En directo
    Economía
    URL corto
    0 41
    Síguenos en

    La industria eléctrica y la automotriz buscan aumentar la red de estaciones de repostaje eléctrico tanto en vías urbanas como interurbanas. De esta colaboración puede paliarse la desventaja de quien apuesta por este tipo de vehículos: la escasez de puntos para recargar sus baterías una vez se agotan.

    Con una autonomía todavía limitada en torno a los 300 km y en ningún caso superior a 500, el coche eléctrico tiene fácil moverse en ciudad y cargar sus baterías en los diversos puntos habilitados a tal fin. Pero la situación es muy distinta en carretera, donde escasean.

    Por este motivo, la compañía energética española con sede en Bilbao, Iberdrola, y las compañías SEAT y Volskwagen Group España han llegado a un acuerdo para incentivar el uso del coche eléctrico y la movilidad verde. El compromiso incluye un plan para instalar puntos de recarga ultrarrápida, superrápida y rápida tanto en la red nacional de carreteras como en los concesionarios de la española SEAT y de las marcas que operan dentro del grupo automovilístico alemán Volskwagen Group.

    Ya en marzo, Iberdrola anunció su intención de crear 150.000 puntos de recarga a lo largo de cinco años. La primera muestra de la colaboración entre estas empresas ha fructificado en la forma de 140 enchufes para vehículos eléctricos en las instalaciones de SEAT en Martorell, de uso tanto privado como público.

    Los navegadores avisarán de su ubicación

    Bajo esta colaboración está previsto también desarrollar la integración de la infraestructura de recarga de Iberdrola en los navegadores de serie de los automóviles eléctricos, de manera que los conductores de este tipo de vehículos puedan localizar con prontitud los puntos de recarga más cercanos.

    Según un comunicado emitido conjuntamente por SEAT y el Grupo Volkswagen, "es fundamental establecer un servicio integral de infraestructura de recarga en toda Europa. España tiene un papel clave en este sentido". Iberdrola produce cada vez más electricidad procedente de fuentes de energía renovables, por lo que cabe inferir que sus deseos de crear 150.000 puntos de recarga en viviendas, empresas y vía pública (tanto urbana como interurbana) han encontrado en SEAT y Volkswagen un buen apoyo para electrificar las carreteras.

    Se trata de facilitar los desplazamientos en largas distancias en autovías y carreteras, asegurando el acceso al repostaje eléctrico con estaciones ultrarrápidas (350 kW) cada 200 kilómetros, superrápidas (150 kW) cada 100 km, y rápidas (50 kW, cada 50).

    El objetivo en cifras

    En el haber de Iberdrola figuran ya más de 5.500 estaciones de recarga repartidas por toda la geografía española. De esta cantidad, 600 operan en carreteras y autovías abasteciendo de energía limpia. Según la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (ANFAC), actualmente en España hay 7.607 de estos puntos, una cifra aún insuficiente.

    El Gobierno español se plantea como objetivo llegar a unos 50.000 antes de fines de 2023. Se trata del denominado Plan Moves II para la instalación de puntos de recarga, dedicado a impulsar una conducción más sostenible y mediante el cual el Estado también concede ayudas de hasta 5.500 euros a quien adquiere un vehículo eléctrico.

    Otras compañías eléctricas también instalan puntos de recarga. Como Endesa y Repsol, que cuentan con 2.000 (cifra proyectada para finales de año) y 1.700, respectivamente, si bien en el caso de la petrolera solo 230 son de uso público. Por otra parte, SEAT continúa avanzando en la fabricación de autos 100% eléctricos, como atestigua el próximo lanzamiento del CUPRA el-Born, previsto para 2021, y que promete hasta 500 km de autonomía. La compañía española ha planeado invertir 5.000 millones de euros hasta 2025 con objeto de desarrollar nuevos proyectos en este ámbito, que se fabricarán en su planta barcelonesa de Martorell.

    Por lo que respecta a las marcas englobadas en el Grupo Volskwagen, la inmersión en la tecnología eléctrica es total, habida cuenta de los modelos Volkswagen e-Up!, ID-3 y e-Golf, el Audi e-tron o el Škoda CITIGOe iV, entre otros. En el próximo año y medio el grupo añadirá ocho vehículos eléctricos más y otros cuatro híbridos enchufables.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook