En directo
    Economía
    URL corto
    0 20
    Síguenos en

    El Gobierno de la India está retirando del mercado sus bonos a 10 años al pasar dos meses tras su emisión. Con ayuda de esta medida las autoridades del país asiático buscan a poner en circulación los nuevos títulos de deuda. Su puesta en circulación le debería ayudar a recaudar los fondos necesarios para afrontar la pandemia.

    Mientras tanto los bonos emitidos anteriormente ni siquiera han tenido la oportunidad de convertirse en un activo totalmente líquido antes de ser archivados. Y el principal culpable de este fenómeno es el plan de financiación de gran tamaño trazado por el Gobierno, escribe Bloomberg.

    Las autoridades planean vender bonos por un valor récord de 12 billones de rupias (160.600 millones de dólares) en este año fiscal para poder financiar el enorme déficit provocado por el cierre económico que duró meses.

    "Anteriormente el nuevo bono [a 10 años] solía emitirse solo una vez al año, ahora, teniendo en cuenta el enorme volumen de préstamos, podemos esperar que se emita cada trimestre", pronosticó Naveen Singh, uno de los directivos de la empresa ICICI Securities Primary Dealership en Bombay. 

    En el pasado el Banco de Reserva de la India tendió a emitir un nuevo billete del bono a 10 años tras haber recaudado alrededor de un billón de rupias (13.386 millones de dólares) en el marco de un año. Esta vez, está emitiendo un nuevo bono tras haber recaudado esa cantidad en menos de tres meses.

    Eso hará que este instrumento financiero pierda su valor, según el experto.

    Como consecuencia de estos tejemanejes, el bono a 10 años puede perder una parte de su prima. El spread  — la diferencia entre el precio de dos activos—  entre el bono viejo y el nuevo puede reducirse a 7 y 8 puntos básicos desde 20 puntos que había antes entre ellos mientras que estos títulos de deuda pierdan su atractivo, advirtió Naveen Singh.

    Desde comienzos de mayo, la mayor parte de los préstamos se han tomado precisamente en este segmento. Esto ocurrió debido a la popularidad de los bonos entre los inversores, considerado como un activo muy líquido. Es decir, capaz de venderse muy rápido a un precio cercano al del mercado.

    El rendimiento de los bonos a 10 años de la India cayó un punto básico hasta situarse el 29 de julio en el 5,84%. Un día antes subió al 5,88% —el nivel más alto desde el 1 de julio—, después de que el Banco Central del país anunciase que vendería nueva deuda a 10 años.

    Etiquetas:
    la India
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook