La financiera BlackRock y DWS Investment (la división inversora de Deutsche Bank) poseen participaciones en torno al 3%. El caso es que el negocio va en alza, atendiendo a una dinámica y una demanda, también de los Estados, que favorecen el origen verde de las fuentes de energía. Como resultado, la compañía es líder en España en el sector solar frente a las grandes compañías energéticas convencionales.

    Según la información que brinda la empresa en su página web, actúa como "matriz de varias empresas vehiculares independientes que operan a su vez y de forma independiente una planta solar con sus ingresos, gastos y deuda financiera propia".

    Costes más bajos, alto valor añadido

    Según los expertos, la buena gestión en la contratación capacita a Solaria para ofrecer un coste más bajo que el resto de la competencia por cada megavatio, de manera que los parques fotovoltaicos que desarrollan y explotan, generan una rentabilidad más elevada.

    De resultas, los analistas bursátiles no aconsejan vender sus acciones, sino mantenerlas o comprar más, dado que es un valor que todavía tiene cierto margen de crecimiento. Para Jorge Morales de Labra, director de la comercializadora de energía verde Próxima Energía, "la promoción de renovables es, sin duda, una actividad con mucho futuro. En principio está mucho más abierta que la producción convencional de energía, por lo que se espera mucha competencia".

    En España hay otras compañías de energías renovables, como Audax (con sede en Badalona) o Green Energy (una filial del grupo Acciona), pero Solaria se diferencia de ellas en que sólo aborda la energía solar; no se dedica a la eólica o a la biomasa, por ejemplo. Una vez construye un parque, no lo vende, sino que lo explota. Y vende la energía directamente sin intermediarios.

    Para Morales de Labra, también un conocido divulgador en materia energética, la clave de la rentabilidad de las empresas energéticas de fuentes renovables "vendrá determinada por su promoción y por la regulación, que también es determinante", asegura a Sputnik.

    Este experto destaca que es una industria que genera un "valor añadido eminentemente local", por lo que no tiene mucha influencia el hecho de que China acapare en estos momentos la producción mundial de placas solares. "El papel sólo supone una pequeña parte de la inversión", señala.

    Parques gigantescos

    A finales de 2019, Solaria inauguró el parque fotovoltaico más grande de toda la región de Castilla y León, un complejo con una potencia de 110 MW distribuidos en tres plantas solares situadas en las localidades de Valdelosa y Palacios del Arzobispo, en la provincia de Salamanca.

    Estas plantas conforman parte de la inversión de 800 millones de euros hasta 2022. Según la empresa, "es una de las comunidades autónomas estratégicas para el desarrollo y expansión de la compañía". Para hacerse una idea de su magnitud, la superficie total que ocupan los tres parques excede las 260 hectáreas, donde se alojan 328.050 paneles solares (más de 1.000 puestos de trabajo directos se crearon para desarrollar el proyecto).

    Es un complejo fotovoltaico que generará unos 220 GWh al año, lo cual puede satisfacer las necesidades de consumo de una población de 67.000 habitantes con energía 100% limpia y a tenor de lo dispuesto en la Directiva Europea 2009/28/CE de reducción de gases contaminantes. De otro modo, se emitirían 44.000 toneladas anuales de CO2 a la atmósfera. Otros grandes proyectos se hallan también en perspectiva.

    Etiquetas:
    sector energético, parque solar, paneles solares, energía solar, energía limpia, energía renovable
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook